20 años de los ángeles verde olivo

Aquel 4 de Febrero era martes, el día anterior por la noche estuvimos viendo el encuentro por la eliminatoria al Mundial de Fútbol entre Perú y Colombia, la televisión en su horario de noticias de 10 a 11 de la noche reseñó si mal no recuerdo protestas de los que reclamaban la pensión de vejez.

Pero fue a las 4 y 30 de la madrugada que al estar esperando el autobús que tiene ruta La Grita San Cristóbal, me enteré de lo que estaba aconteciendo en la Capital de La República de Venezuela.

Era entonces diputado ante la asamblea Legislativa del Táchira. La persona que informó estudiante de la universidad católica del Táchira, Carlos Noguera quien también viajaba en ese autobús. –“Parece que tumbaron o mataron al presidente Carlos Andrés, eso dice la radio de Colombia desde las dos de la madrugada están dando noticias sobre un Golpe de Estado que estaría sucediendo allá en Caracas”.

Le solicitamos al chofer del autobús que había tomado la carretera trasandina vía El Cobre sintonizar la radio para saber que estaba sucediendo y efecto lo hizo, las ondas hertziana de la radio Colombiana entró como un tiro, la voz del comunicador parecía que estaba allí en medio de los acontecimientos, al tiempo que hacían pases con emisoras de México, Perú, y la BBC; dando cuenta de acciones militares en las cercanías del Palacio de Miraflores Caracas.

El tiempo se hizo cortísimo, en una abrir y cerrar de parpados, llegamos a San Cristóbal, y quien esto escribe, se bajo en la Redoma del Educar, como era costumbre para tomar café en un kiosco que estaba muy cerca de un Súper mercado de la Esguarna. Para tomar camino al Centro Cívico de la Plaza Bolívar, donde estaba la sede administrativa del La Asamblea Legislativa Regional, notándose que había muy poca gente en las calles. Ya en el séptimo Piso del Centro Cívico, escuche palabras de alegría de un agente de policía y una señora de mantenimiento de ese local por la noticia de que “habían tumbado al Presidente CAP”.

Instalado en la oficina de la fracción política del Movimiento al Socialismo, trate de comunicarme con el periodista Hugo Colmenares del Diario El Nacional, pero no fue posible, entonces llamé al diputado Colomini quien informó que estaban en Casa de Gobernadores, desde las tres de la madrugada, acordamos que me buscara para hablar sobre la situación. Como en efecto espere por la séptima avenida frente al Banco Andino, y de allí fuimos a Casa de Gobernadores, donde estaba la jungla política del Táchira revuelta con militares, jueces, curas y empresarios.

Un extraña o avance televisivo saco al aire al hasta ese instante desconocido jefe de la rebelión quien reconoció que “Por ahora el objetivo buscado en la ciudad capital no se había cumplido, asumiendo ante la teleaudiencia su responsabilidad de aquella acción militar, proclamando la necesidad de que la patria tendría que enrumbarse por nuevos destinos”

Estando allí recuerdo se acercó quien era gobernador del Táchira, expresando que a él, le había llamado a eso de la media noche, pero que no había entendido de qué se trataba, sino más o menos a eso de la 1 y 30 de la madrugada cuando se había recuperado de unos tragos. En ese instante fui abordado por la periodista del Diario La Nación, a quien exprese palabras más, palabras menos lo siguiente.-“Bueno, en este país, todo el mundo ha estado protestando, y nada extraño sería que militares jóvenes lo estén haciendo”. Declaraciones que debieron salir publicadas en edición de medio día para la tarde.

De allí nos trasladamos a un lugar donde pudimos escuchar y ver el debate en el Congreso Nacional, la intervención del jefe de fracción de AD pidió “muerte a los golpistas”, mientras que Rafael Caldera Senador de la República expreso un discurso discordante con la línea acordada previamente por las fracciones parlamentarias de los partidos del estatus, al afirmar en líneas generales:-“La democracia no se puede construir y menos mantener con estado de hambre y pobreza”, el diputado Aristóbulo Isturiz y la senadora Lolita Anillar de la fracción de izquierda fueron igualmente contundentes al reconocer las razones intrínsecas de aquel alzamiento.

Ese día 4-F de 1992, el panorama político de la República dio origen a un gran espíritu de esperanza en las almas de las grandes mayorías del pueblo venezolano, y si bien es cierto las masas populares no estuvieron en batalla, aquellos ángeles vestidos de verde olivo y muy particularmente aquel que por primera vez había asumido sin corta pisas ser el jefe responsable de la rebelión militar, se metió en los corazones del aquel pueblo que por casi dos siglos había estado esperando la redención por la que luchó y murió el padre de la Patria Simón Bolívar.

Los acontecimientos de ese día hicieron presidente de la República en las elecciones más inmediatas a Rafael Caldera por segunda vez, a Lolita Anillar Gobernadora del Estado Zulia, Aristóbulo Isturiz Alcalde de Caracas; por su parte el protagonista principal de aquella rebelión Hugo Rafael Chávez Frías y sus más allegados compañeros de causa estuvieron un poco más de dos años en la cárcel.

……………….

(*) Miembro PSUV-Táchira

macariosandoval@hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1665 veces.



Macario Sandoval (*)

Equipo PSUV-Táchira.

 macariosandoval@hotmail.com

Visite el perfil de Macario Sandoval para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Macario Sandoval

Macario Sandoval

Más artículos de este autor