Tenemos el gato y La batea. ¿Y ahora?

He leído con detenimiento cada correo y foro que han estado a mi alcance sobre Walter Martínez y Dossier, y mi preocupación crece cada vez más.

Las opiniones son diversas y variadas, afortunadamente, pero el uso de descalificaciones personales como argumento para el análisis del problema es un camino peligroso, resbaloso y no ayuda al debate.

¿Cuál es el fondo del problema?, Más allá de Dossier, La Hojilla, La Lámpara de Diógenes, Actores Económicos, Nuestra Mañana, y otros programas y sus conductores, el verdadero problema es La política comunicacional del estado, que sigue sin existir, lo poco que se hace es espasmódico, no tiene rumbo ni objetivo, no hay planificación, esta a la defensiva, no educa, no entretiene educando, no es profesional.

Pero hay también otro problema, que en los medios por su propia naturaleza se nota de manera llamativa, y es eso que llamamos “ el estanilismo”, se ha estado purgando a gente revolucionaria, leal y comprometida en cada nivel del estado, y los cargos están siendo ocupados por gente que aun también siendo revolucionaria y comprometida no esta preparada para estas posiciones y muchos están enfermando de ese casi incurable virus que se llama “Deseo de Poder”.

Mientras todo esto pasa, los camaleones que mutan con la rapidez de la luz se estan infiltrando amparados en las oportunidades que los mismos revolucionarios estamos dando.

Hay que reconocer que VTV no sirve, que la audiencia que comenzaba a recuperar se esfumó, que cada día se cometen mas errores y que ser revolucionarios no nos hace capaces para desempeñar cualquier cargo. Se necesitan conocimientos, entrenamiento, experiencia, estudio, razonamiento, tolerancia, paciencia y desapego.

Ese concepto de, o somos revolucionarios (según la concepción de algunos compatriotas) de un estilo o molde prefabricado por los que piensan que solo ellas / ellos tienen la verdad del socialismo y la revolución o somos traidores, capitalistas, infiltrados, con su largo etcétera de descalificativos.

Cuanto daño se esta causando, no ver la desilusión que en muchas partes comienza a aparecer es un grave síntoma. Callar sobre la corrupción no es aceptable, es necesario combatirla entes que se convierta en un monstruo inmanejable y devorador, que hay que hacerlo con responsabilidad, por supuesto, que el chisme y la intriga no son aceptables como denuncia, absolutamente de acuerdo, que hay que tener un mínimo de pruebas o indicios para denunciar, de nuevo de acuerdo, pero atacar a todo el que haga una denuncia o tenga una opinión contraria a la actuación y a la EFICIENCIA (o a la falta de esta) de los que ocupan cargos directivos solo se puede llamar solidaridad automática, se acuerdan esa que tanto hemos criticado.

La dureza del ataque a Walter Martínez junto a la torpeza del tratamiento sobre “el problema” que su opinión desató, nos lleva a pensar que se esta tratando de imponer versiones y visiones personales en VTV, así como se esta haciendo lo mismo en muchos niveles de gobierno, esta situación solo se deriva de la falta de una clara ideología, que debería surgir de una discusión muy abierta sobre: ¿Cuál es el modelo de socialismo siglo XXI que queremos?, ¿Uno estanilista?, ¿Del pasado?¿Qué demostró no funcionar, ayudando activamente a su autodestrucción? ¿Qué refleje la venezolanidad?, ¿La Bolivarianidad de nuestro país y se pueda proyectar por ende al continente y al mundo?.

La burocratización ha infectado a muchos revolucionarios y eso no lo podemos ocultar, tratemos de conseguir la vacuna sin destruir en el proceso nuestra revolución.


minerva00@cantv.net



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3551 veces.



Nadezca Mujica


Visite el perfil de Nadezca Mujica para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: