Los resultados del 14A: ¿Son producto de la deslealtad o el ser chavista light?

Los venezolanos perdimos el rumbo. El 14A pensamos en “pajaritos preñados”, o simplemente “nos fumamos una lumpia al revés”. Al igual que aquellos que “sueñan con los ojos abiertos”, o pensamos en Alicia en el país de las maravillas. No se puede ser tan ingenuo, poco estudiado, leído o analizar las cosas de manera tan light o antiparabólica.

Muchos chavistas, que ahora se pueden catalogar como “light”, sin compromiso, con poca formación política o ideológica decían: “Van a aumentar las pensiones a 3 mil bolívares, los sueldos, las misiones las van a dejar con cubanos y todo, inclusive los van a nacionalizar”. Estas fueron las promesas expresadas por el majunche para engañar al pueblo, y este como el propio zoquete se las creyó, se dejó engañar, como “corderitos al matadero”, como los mismos zoquetes de siempre.

Aquellos que creen todo lo que les dicen en los medios privados de la oligarquía criolla, simpatizantes número uno de estos farsantes de la ultra derecha que lo que quieren es el petróleo para regalárselo a los gringos y poner al pueblo de rodillas ante las recetas del Fondo Monetario Internacional, FMI, y sus agendas atroces, al mismo estilo como tienen a España, con hambre, miseria, en una crisis económica galopante y agobiante, donde miles de españoles se han suicidado por la mala situación económica que están viviendo, así como los países europeos, claro ejemplo de lo que quieren convertir a Venezuela estos “ojos puyúos” de Primero Injusticia, Partido Pro-Nazi Fascista que avala las muertes de 9 venezolanos que de manera vil y asesina fueron atacados a mansalva por el simple hecho de estar celebrando el triunfo de Nicolás Maduro. ¡Qué deslealtad! A un mes del fallecimiento trágico del Comandante Supremo Hugo Chávez, los venezolanos, aquellos que no se sienten comprometidos con esto, que tal vez no les duele perderlo, que el proceso desaparezca, que la cantidad de empleos generados en revolución ya no existan, que todas las obras que están construyéndose y que serán entregadas, no se dieran, votaron contrario, ique “por un cambio”, porque “ya Chávez se murió”, y peor aún: “Nicolás no es Chávez”.

Entonces: ¿Es lo mismo votar por Maduro que votar por el majunche? Una locura total se apoderó de las mentes de más de 1 millón 500 mil venezolanos, que de manera superficial, etérea o tal vez muy alegremente, pretendían poner en “jaque mate”, el destino de la Patria, de los puestos de trabajo de miles de venezolanos, de las Misiones Educativas, de Salud, de los programas sociales desarrollados en todos los niveles, producto de un esfuerzo sostenido y constante del Comandante Supremo Hugo Chávez y su equipo revolucionario.

No tienen perdón quienes votaron en contra en la búsqueda ique de un “cambio”. ¿Cuál cambio? A las pruebas nos remitimos. Desde el Domingo 14A se desató en Venezuela una espantosa arremetida fascista, cuyo saldo fue 9 muertos chavistas, atacados de manera inmisericorde por la espalda, la quema de las casas del PSUV y de los CDI de las principales ciudades del país. Aquí, en mi estado Bolívar, fue denunciada la acción genocida de unos oposicionistas en contra de 3 casas de la Gran Misión Vivienda Venezuela, GMVV por parte del gobernador Francisco Rangel Gómez, en el sector Santo Domingo en Upata, donde unos facinerosos lanzaron bombas molotov a través de las ventanas de estas casas dignas, con las familias adentro, para tratar de asesinarlas, por el simple hecho de ser chavistas y revolucionarios. Igualmente, quemaron el galpón de la Misión Ribas en la UD-321, Zona Industrial Los Pinos, en Puerto Ordaz, para evitar que miles de cuadernos y libros llegasen a manos de los vencedores y vencedoras, demostrando que no les interesa que el pueblo se instruya, se forme, se prepare.

Todo lo que pasó en Venezuela debe llamarnos a la reflexión. Los asesinatos de inocentes, las quemas de viviendas y de centros de salud no puede alegrar a nadie. Somos seres humanos, donde la muerte no puede ser la única opción de salida para un país. La oposición no puede ganar a juro. Ganó Nicolás y eso no está en discusión. Se auditaron todas las actas, ¿y qué dijo este majunchito? Que había que hacer nuevas elecciones, será, ¿para que él ganara? Un país entero no puede arrodillarse a las apetencias de la derecha apátrida representada por este señorito caprichito y los sectores oligarcas burgueses. Tenemos Patria. No se equivoquen. Chávez está más vivo que nunca. Se sembró para siempre en Venezuela.

marthasierracorrales@hotmail.com

Periodista CNP Seccional Ciudad Guayana: 20.206
Locutora según MTC No. 13.886
PNI según Minci No. 3.836
@MarthaSierra65


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2424 veces.



Martha Elena Sierra Corrales

Periodista (CNP: 20.206), Locutora y Productora Nacional Independiente con 28 años de experiencia. Locutora Profesional. Certificado MTC No.13.886. PNI según Minci No. 3.836. Escribe 3 Columnas Semanales y es moderadora del programa En Línea con Martha Sierra, Radio Caroní 740 AM L-V 6-8 PM.

 marthasierracorrales@hotmail.com      @MarthaSierra65

Visite el perfil de Martha Sierra Corrales para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Martha Sierra Corrales

Martha Sierra Corrales

Más artículos de este autor


Notas relacionadas


US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a165242.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO