Ideas para la producción y distribución de alimentos

Recibo con entusiasmo la información que ofrece el Ministro del Poder Popular para la Agricultura y Tierras Yvan Gil, cuyo titular en la prensa decía: Venezuela incrementa en 30% producción de maíz blanco.

Más adelante leemos el resto de los datos que informaba el Ministro: para maíz amarillo el incremento es de entre 15 y 20%. Con el arroz se estima una cosecha de 111 mil hectáreas, para 550 mil toneladas, con eso “nos faltaría un 10% para lograr el abastecimiento del consumo nacional”. Las 221 mil toneladas de papas a ser cosechadas en el estado Mérida, “en el año 2013 no vamos a importar ni un kilo de papa para el consumo nacional”.

Pero la desilusión me llegó de inmediato con otra noticia: Gobierno Bolivariano inspecciona importación de 66 mil toneladas de trigo y maíz blanco, la noticia la daba el el ministro del Poder Popular para Transporte Terrestre, Haiman El Troudi.

Estas contradicciones en la información confunden. Creo que lo importante no es la noticia ya que por años hemos estado recibiéndola en los mismos términos. También opino que el Ministro Gil dio una información de buena fe, sin intenciones de engañar a nadie.

Las dificultades en el sector de productos agropecuarios es un problema que hemos heredado del capitalismo y que aun no hemos logrado superar por que todavía estamos utilizando muchos de los esquemas del capitalismo.

Quizás algunas de las líneas de las Asociaciones Cooperativas podrían servir para superar los déficits que se presentan en la producción de alimentos.

No afirmo que todos los criterios del cooperativismo sean malos. El Presidente Hugo Chávez comenzó a apoyarlas poderosamente para que los pequeños productores del campo se agruparan y mejoraran su capacidad de trabajo, y por supuesto, su producción, su calidad de vida y sus ingresos económicos; algunos terratenientes y latifundistas al darse cuenta de las bondades del sistema, también crearon empresas cooperativas con miembros de su familia y amigos, y así se desvirtuó el brillante oportunidad de progresar en el campo a través del cooperativismo.

Algunas de las opciones que se propondrían para mejorar la producción agropecuaria podrían ser revisar la legislación que reglamenta el cooperativismo.

Otra proposición sería designar un Coordinador responsable de cada rublo alimenticio. Así tendríamos un Coordinador responsable por el arroz, uno por la caraota, uno por la carne, etc.

Cada delegado tendría un pequeño equipo de trabajo, y se ocuparía del cumplimiento de las metas de producción por cada rublo, y tendría la obligación de facilitar y gestionar a los productores lo necesario para sus labores, tales como equipos, asesoramiento, créditos, etc.; y también de la distribución de la producción, precio de los productos, y mecanismos para evitar la especulación y el contrabando de extracción.

Estos Coordinadores presentarían cuenta de sus logros a alguna dependencia del alto gobierno, que podría ser hasta la presidencia de la república. Se me ocurre que podría ser al mismo Ministro del Poder Popular para la Agricultura y Tierras Yvan Gil, o al Ministro del Poder Popular del Despacho de la Presidencia Wilmer Barrientos Fernández.

En consideración a la importancia para el país la materia de producción de alimentos, se recomienda que estos Coordinadores sean personas de alto nivel gerencial, que deberían ser especialistas en ese ramo alimentico o también, en atención de lo estratégico para el país, podría ser un General de nuestras fuerzas armadas.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3040 veces.



Pedro Quintero Gamboa


Visite el perfil de Pedro Quintero Gamboa para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Pedro Quintero Gamboa

Pedro Quintero Gamboa

Más artículos de este autor


Notas relacionadas


US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a174391.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO