¡Trabajadores!, el socialismo verdadero, está en la conciencia y en la toma del poder

¿De verdad estamos siendo un gobierno de los trabajadores y para los trabajadores y dirigido por trabajadores? me parece prudente hacernos esta pregunta cuando vemos que los consejos de trabajadores de las diferentes industrias de propiedad social, no están representadas por sus delegados en las esferas del gobierno ni de sus estados y mucho menos en el gobierno central y más bien, seguimos observando a los ministros,(as) u otros representantes del gobierno, estableciendo los lineamientos con respecto a su desarrollo y producción de cada una de estas industrias que supuestamente están dirigidas y administradas por sus trabajadores, los hechos de corrupción que han sido descubiertos por los aparatos de inteligencia del estado nos parece una acción muy positiva, solo que seguimos esperando igual tratamiento para los de cuello blanco y que precisamente no son rojo rojito, éstos delitos cometidos por funcionarios en los cuales el estado creyó en ellos, con absoluta seguridad, que un servicio de contraloría permanente por parte de trabajadores o (as) no hubiesen ocurrido con la frecuencia despiadada que han estado asaltando a la economía de la nación

Ante esta interrogante que vemos a diario, también nos hacemos otra pregunta: ¿se ha unido la clase trabajadora venezolana, en sus diferentes segmentos de producción, para llevar a cabo acciones que demuestren su fuerza organizativa tanto a nivel nacional como internacional?, es necesario plantearnos como trabajadores otras metas, la unidad es básica, pero a la vez debemos establecer férreos nexos a nivel internacional, porque fraccionados jamás se obtendrán las conquistas que están planteadas en un gobierno socialista o en vías de serlo, una de ellas, es el aumento de la producción en todas sus áreas, la agrícola, pecuaria, pesquera, metalúrgica e industrial y de elaboración de alimentos para el consumo nacional y generar excedentes para su exportación. Aquí nos hacemos una siguiente pregunta, ¿es que alguien se opone, que los trabajadores asuman de verdad su rol de gobernar sus industrias, el campo, la ganadería etc. etc.?, ¿o seguiremos pensando que aún no es el momento o que no están dada las condiciones para hacerlo?

La Toma del Poder

La historia de la revolución rusa, liderada por Trotsky y Lenin en 1917, fue capaz de instaurar un régimen en el que, millones de hombres y mujeres derrocaron democráticamente a sus explotadores, tomaron el destino en sus propias manos y emprendieron la tarea de transformar la sociedad, demostrando al mundo la viabilidad de una economía planificada. Que ocurrió para que esto no continuara hasta el infinito, bueno, cualquier revolucionario socialista, lo ha podido analizar y comprender los factores que llevaron posteriormente a que la revolución dirigida por Lenin y Trotsky, degenerase bajo la dirección de Stalin y se consolidase un régimen burocrático que finalmente, siete décadas después de la victoria de esa revolución, en 1990, buena parte de esa misma burocracia estalinista, encabezara la contrarrevolución capitalista, pero que no quede duda alguna, que durante 70 años la Unión Soviética con ese legado de esos hombres y los trabajadores y trabajadoras, estuvieron por encima de los imperialistas estadounidenses por mas de una década en adelantos tecnológicos, científicos y otros, hoy a esos destructores de la revolución Bolchevique de octubre 1917, los tenemos liderizando junto al imperio estadounidense, el mundo capitalista, sionista e imperialista.

Algunos intelectuales que mantienen un discurso revolucionario, pero con una práctica reformista, plantean que la causa del colapso final de la revolución rusa, fue haber ido demasiado rápido y el haber expropiado los medios de producción, como los bancos, las fábricas y la tierra, esta idea ha sido repetida hasta la saciedad y de diferentes formas por distintos “teóricos” y asesores que han pasado por Venezuela en los últimos años, desde Heinz Dieterich, hasta figuras ubicadas a su izquierda como Marta Hanecker o Juan Carlos Monedero, felizmente nuestro Comandante Eterno se dio cuenta a tiempo para donde querían desviar el timón, creemos estaba claro que sus consejas iban hacia El Reformismo.

Desde hace 100 Años

Venezuela, sigue siendo un país monoproductor, solo vive de la producción petrolera, esto ocurre desde hace más de 100 años, sin embargo desde hace más de una década, el gobierno del presidente Chávez, vino invirtiendo un alto porcentaje de esa renta petrolera, para diversificar la economía y su producción y regresar de vuelta a la tierra como una respuesta real a las grandes carencia en materia de producción alimentaria, que ha vivido Venezuela, área que siempre y todavía hoy seguimos dependiendo de los privados que con la avidez propia de los que buscan hacer dinero fácil, crearon sus empresas con recursos del estado con el cual crearon sus imperios y es lo que estamos viviendo en la actualidad, como es el alza desmedida de los productos de la dieta diaria del venezolano, además de la escasez en los anaqueles, es y sigue siendo el Talón de Aquiles de nuestra economía, por lo que se hace necesario la participación de la clase trabajadora en la toma de decisiones que vaya en protección del alimento de la familia venezolana y la de sus costos.

La burocracia se ha transformado en BUROCRATISMO y nos está generando otros afluentes desestabilizadores que pueden desencadenar en una crisis de impredecibles proporciones y el Pueblo no se calará respuestas BUROCRÁTICAS, que es lo que ha venido sucediendo hasta ahora, la cosa no es sencilla ni tampoco fácil, ¡pero quien dijo que arrebatarle el poder a la burguesía era fácil!, pero el Pueblo la tiene clarita, la clase trabajadora organizada, será la que resuelva para siempre el desarrollo sustentable de su gente, no se necesitan burócratas ni mucho menos tecnócratas, para aumentar la producción agrícola, ganadera y de la producción elaborada de alimentos, solo el Pueblo salva al Pueblo y será la vía definitiva para la Toma del Pode, es posible salgan los que nos respondan, *es que aún no es el momento*, * las condiciones todavía no están dadas*, ahora, pregunto por preguntar: ¿y cuándo estarán dada las condiciones? Cuando de verdad, tengamos una economía planificada, pero administrada por los trabajadores.


Caracas, 12 de julio del año 2013
Mes de la Patria



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1464 veces.



Pedro Marillán Sánchez

Comunicador Social Alternativo

 pedromarillan41@gmail.com      @psmarillan

Visite el perfil de Pedro Marillán Sánchez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Pedro Marillán Sánchez

Pedro Marillán Sánchez

Más artículos de este autor