Chávez, gigante de la patria

¿Qué decir que no haya dicho el pueblo sobre el Comandante de la solidaridad, de la dignidad, del coraje y la alegría?

¿Cuál palabra para calificar a quien ha sido padre, maestro y amigo de quienes contigo nos hemos convertido en millones para formar parte de este ejército de patriotas?

¿Dime tú, Comandante, cómo sofocar tantos llantos, dolores y pechos apretados por tu ausencia?

Nosotros, ante este sabor amargo de tu partida nos imaginamos tu compañía celestial. ¿Qué te dice tú amado Libertador, ahora en franca y acuciosa tertulia? Ahora sí, allá en el infinito junto a tantos admirados y queridos. Ahora sí, te encuentras con el mentado “Maisanta", Pedro Pérez Delgado, y ya te dirá por qué después de tantas andanzas fue el último hombre a caballo. Comandante, ahora tienes tus ratos de recogimiento y allá en un fundo de tu querida Sabaneta, entre camburales y en una hamaca debajo de una mata de mango, te meces con tu querida Mamá Rosa y cantas la Fiesta en Elorza de este marzo para el recuerdo.

Ahora, ya sé que te mueves como pez en el agua y el conversatorio toma ribetes de estruendosa polémica con la intención de acomodar el mundo y dar los toques para la Venezuela Bonita por la que tanto luchaste. Ya has dicho que no es una cumbre porque sabes para que sirven. Esta es una reunión de puros cuartos bate. Guaicaipuro y su tropa, Simón con Manuelita, el magistral Samuel Robinson, el cumanés “Toñito” Sucre, San Martín, O´Higgins, Martí, Eloy Alfaro.

Más allá, el Catire Páez, rezongón y altanero. Se incorporan Cipriano Castro, Sandino, Farabundo, Zapata, Pancho Villa, Mariátegui, “Che” Guevara, Camilo Torres, Tiro Fijo, El mono Jojoy, Carlos Aponte, Salvador Allende, Argimiro, Alberto Lovera, Noel, García Ponce, Gustavo Machado, Jorge Rodríguez, Pio Tamayo, Leo, César Rengifo, Pedro Duno, Diego Salazar y sigue llegando gente...Alí, Carlos Puebla, Violeta, Mecedes Sosa, Víctor Jara, Neruda, El Carrao de Palmarito, Eneas Perdomo, los hermanos Aquiles y Aníbal Nazoa, Violeta, Atahualpa, Zitarrosa, Guayasamín, Jesús Avila, Chico Mata, Luis Mariano y su Canchunchú....Allá en el terreno lo espera Pompeyo para practicar la rabo e´cochino.

Guerrero, es la hora de tu descanso mientras tu pueblo, siempre con tu liderazgo, seguiremos en la batalla por la dignificación de la patria. Hemos jurado que no te defraudaremos. Para ti, gigante de hermandad, del desprendimiento y del amor... ¡Mil gracias por tus enseñanzas! Junto a Neruda y su Canto a Bolívar te decimos: “¿De qué color la rosa que junto a tu alma alcemos?/ Rosa será la rosa que recuerde tu paso./ ¿Cómo serán las manos que toquen tu ceniza?/ Rojas serán las manos que en tu ceniza nacen./ ¿Y cómo es la ceniza de tu corazón muerto?/ Es roja la semilla de tu corazón vivo.”

revolcones76@yahoo.com.ve



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1542 veces.



Juan Azocar


Visite el perfil de Juan Azócar para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Juan Azócar

Juan Azócar

Más artículos de este autor


Notas relacionadas


US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a160931.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO