¡Compatriotas! El golpe en el umbral

A quien o que más estamos esperando para actuar, todas las acciones e indicios ocurridos y por ocurrir ya están identificados, además de las declaraciones de sus voceros nos anuncian tempestad, desde afuera y desde dentro, nos atacan sin piedad, matan virtualmente a oficiales del ejército, como globo de ensayo, eso ya lo vivimos en Chile y además, materializan acciones fascistas para intimidar a quien les viene en gana, lo hicieron con Eduardo Samán y con dirigentes del PSUV, en Anzoátegui nos asesinaron a un camarada y desde el 15 de abril no han cesado, en la actualidad su voraz apetito, es por la renta petrolera, no tiene límites, se han robado más de 30.000 mil millones de dólares, Ya Basta, nos están saqueando, ACTUEMOS, el Fascismo y la Traición, está presente, solo que algunos escondido en las sombras, otros a plena intemperie y no los apresamos, que nos está pasando, Julio Borges, la Corina, Antonio Ledezma y Leopoldo López, lo hacen a plena luz del día y no pasa nada, camarada Maduro, póngale los ganchos y más nada y se parará automáticamente la conspiración, el desabastecimiento y el robo de dólares, ellos nacieron para robar, son su razón de existir.

En las emisoras donde pueden expresarse las ideas y las denuncias de un golpe en pleno desarrollo y con un gobierno del pueblo, nuestros voceros y paladines de la revolución los tenemos como CLANDESTINOS, hemos retomado nuestras ondas FM para salir al aire, porque los medios masivos y en horarios estelares, los tienen otras y otros voceros que solo se preocupan del desabastecimiento y no de las raíces del mismo, es decir hablan de las consecuencias y no de las causas y lo que es peor, siguen apostando al diálogo, señores ya no hay que hablar más de diálogos, las cartas están sobre la mesa, ellos los apátridas por un golpe y nosotros por la revolución, ellos por la renta petrolera, nosotros por la redistribución del ingreso petrolero para el pueblo y su desarrollo y sus armas más efectivas han sido el desabastecimiento, el arma nuestra debe ser la conciencia y la toma del poder absoluto.

Ya por ahí, apareció el Manifiesto de los Barrios, hago una petición formal a los Camaradas de HORROR A LA OLIGARQUÍA, programa de lunes a viernes de 7 AM a 8 AM transmitido por Makunaima Kariña 104.9 FM y toda la red de emisoras de PDVSA, Radio Rebelde de Catia, que retransmiten simultáneamente, esa son las radios del Pueblo, con Toby Valderrama, Antonio Aponte y toda su tropa de camaradas y por esta misma emisora también de lunes a viernes de 6 pm a 7 pm, Conciencia del Sur, en esta misma radio están Trinchera de Rosa, todos ellos, extraordinarios programas para la toma de conciencia, donde nos alertan de los momentos difíciles que se avecinan y para los cuales debemos estar preparados y enfrentarlos con la contundencia que amerita, en esa misma trinchera, están Mario Silva y Ricardo Durán, con el Nido del Cuco y bueno, como para no cambiar ese dial durante las 24 horas.

Bien Camaradas, este próximo 08 de diciembre o quizás antes, debemos dar nuestro Golpe de Timón, hace un año exactamente el 20 de octubre del 2012, nuestro Comandante Eterno, nos alertó, hoy aunque un poco retrasado no debemos dilatarnos más y actuemos tomando la ofensiva, si ellos se nos adelantan, (me refiero a fuerzas foráneas) no tendrán piedad, son verdugos y mercenarios por naturaleza, porque los apátridas criollos, esperan lo hagan los enviados y pagados por el imperio, porque estos lacayos de aquí, son COBARDES.

Un llamado a los Colectivos, las organizaciones sociales, los partidos de la revolución, a los obreros, campesinos, las mujeres, los estudiantes a todas y todos, en Pie de Lucha, no hay tiempo para el reposo.

Patria Socialista o Nada

VENCEREMOS





Esta nota ha sido leída aproximadamente 1414 veces.



Pedro Marillán Sánchez

Comunicador Social Alternativo

 pedromarillan41@gmail.com      @psmarillan

Visite el perfil de Pedro Marillán Sánchez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Pedro Marillán Sánchez

Pedro Marillán Sánchez

Más artículos de este autor