11 de cada 10 Chavistas votarán por la asamblea de Nicolás Maduro

En la medida en que se les vuelve a ver el bogote a los políticos opositores, más estoy seguro que la barbarie no volverá. A pesar de que se y lo digo, como muchos y como el mismo Nicolás, que las cosas no están bien, que hay fallas y que no hemos logrado vencer. Pero una cosa es darse cuenta de las fallas y otras que estas justifiquen la caída de todo lo que se ha logrado, para abrir camino al regreso a la locura. El terrorista Saleh y las declaraciones de Adriana Assi son ya el preámbulo de la violencia que se pretende desplegar en contra de la patria.

Los opositores, la clase media, están envenenados de forma terminal contra todo lo que pasa en Venezuela, para ellos la solución ahora es irse del país, pero ellos no han reclamado nada a EE.UU. o Panamá por no poder ofrecerles prestaciones sociales, vacaciones, pagos de preaviso y liquidación, lo que allá no existe, tas botao y punto, se te pagan días trabajados y ni un dólar más, no hay barrio adentro ni salud gratis, menos educación y universidad. A ellos parece que les gusta esto. Vivir en Panamá o Miami no es soplar y hacer botellas, todo es en dólares y conseguirlos no es tan fácil como aquí. Pero yo no los culpo, son seres llenos de odio, de un odio que no nació en ellos sino que se pega como el Chicungunya, ellos con su odio ven cualquier cosa como una salida al régimen, como una luz, ven al capitalismo como un salvavidas, cuando sería su perdición. Pero el pueblo de Venezuela, la clase baja, ve otra cosa, sabe convivir con la terrible guerra económica desatada contra el gobierno y sin embargo esto no será capaz de desmoralizarlo, lo contrario, lo hará persistir y avanzar, unirse para vencer, cerrar filas en la unidad, la batalla y la lucha como nos ordenó nuestro gigante.

Si hubiese una forma de que vieran por un huequito lo que les esperaría en Venezuela una vez liberada de la dictadura CastroMadurista, otro gallo cantaría. Dólar libre pero salario por el suelo, privatizaciones, cuotas balón en compras de apartamentos, carros en las concesionarias pero impagables sino solo por los ricos, como siempre, los mercados full pero las carteras vacías. Represión y plomo contra el pueblo. Ojalá y hubiese otra alternativa, pero no la veo. Yo sigo siendo Chavista porque sé muy bien que de ganar el poder la oposición, a los seis meses a penas, ni este pueblo, ni la clase media que hoy está rotundamente en contra, se la calarían.

Da dolor ver el país partido en dos, por supuesto, pero es que así son los partos. Da arrechera ver que no se cumpla con lo prometido y que siga los corruptos rojos rojitos negociando con los corruptos adecopeyanos, da arrechera. Molesta ver que no se puedan crear políticas para enfrentar la guerra económica de un solo golpe, y a veces uno piensa que hace falta expropiarlas de una buena vez, pero sin planificación esto tampoco resultaría. Es lento, demasiado lento para uno, pero es que la historia marcha a un paso más largo que la apresurada vida de un mortal, lo importante es que no se pierda el aliento ni la meta.

Saber quién es el enemigo es prioritario, yo sé que el pasado neoliberal es el enemigo. A ellos ataco. Como a quienes desesperados atacan a Nicolás Maduro acusándolo de conspirador y traidor, viendo por la ventana de sus egos una historia que es distinta. 15 años son muchos años, es verdad. Muchas cosas que no se hicieron, es verdad, muchas fallas que aún siguen, es verdad,   pero igual es verdad lo logrado, es verdad un pueblo que sabe la diferencia entre el pasado y el presente. Un pueblo resteao con Chávez, pase lo que pase.

Hay quienes ya desde la izquierda misma pronostican una derrota en los comicios del 2.015.

Creo que cacareaban lo mismo en las elecciones a alcaldes.

Yo pronostico una paliza completa y creo que la MUD lo sabe de cabo a rabo. Pese a los errores, a los corruptos, a las fallas y la burocracia, este pueblo no vuelve a votar por la cuarta república.

Resteo con Chávez y con Nicolás Maduro, no puede haber dudas, Chávez no se equivocó al dejarnos en sus manos, dudar es traicionar.

Nicolás y el pueblo en el camino de Chávez. Unidad, lucha, batalla y victoria.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1775 veces.



Raúl Bracho


Visite el perfil de Raúl Bracho para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Raúl Bracho

Raúl Bracho

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a195683.htmlCd0NV CAC = Y co = US