Que no es lo mismo pero es igual...

Desde muy temprano la realidad política,social y económica ha venido configurando una crisis de hegemonía, una crisis de representaciones constituidas en los tres ámbitos señalados. Por lo tanto, no es nueva la crisis, es simplemente la prolongación de la misma con su agregado coyuntural ante un modelo estructural que data de principios del siglo pasado y que hoy, cabalgamos sobre el mismo.

Han fracasado la receta del estatismo capitalista como el liberalismo-neoliberalismo conservador capitalista. Ambos, cobijados por el rentismo petrolero de un modelo estructural de capitalismo de Estado, del Estado burgués. La democracia populista del pasado cuartorepublicano,hoy versión de la derecha venezolana expresada en la MUD y en los extremistas de la ultraderecha (Voluntad Popular, Corina Machado, Sigala y otros tantos..) junto a un emergente al turno, a la espera...Lorenzo Polar. Ha fracaso por la izquierda, el bolivarianismo burocrático populista apegado al Estado rentista petrolero hoy en crisis por la crisis geopolítica mundial. Para sobrevivir hegemónicamente se apela al olvido y la desmemoria como táctica y estrategia de confusión para preservar o conquistar el Poder. Está por verificarse y corroborar si hay sujeto-pueblo constituido para que la historia no se repita y suceda como tragedia y farsa por ahora, a través de la ilusión de armonía que ofrece la opción delegativa electoral. Lo demás son puras elucubraciones subjetivas, muchas ellas, colmadas de deseos. Pero, como dice una buena conseja, con sentimientos poco se llega lejos más si trata de la voluntad de Poder-saber. No obstante, para beneficio de las dudas y las certezas, digo...Por Ahora!!!

Cuando dejo abierta la esperanza la misma descansa en "La Bicha". Ella es un estorbo para quienes no entienden que no se trata de representar al Pueblo sino depositar en èl, Poder Popular. Y mas aun estorba para quienes cínicamente la invocan ya habiéndola pisoteado y lanzado al basurero..Es más, "La Bicha" espanta si el Pueblo la porta como arma de guerra. Si estamos en guerra, rodilla en tierra como lo aconsejó El Comandante.

Es imperativo recordar y enseñar la historia cualitativa de Venezuela desde 1920 hasta 1992, que nos aporta luces acerca de la composición y caracterización de los diferentes sectores, vinculándolos con los cambios en la renta petrolera y en la configuración socio-política del Estado. La distribución de la renta petrolera fue determinada por la estructura social-polìtica, favoreciendo al capital comercial-bancario tradicional en relación con la llamada clase política de funcionarios del Estado, y usó los mètodos de la sobrevaluaciòn, de los créditos generosos a empresarios (Cisneros,Zuloaga,Vollmer,Mendoza&Polar,Fedecàmaras..etc..), y de la corrupción política de turno. La ideología recurrente era la de "sembrar el petróleo". Una metáfora que sirvió como espectáculo y entretenimiento.

La reducción de la renta por vía del petróleo y el endeudamiento externo junto a la pérdida de la capacidad orientadora del Estado desde los años 80, han debilitado el desarrollo industrial autosostenido y sustentable condenándonos hoy a un cuadro sin perspectivas positivas.

Siendo así, y entendiendo y asumiendo la corresponsabilidad, hay que considerar las propuestas de quien asumió once años de gobierno bolivariano, como lo fue el profesor Jorge Giordani.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1174 veces.



Luís Palencia


Visite el perfil de Luís Palencia para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Luís Palencia

Luís Palencia

Más artículos de este autor