Sr. Presidente, vamos por muy mal camino. Comentarios acerca de Walter Martínez, La Hojilla y el Aló Presidente...

¿Se Acuerdan cuando Lusinchi le dijo a Luis Guillermo García: “a mí tú no me jodes”?

Walter dijo algo que está a flor de piel y en “pleno desarrollo” en el sentir de las masas explotadas y oprimidas:

*La corrupción descarada de la burocracia de boina roja. Los nuevos Boliburgueses (como los llaman en las barriadas populares).
*El desplazamiento de cuadros políticos de gran honestidad y comprometidos con el proceso revolucionario para ser sustituidos por farsantes de cuello blanco (debería de ser cuello rojo) que se montaron en el portaviones Chávez para agarrar su cambur.
*Que se está nuevamente poniendo en boga lo del chavismo sin Chávez (cosa que es un absurdo, ya que es como plantearse a Chávez sin el chavismo. Lo primero es lo que quiere la oposición de derecha).

¿Quién puede decir que esto no está ocurriendo “en pleno desarrollo” sin quedar ante el proletariado como un ciego fanático o un farsante? A nombre del Socialismo se está consolidando el Capitalismo en sus prácticas cotidianas de intolerancia.

Tengamos presente que Walter Martínez a dicho en sus programas que no es revolucionario, ha sostenido y sostiene con gran terquedad que es un Demócrata Cristiano, asume con orgullo el haber obtenido su educación en “exquisitas” escuelas católicas, además de recalcar constantemente su gran fascinación por el mundo militar imperialista. Es de quienes alimentan la idea de que el problema del capitalismo es la locura, el fanatismo religioso o el alcoholismo de Bush. Cosa que por cierto también el Presidente Chávez hace lo mismo con mucha insistencia. ¿Quién lo puede negar? En el extinto programa “Dossier” Walter Martínez siempre le hacía reverencia religiosa al “superávit” que dejo Clinton y que Bush lo convirtió en “déficit”. El Presidente Chávez constantemente hace referencia a “que antes si nos entendíamos” al hablar de las relaciones con la administración de Clinton.

Quienes lo sacaron dijeron ahora y no antes que Walter Martínez ganaba 60.000.000 Bs. mensuales en el VTV y 10.000.000 Bs. en RNV. Que el programa era costoso (extrañamente ahora si se dan cuenta de eso) y que Martínez quería un aumento y mas privilegios. ¿Si Walter Martínez no hubiese echo esa denuncia que hubiese pasado? ¿Lo hubiesen sacado? No. Sinceramente y en lo personal, creo que no. El Sr. Walter Martínez no es santo de nuestra devoción, pero los otros tampoco.

Uno de los hechos más destacados en este suceso con Walter Martínez es la insólita llamada del presidente al programa La Hojilla. Chávez pide a través de La Hojilla en TV que se tenga prudencia y advierte sobre “deseo de protagonismos” y pronuncia la frase "si yo hablara..." . O más preocupantemente en el Aló Presidente posterior, al referirse al suceso de Walter Martínez, el presidente comentó: “un conductor de programa que se puso cómico. Se puso cómico, pues...” Cabe preguntarse con la fuerza moral e histórica de haber luchado tenazmente durante el Golpe de Estado fascista de Abril de 2002, de haber derrotado el paro petrolero y patronal de los capitalistas en diciembre de 2002 y de haberle dado una paliza electoral a la oposición el 15-A de 2004: ¿qué significa esto? ¿Qué es lo que ocurre? ¿Qué señal nos da esta situación?

Presidente Chávez usted es el líder indiscutido, el líder indiscutible del proceso revolucionario, gran caudillo popular que tiene en sí la conducción, la responsabilidad y la dirección política del proceso histórico que vivimos. Eso no lo ponemos en duda. Pero usted, como tampoco nosotros, ES INFALIBLE. Y creo que tenemos que decir algunas cosas que no podemos callar. Esas declaraciones suyas en la hojilla nos traen el terrible recuerdo de cuando Lusinchi le dijo a Luis Guillermo García: “a mí tú no me jodes”. Sr. Presidente vamos por muy mal camino.

En el Aló Presidente del pasado domingo 2 de octubre usted reitera respeto pleno a la propiedad privada y afirma que "este no es un proyecto marxista". Nosotros no aceptamos ni aceptaremos nunca el Socialismo con propiedad privada. Le decimos con mucho respeto señor presidente que los trabajadores SI VAMOS A LLEVAR A CABO UN PROYECTO MARXISTA MEDIANTE UNA REVOLUCIÓN PROLETARIA. Un revolucionario nunca puede defender la propiedad privada ni comprometer a la clase obrera a que la respete. ¿Quién va a detener la rueda de la historia? Por fortuna ni usted lo puede hacer, ni nosotros menos. No es un capricho: la humanidad está amenazada por el modelo capitalista. Los patrones explotación y consumo van a destruir el mundo si continúan como están. Querer que la clase trabajadora defienda la propiedad privada es lo mismo que a los esclavos se les pida que defiendan la esclavitud.

Usted dijo que:
“Ni siquiera Carlos Marx planteó la negación de la propiedad privada. Nosotros lo que planteamos es la revisión de todos estos esquemas de propiedad privada en el marco de la Constitución venezolana y las leyes venezolanas..."
Eso, Sr. Presidente es falso. No es que Marx planteó la negación de la propiedad privada, sino su superación definitiva. En el mundo, en la América y en Venezuela la propiedad privada capitalista, en esta circunstancia de la vida humana, representa la causa fundamental de la miseria humana en que viven las masas. La miseria y pauperización crece exponencialmente mientras que las misiones sociales la alivian aritméticamente. Toda investigación que se diga seria, sea esta cualitativa o cuantitativa, corroborará esta tendencia que se expresa en el profundo malestar de las masas al verse alejar en el lejano horizonte sus esperanzas de liberación del yugo y la opresión capitalista.

"La Constitución venezolana reconoce el derecho a la propiedad privada, y este gobierno ha estado convirtiendo a muchos venezolanos en propietarios". Planteó usted con un énfasis inusitado.
Claro, si la constitución es una constitución liberal, de espíritu Social-Demócrata y conciliador de clases que resguarda la Propiedad Privada. El proyecto plasmado en la constitución pretende hacerle cumplir una “función social” al capital, como si el capital tuviese una “función social”. Si la tiene es la de explotar a las grandes masas humanas y saquear la naturaleza para el mercado mundial. Nuestra burguesía y el imperialismo es la única que se beneficia del saqueo. El capital no es democratizable Sr. Presidente porque el capital es la negación de la democracia.

Presidente hemos luchado bajo su dirección y derrotamos el Golpe de 2002, el paro capitalista de 2002-2003 y ganamos el 15-A de 2004 mediante la movilización de los trabajadores y el pueblo explotado. No somos escuálidos, somos el pueblo que ha dado la batalla y que lo hemos salvado a usted y a todo el Gobierno que usted dirige. Nuestra lucha no es electoral y tiene intereses bien claros y definidos: Abolir la explotación capitalista. Eso no lo vamos a hacer con elecciones y usted bien lo sabe. QUEREMOS ACABAR PARA SIEMPRE CON LA PROPIEDAD PRIVADA. Para nada queremos hacer “nuevos ricos” “democratizando el capital”.

Una Revolución que sostenga burguesías, que crea nuevos ricos y explotadores al calor de las circunstancias, no hace más que amolar el cuchillo para su garganta. Como sostiene el dicho popular “cría cuervos y te sacarán los ojos”

*Militante del Partido Revolución y Socialismo (PRS)
jleonardo.zamora@gmail.com
revolucionysocialismo@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 11293 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter





US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a17400.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO