La brevedad del ilegítimo

Luego que el Papa Francisco exigiera al episcopado venezolano abandonar el apoyo que brindaba a la derecha amarilla y que ésta se reuniera con representantes del Gobierno, Capriles fue corriendo a donde los prelados para tratar de seguir utilizando a la iglesia en sus estrategias fascistas, "La Iglesia tiene una convocatoria que no tienen otros sectores de país", dijo. Desesperado le pidió a la iglesia que le dijera al gobierno, que hasta ahora era “ilegítimo” considerara su petición de abrir un diálogo. (¿?)
"Estamos en la disposición de conversar con el Gobierno y con todos los sectores del país porque estamos sumamente preocupados por la situación económica y los problemas que se viven el país", declaró Capriles.
¿Muy preocupado por una escases creada por usted y sus burgueses?
¿Quién sino la burguesía criolla escondió productos de primera necesidad para luego remarcarlos y generar inflación?
¿Usted reconoce ahora a Nicolás Maduro como presidente legítimo?
¿Usted va a conversar sobre su culpa en los asesinatos producidos por su llamado a “descargar la arrechera?
¿Usted seguirá su agenda de mentiras junto a los medios que lo aúpan?

La brevedad del ilegítimo le está dejando detrás de la ambulancia señor Capriles y por eso entiendo su desesperación.
La eficacia del Plan Patria Segura le desmontó su pataleta con la seguridad.
La solución de los problemas con las universidades lo deja en la calle solo con sus manitas blancas.
El reconocimiento del gobierno internacionalmente y la presidencia pro témpore de Unasur le deja sin argumentos, su gente ya no cacerolea ni lo oye, sus medios ya no son “sus” medios, pues al capitalista solo le da órdenes la “ganancia” y usted le estaba causando pérdidas, vendió Globovisión y botó a sus defensores a la calle.

La brevedad del ilegítimo lo deja perdido en un mar de angustias, Diego Arria se le vino encima ante sus malcriadeces de ser el jefe de la MUD, lo que pronostica una tremenda derrota en diciembre.
La popularidad suya se esfuma, dígame, señor Capriles ¿De qué quiere conversar un fascista como usted?
Si quiere conversar sea serio: comience primero por reconocer los resultados y la victoria de Nicolás Maduro, presidente legítimo de la República Bolivariana de Venezuela.

¡Chávez vive, la lucha sigue!
¡Libertad y asilo para Julián Conrado!
¡Amando venceremos!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2147 veces.



Raúl Bracho


Visite el perfil de Raúl Bracho para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas