Chávez Vive, La Patria Sigue …y el 8D estará de nuevo con nosotros

La Guillotina al Ruedo…

Señores Chávez Vive y estará con nosotros pronto, aunque para muchos ya está entre nosotros, sin embargo antes de detallar esta aseveración es necesario mostrar cómo fue que se hizo eterno y en ese sentido debemos comenzar con aquel 04 de Febrero de 1992…su primera aparición; por ahora los objetivos no fueron alcanzados, allí marco su primer impacto en toda la Patria Bolivariana, de hecho dijimos, los afligidos; por fin llegaste, sabíamos que llegarías, 30 segundos más tarde aquel breve líder se esfumó y fue a la cárcel por varios años, y así, año a año el huracán Bolivariano iba creciendo, cada vez más la idea de la constituyente entusiasmaba, ya su nombre estaba de boca en boca y se hacía avasallante, ya aquel por ahora tenias vestigios de que seria para siempre…y corroborando lo que se presentía, llegó de manera contundente un diciembre de 1998, que pudo haber provocado en nosotros que lo vimos ese 4F como una esperanza, como un celaje prometedor, decir esa frase que años más tarde se haría muy popular; volvió, volvió…si volvió el emboinado ahora era Presidente.

La historia de Chávez fue como un rayo que iluminó el rostro sudoroso de los desposeídos y en poco tiempo ya había mucho que contar de él, transformó el país, nos dio una nueva constitución y generó una convulsión política en Venezuela que golpeo por primera vez a quien solía golpear al soberano impunemente. Nos enseño el camino de lo posible, el pueblo decía entonces yo puedo vivir dignamente, es posible ser feliz, yo puedo leer, estudiar, yo puedo era un sentir nacional…sin embargo así como avanzaba lo atacaban, esa clase capitalista puntofijista no podía ver dichoso al pueblo, a los olvidados estar en la primera fila del reconocimiento, a los desahuciados por los adecos y copeyanos vibrar de vida y menos que un hombre humilde, zambo, pelo pegao, se diera el tupé de desmontar el aparato burgués, de patear a los poderosos, que les hablará a la cara desnudándolos hasta mostrar su nauseabundo rostro, y tampoco le perdonaban que en el lugar privilegiado solo apartado para la oligarquía estuviese el pueblo mismo, es por eso que un 11 de abril del año 2002 el Barines fue depuesto, fue secuestrado, incluso con orden de matarlo aunque para esa medida faltaron bolas para ejecutar a quien ya se perfilaba como el líder supremo, sin embargo, por la forma como se dieron las cosas, por las imágenes que presentaban yacía en la mente de muchos el fin del sueño Bolivariano, aquel proyecto hermoso parecía truncado, la patria se ahogaba de nuevo cuando derrocaban a Hugo Chávez y en su lugar de manera vil ponían a un oligarca, si, la burguesía se acomodaba, y luego de escuchar aquel fascista tirar a la basura sin contemplación y sin vacilaciones los logros de la revolución, uno a uno, aquella derecha una vez más mostraba el odio que tenia por el pueblo llano, cualquiera pensó que sin duda aquello ya era una realidad, era el fin del arañero, quedábamos huérfanos, con un dolor en el costillar, pero no fue así, aquello duró solo 47 horas, ya que aquella impotencia de vernos mancillados por los mismos que en 40 años nos humillaron, se transformó en ira y cual rio crecido arrasó con la gusanera, y los vimos correr, esconderse…y fue tanto el retumbar del pueblo que lo trajo de nuevo, escuchándose por primera vez en un coro nacional e impresionante aquello que decía volvió, volvió, volvió, volvió, volvió, volvió y el hombre beso su Cristo y llamó a la paz…sin duda ya el Comandante nos fue convenciendo de su invencible lucha, además de hacernos sentir que jamás podrían con él, aptitud que nos daba una tranquilidad extraña y desconocida sobre todo para el humilde, para el apartado, para el pisoteado pues el hecho de que fuese indetenible su liderazgo garantizaba también la presencia del pueblo, en un gobierno popular que lo incluía de manera protagónica, hecho sin precedentes para todos los venezolanos.

Chávez volvió y siguió la revolución más estos sanguinarios, inhumanos y pícaros no bajaron la guardia y después de seguir con guarimbas empresariales y acabar con la paz en el país, buscaron salir del gran líder a través de un referéndum. Tenían la patria de cuadritos, vuelta un caos que parecía que aquella medida electoral tendrían cabida en el pueblo aturdido por tanto desconcierto, pero no, no fue así, el pueblo saco la casta de nuevo y le dijo al Comandante usted no se va, y comenzó a sonar algo estruendoso para los oídos de la derecha y que hoy tiene mucha vigencia que aunque no decía volvió, volvió decía Uh Ah Chávez No Se Va¡¡¡ y aparecieron los florentinos y ya se ubicó a los enemigos de la patria como diablos, con aquella célebre pieza del llano venezolano Florentino y el Diablo. Aquí el Barines nos dijo con toda firmeza, estoy aquí para vencer, si ustedes jamás me fallan yo jamás les fallare y sentimos en lo más hondo de nuestro espíritu que a Chávez jamás lo doblegaran, nunca podrán con él, es invencible.

Llego el año del 2006 y Chávez estaba sobrado, sonaba aquello de nuevo Uh Ah Chávez No Se Va¡¡¡ y no se fue y no se irá nunca, así lo sintió el pueblo, que sentía además la más grande felicidad jamás concebida en época alguna, había un líder que le daría a su pueblo la mayor suma de felicidad posible eternamente, ese era Hugo Chávez…la dicha transito ampliamente con algunos altos y bajos, sin duda que la derrota había desaparecido del léxico del soberano, había conciencia por montón que garantizaba el triunfo siempre.

Pero un día aciago a mediados del 2011, Chávez sorprende al país y nos arrebata la risa, y nos quita hasta el color de la piel cuando nos dice; tengo cáncer¡ santo dios fue una noticia de mucho impacto en todos los venezolanos, pero nosotros que ya conocíamos al máximo líder, nos dijimos ¿y qué es eso para Chávez?, nuestro guía domina esa enfermedad, es invencible, nadie podrá con él y luego de someterse a operaciones, quimioterapias, radio terapias, un 11 de junio del año 2012, el arañero, el barines, el hombre tocado por dios, el máximo líder, se presentó ante el CNE y se inscribió a la reelección y se lanzó aquel memorable discurso de los 5 objetivos históricos y nos explico el Plan de la Patria, y superó la hora en su intervención cuando la derecha esperaba solo minutos por su supuesto estado de salud débil, pero no, ningún débil aquel líder se comportó y nos hizo decir de nuevo; volvió, volvió, volvió, volvió, y también se escucho en el seno del pueblo decir; te lo dije¡¡¡ Chávez es invencible, nunca podrán con él, nunca jamás.

Se acercaba la confrontación electoral del estribo y sin duda hay algo que resaltar de aquel inolvidable 04 de octubre del 2012, su último gran discurso, en su última gran campaña. Ese día pasó algo sublime y definitorio; Chávez venia de una lucha férrea contra un cáncer que parecía vencido aunque para muchos sus secuelas podrían estar aun presentes mas llovía copiosamente, existía la tensión en todos los que allí estábamos, ¿será que Chávez sale en plena lluvia?, esa duda también paso por la cabeza del gran líder que dándole rienda suelta a mi imaginación, supongo que él se tomo unos segundo para sí para valorar el momento que vivía, pensó en sus viejos, su madre y su padre, y se pregunto ¿Cómo les iría sin mi? seguro van a sufrir mucho… es que, esa lluvia me puede matar, yo estoy aun débil, mis pulmones han sufrido grandemente, y mis hijos? Dios que hago? Ellos están allí y aun me necesitan, mis nietos, oh mis nietos, mis hermanos, mis amigos, ya yo he dado todo por mi país y estoy seguro que mi pueblo me entenderá si me cuido y no salgo con esa lluvia, y me voy con mi familia…entonces Chávez se habló a sus adentros, se buscó en los más hondo de su humanidad y allí encontró la respuesta y se dijo; no puedo fallarle a mi pueblo¡¡¡ Oh dios que dilema, mi sangre y mi pueblo, mi gente que me vio nacer, crecer y mi pueblo que me dio la vida, en ese momento Chávez echo una mirada a ese pueblo agolpado mojándose en espera de él, y vio en sus ojos vidriosos quizás por la lluvia o tal vez por el sentimiento que cobijaba todo el acto y expreso en silencio; mi familia me entenderá pero yo me debo a mi pueblo, ya yo no soy yo y salió con firmeza, con decisión a sabiendas que se jugaba la vida, y meditaba…por este pueblo bien vale la pena y surgió su gran sentimiento patrio, y habló con el alma, con el corazón en la mano y el pueblo allí apostado sintió en su pecho el gran amor que Chávez le profesaba. Para muchos, ese día, Chávez marco su existencia, pasándole su respirar a toda Venezuela.

Amaneció el 07 de octubre, con mucha expectativa, en el seno del pueblo reinaba la calma aunque jamás hubo triunfalismo, la formula era que a mayor votación mayor cantidad de votos sacarían el invencible candidato del pueblo y así fue, extraordinaria votación y contundente triunfo que volvimos a escuchar aquello que decía Uh Ah Chávez No Se Va¡¡¡ no se va jamás, el pueblo muy feliz, decía que grande es Chávez, con él al frente nada nos faltará. Y así se acercaba una nueva jornada electoral en la cual se vislumbraba un arrase nacional por parte de los sectores revolucionarios, estimaciones que se cumplieron cabalmente.

Pero un 08 de diciembre del año 2012, después de las 10 de la noche irrumpe el Gran Líder, esta vez para decirnos que el cáncer persistía, que debía someterse a una nueva intervención y que en caso de que él no saliera airoso de aquella intervención eligiéramos a Nicolás Maduro y con una fortaleza incuestionable y admirable, nos habló de la patria, jamás de su vida o mejor de la poca vida que le quedaba demostrándonos que su vida era la patria y que hasta su ultimo respirar era para su país…no obstante unos bichos con uñas, alcanzaron a decir esa es otra estrategia para ganarnos las elecciones pautadas para el 16 de ese mismo mes, mas su pueblo, si sintió un profundo pesar, lloró e imploró a dios por su salvación, mas como conocedor de su estirpe y de su espíritu indomable e invencible, creía fielmente en su recuperación y sentía en sus adentros que seria así, Chávez no morirá, no señor, ya él ha dominado todas las vicisitudes de la vida, nunca claudicará, por otro lado la oposición frotaba sus manos, rogando por la muerte del líder pensando que por fin lograrían vencer al arañero, no podrá y hasta aquí llegará, eso decían.

Transitaron los meses, la lucha era sin cuartel, el País se sostenía por el chavismo que imperaba en la patria que legó aquel valiente hombre, la esperanza reinaba. Llegan unas fotos del comandante con sus hijas luego de meses de no saber de él para llenar de sosiego a su país, hasta ese momento lo que se sabía era por el parte médico que día a día nos daba Ernesto Villegas, Ministro para entonces de Comunicación, hasta que un día, una madrugada de aquel 18 de febrero de ese mismo año Chávez volvió, y aunque sonó entre cortado y lento se escuchó de nuevo en la voz de ese pueblo noble; volvió, volvió, volvió, volvió, volvió, volvió.

En el pueblo jamás existió la opción de perder a Chávez, sin embargo a las 4:25 de la tarde de aquel 05 de marzo, en palabras del entonces Presidente encargado Nicolás Maduro escuchamos la increíble, inaceptable y terrible noticia; Chávez Murió… DIOS¡¡¡ que dolor, que frustración, era el llanto que nos abrumaba, nos pasaba por la cabeza como una película toda su historia pero también todo lo que luchamos con él, y todo lo que hemos logrado y todo lo que estará ahora en riesgo, no había tiempo de llorar, Chávez nos hizo invencibles como él, nos hizo de hierro y así nos comportamos, por un lado secábamos nuestras lagrimas y por otro lado tomábamos el fusil de la democracia y así llegamos al 14 de abril aun con el corazón en la mano para cumplirle al ya Comandante Supremo y así mantener la patria que él nos dejó.

No obstante la derecha y el imperio piensan que finalmente salió de Chávez, que por fin lo derrotaron, que muerto el líder se acabo la revolución, eso lo aseguran estos sátrapas, es por eso que juegan a borrar su memoria pues la única forma de que Chávez muera es cuando su pueblo lo olvide y deje caer su lucha, solo así fallecerá. Mas ignoran al soberano, lo subestiman, y olvidan que ese pueblo si conoció al arañero y entendió que él jamás caerá y eso es lo que va a pasar el próximo 8D, se escuchara de nuevo la frase que lo identificaba volvió, volvió, volvió, volvió, volvió, volvió porque él volverá hecho pueblo, en cada uno de nosotros, se sentirá el latir de su corazón en tu pecho y el mío, se escuchará de nuevo en las voces de los que creímos que él nunca se fue pues vive en nuestro día a día aquello que decía Uh Ah Chávez No Se Va, porque él jamás se irá, y volverá cada vez que el pueblo defienda a su patria, allí estará Chávez carajo diciéndoles a esos gusanos, he vuelto hecho millones.

Por tanto vamos a su encuentro, cuando el 8D baje de los cielos, para depositarse en su pueblo, como lluvia volverá, como brisa se hará presente, como multitudes lo veremos llegar, pero Chávez jamás se irá, con el nunca podrán, Chávez es invencible y su pueblo lo va a demostrar el día de el amor y la lealtad, el día de la unidad, de la lucha, de la batalla y de la victoria, se hará visible para defender su patria, la que él nos dejó y cuando llenos de su espíritu demostremos de que estamos hechos, cantaremos con él patria querida, tuya es mi vida, tuyo es mi amor…así como nos dijo Ali, vámonos pà allá, vamos pà su encuentro. El 8D gana Chávez y él para lo que gozaron su muerte y brindaron por su siembra, les trae amor y los perdonará, después de ese gran día, del regreso del líder, no quedará vestigios de odio y reinara la paz.

Tu lo volverás a ver, lo sentirás, lo tendrás presente como él te tiene a ti y a los tuyos, y aunque parezca irracional debo reafirmar que Chávez el 8D, se levantará entre los muertos, porque él no está muerto, mientras haya pueblo, Chávez vivirá y es por eso que va a retoñar en ti y en mi y lo podrás percibir, y será para siempre en cada pueblo que despierte, en cada niño o niña cuando sea un ser de provecho, en cada abuelo dignificado, en cada acción justa lo veras porque el renacerá en nuestros espíritus, así que vamos pueblo unido a expresar al unisonó con su voz fuerte; tú también eres Chávez y el 8D seremos Chávez…y al verlo al rostro le diremos; Comandante Independencia y Patria Socialista…Vivirás, Viviremos y Venceremos.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1590 veces.



Andrik Cordero


Visite el perfil de Andrik Cordero para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Andrik Cordero

Andrik Cordero

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /actualidad/a178301.htmlCd0NV CAC = Y co = US