Democracia participativa, Walter y Chávez...

(Walter y Chávez: Hombres de carácter, valientes, cultos, inteligentes, francos, frontales, didácticos, audaces.......)

Asombro, desconcierto, dolor y cierta decepción, son las palabras con las cuales muchos conocidos, con quienes coincido, han definido su sentir desde que nuestro querido presidente realizó aquella llamada telefónica el 23/09/05 al programa La Hojilla en TV, donde más que un llamado a la reflexión, hubo una evidente censura y hasta una subliminal amenaza. Además de una falsa afirmación, ya que cuando el presidente le dio nuevamente un espaldarazo a la pésima y cuestionada gestión de la junta directiva del canal 8 y a su presidenta, dijo que “Blanca Eekhout era una excelente periodista”, pero lo cierto es que Blanca (que fue dirigente del partido bandera roja en la U.C.V. a mediados de los años ochenta y noventa) NO ES PERIODISTA SINO ES LIC. EN ARTE creo que con mención en cine, graduada hace más o menos 2 años (saquen cuenta) lo que me lleva a pensar ¿Pudiera un Historiador ser un buen Ministro de Salud? por ejemplo. Tal vez esa es una de las principales razones de la transformación de VTV en ViveVTV Light. Es decir las dos únicas plantas televisivas de señal libre del estado están en poder no de un periodista sino de una Lic. en Arte

Si recordamos la intervención en ese programa del diputado Luis Tascón (frecuentemente “cuestionado públicamente” por su propio partido y por el mismo presidente Chávez) es fácil solidarizarse con sus palabras, ya que él no se estaba pronunciando a favor de Walter, sino estaba denunciado un hecho insólito de suspensión de dos periodistas de VTV, por no haber leído un comunicado (por cierto deplorable) en contra de un colega. ¿O me van a decir que está bien la sanción aplicada por la directiva del canal 8 a los periodistas Fabiana Ochoa y José Manuel Coa? Acaso no es cierto que los que utilizaban y todavía utilizan la práctica de suspender y despedir periodistas por no acatar la línea editorial de un medio de comunicación, son los de cuarta republica. Sin contar que la propia Agencia Bolivariana de Noticias manipuló la información por las protestas a favor de Dossier, y VTV la silenció, imitando el estilo de las jineteras de los canales privados.

Todavía no entiendo por qué la denuncia hecha por el Lic. Walter Martínez, causó tanto malestar en el gobierno, cuando es compartida abiertamente por muchísimos Chavistas y seguidores del proceso revolucionario en Venezuela, hasta el punto que hay una campaña de desprestigio en contra de Walter para liquidarlo moral y profesionalmente. ¿Por qué es ahora cuando algunos periodistas y otras personas hablan de la “pedantería y el ego de Walter”? ¿Por qué no hicieron esos comentarios antes, cuando solo había halagos públicos hacía él? ¿Cuantos otros seguidores del gobierno no han denunciado en otras oportunidades ante la opinión pública que hay que hacer revolución dentro de la revolución ya que hay mucho infiltrado saboteando discretamente dentro de las instituciones del estado? ¿Quiénes dentro del gobierno están interesados en anular a todos aquellos Chavistas con altísimo poder de credibilidad y convocatoria? ¿Por qué el MVR necesita diputados controlables y no Chavistas leales con criterio propio, dentro de la nueva asamblea? Será por la misma razón por la cual excluyeron a Lina Ron (sin victimizarla) de la lista de candidatos a diputado. Ojalá y por el bien de todos, que entre la exquisita y minuciosa selección no se les haya colado un traidor.

Pero lo más contradictorio de toda esta situación, que parece tonta y que se está tratando de vanalizar y olvidar, son las declaraciones descalificantes e injustas realizadas por el presidente Chávez en el programa Alo presidente del 02/10/05 en contra de Walter Martínez y de Diógenes Carrillo, si como lo leen. El presidente dijo algo así como que “José Vicente Rangel debería volver a la televisión con un programa de entrevistas, porque se necesitan periodistas serios de verdad y no esos que se ponen bravos porque no los montan en el avión presidencial o que se ponen a exigir que quieren ganar tanto” Obviamente el presidente parece creer solo en la versión del canal 8 y el Minci, es decir que Walter se molestó solamente porque no lo llevaron a la reciente cumbre de la ONU y que la salida de Diógenes es justificada porque él lo que quería era hacerse millonario con el sueldo del canal 8.

No es correcto que el presidente después de haber reconocido y agradecido, en repetidas ocasiones, la excelente labor de estos dos extraordinarios periodistas, ahora los ofenda y tal vez hasta los esté difamando públicamente, sin conversar personalmente con ellos, sin ver lo que le tengan que mostrar o entregar. Sería conveniente revisar los programas de Dossier de este año, para refrescar la memoria y ver nuevamente cuando Walter Martínez en varias oportunidades dejaba entrever el posible sabotaje en contra de su programa, por las inexplicables “fallas técnicas”, las amenazas de las cuales era victima y su molestia por algo más......

Por esto resulta incomprensible qué si el presidente Chávez, después del golpe de estado el 2002, pidió perdón a través de una cadena nacional a los ex directivos de PDVSA por haberlos despedido en un Alo presidente, ahora somete al escarnio publico a personas respetables que lo defienden y que trabajan a favor de este proceso. Si es que han cometido errores, que particularmente no veo ninguno, por su sinceridad, su forma de ser o por hablar de más, ¿no son lo mismos errores cometidos por nuestro líder, el presidente Hugo Chávez? Por “ser así” como él mismo dice. Definitivamente es difícil saber cuales trapos sucios se deben lavar en la casa y cuales no.

No hay duda que esta revolución continua siendo asechada desde el imperio del norte (EEUU). Hay opiniones internacionales escalofriantes que dan por hecho una invasión, es decir un ataque armado a Venezuela ¡ni Dios lo quiera! antes que Bush termine su mandato, para asegurar sus negocios petroleros. Entonces, si no se le quiere dar armas a la oposición, es más sensato que el propio presidente de el ejemplo, llamando la atención en privado, removiendo de su cargo a quien no llene las expectativas y dejando de estar regañando, amenazando y sometido al escarnio publico a los propios Chavistas. Mientras al mismo tiempo le habla a la oposición (gran parte de ella golpista, despiadada y asesina) de tolerancia, perdón, trabajo en equipo, de evitar confrontaciones, pasar la página, etc. etc etc, ¿por qué entonces negar la oportunidad de dialogo sincero a los de nuestro mismo equipo?.

No se debe ser implacable con los nuestros y complaciente con los enemigos, creyendo ingenuamente que con cierto trato preferencial van a deponer su actitud golpista. Particularmente pienso que quien a estas alturas de este proceso revolucionario, no esté convencido que éste es el camino correcto, es prácticamente imposible que cambie de opinión, más aún cuando los medio de comunicación privados les están alimentando nuevamente la esperanza de otro golpe de estado. También creo que no debemos sentirnos como la liebre frente a la tortuga, hasta el punto de confiarnos tanto y no importarnos el perder gente valiosa, no solo por lo que representan individualmente sino por el beneficio que obtiene el proceso por su gran capacidad comunicacional. Si bien es cierto (según el decir popular) que nadie es imprescindible, también es cierto que todos somos necesarios.

Para muchos nos es difícil saber que hacer. Debemos ser sinceros y sin pelos en la lengua como nuestro presidente o debemos guardar silencio y esperar que solo unos pocos representantes del MVR denuncien y se expresen (al parecer Iris sí puede y Tascón no), para que no nos acusen de contrarrevolucionarios. En este particular hay que ser consecuente con los principios de plena libertad de expresión y respeto por opiniones no compartidas. Por ejemplo es una realidad el descontento generalizado de gran parte de la población por la programación actual y la política comunicacional de VTV. Estos si son errores que como una bola de nieves que se deja rodar, no han sido corregidos sino que peligrosamente se han agigantado. Y cuando me refiero al peligro, no es porque los Chávistas vayan a saltar la talanquera por no ver el canal 8, no, sino por el vacío que se está dejando a merced de la oposición, quien si arremete fuertemente con su programación para sus fines desestabilizadores. Sin embargo, los Chavistas seguimos siendo Chavistas porque son muchos los aciertos de nuestro presidente, lo que compensa sus posibles errores, de la misma forma que los aciertos de Walter, Diógenes y Tascón, también sobrepasan sus posibles errores.

¡Todo el poder para el pueblo en esta democracia participativa! Bueno el pueblo quiere ser escuchado y desea desde hace ya varios meses, ver nuevamente en la televisión de todos los Venezolanos (VTV), sus programas y periodistas favoritos. Este es el clamor de la mayoría de los revolucionarios.

Yurilin Peraza
19/10/2005
yurilinperaza@yahoo.es


Esta nota ha sido leída aproximadamente 6758 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter





US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a17432.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO