8D victoria popular

Lo que más va a pesar en estas elecciones municipales que tendrán lugar el próximo 8 de diciembre es el error garrafal que ha cometido la alta dirigencia opositora al subestimar la firmeza y capacidad de mando del camarada Presidente Maduro. Apostaron a tumbarlo con la descomunal escalada de precios en áreas controladas totalmente por la oligarquía como son la de electrodomésticos, línea blanca, repuestos, electrónica, herramientas y autopartes, así como vehículos, alquileres y alimentos entre otros, por eso Capriles, López y Machado hablan tanto del absurdo de cambiar al gobierno nacional, salir de Nicolás Maduro en unas elecciones donde el pueblo solo elegirá Concejales y Alcaldes.

Su apuesta de alto riesgo fue muy lineal pues en nuestra historia republicana ningún Presidente había podido detener la voracidad especulativa de la oligarquía venezolana, el único que se atrevió a bajar algo fue Rómulo Betancourt, pero no fueron precisamente los precios de los productos o alimentos los que bajó este adeco brutalmente represivo, ni las ganancias de la burguesía criolla, lo que bajó fueron los salarios de los pendejos, de los trabajadores para hacerle más rentable el negocio a las trasnacionales petroleras. Ni el gigante de Hugo Chávez, a pesar de implementar el control cambiario y la Superintendencia de precios, había podido con esta tendencia especulativa tan arraigada en nuestro país. El trio diabólico, en perfecta sintonía con el imperio, jugó a la misma estrategia imperial que derrocó a Allende, la escasez de productos de la dieta básica, papel y leche entre otros, la hiperinflación y las convocatorias a paros y protestas. Que coincidencias! Todas estas actividades desestabilizadoras las ha intentado la oposición pero sólo les iba bien con la escasez y la inflación porque los llamados a protestas no movilizaron a nadie. Por eso salieron a defender a comerciantes como los de Daka o EPA que tuvieron que rebajar los precios hasta un 70%, defendieron a ladrones que especulaban trayendo productos a dólar preferencial a 6,30 Bs, fijando precios con hasta un 1000% de ganancia al vender los productos con referencia a un dólar especulativo 10 y 12 veces más caro que el oficial.

Pero les salió el tiro por la culata, se volvieron a equivocar, por primera vez en la historia republicana de nuestro país un Presidente da un parado a esta escalada especulativa y usurera de una minoría que poco le importaba saquear y desplumar las utilidades de la clase media y de los trabajadores de nuestro país; aplicando un simple proceso de fiscalización a la entrega de divisas y a los márgenes de ganancias quedó en evidencia que se trataba de ganancias groseras, usureras y especulativas que en ninguna parte del mundo serian aceptadas.

Al pueblo chavista y revolucionario no le queda ninguna duda sobre el firme propósito del gobierno de defender los intereses del pueblo, de los trabajadores y de la clase media, por eso les propinará una contundente derrota a esta derecha que defiende a los especuladores y a los usureros. Solo el Pueblo salva al Pueblo!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1314 veces.



Willian Rodríguez


Visite el perfil de Li Min Wu Rodríguez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas