Etimologías de Nombres…

El Nombre Julian, proviene del Latín Iulianus, derivado de Julio o perteneciente a la familia de Julio, este nombre tiene como significado “de raíces fuertes o perennes”, “también significa “de origen divino o angelical”; por otra parte, Conrado es un nombre propio masculino de origen germano, en su variante en español. Proviene del antiguo idioma germano Kuonrat, de Kuoni (atrevido, temerario), rat (consejo, consejero), por lo que se pude inferir como atrevido en el consejo, consejero audaz). Si juntamos ambos nombres, Julián Conrado, podría traducirse como: “De raíces fuertes atrevido en el consejo”; o, en su defecto podría traducirse como: “Ángel Consejero Audaz”. También observé por allí, que, en un análisis por numerología del nombre Julián, aparecen tips interesantes, también en el análisis por numerología del nombre Conrado, se pueden observar tips interesantes, juntando ambos se puede hasta ver una descripción, según los defensores de Julián Conrado, acerca de cómo es él. Pero lo que más me llama la atención, es, que en ambos nombres hay sugerencia acerca de las profesiones en las que podría destacar, ninguna dice Guerrillero.

Creo amados lectores que ya deben estar olfateando el punto a donde quiero llegar, pero no es uno, son varios puntos, ténganme un poco de paciencia y seguimos, a ver… también he surfeado un poco por la web, y he conseguido que Conrado, también fue el primer representante de la dinastía de los Hohenstaufen, fue padre de Federico I, duque de Suabia y de Inés, hija del emperador Enrique IV (mucha monarquía para mi gusto). Para no hacer la cosa larga, este tipo Conrado fue nombrado Rey de Romanos, Participó en la Segunda Cruzada en 1147, a petición de San Bernardo y junto al Rey Luis VII de Francia. Aparte del asco que siento por tanto olor putrefacto de monarquía, lo que más me llamó la atención es que este Conrado viajó a tierra santa por vía terrestre, pasando por varios estados donde sus ejército causaron graves estragos y se les respondió obviamente con ataques DEFENSIVOS.

Mi primer punto de interrogante es: ¿Cuál de estos precedentes motivó a Guillermo Torres Cueter a escoger el Nombre Julián Conrado?, otro punto de interrogante es: ¿Por qué un Guerrillero se tiene que cambiar el nombre para Guerrillear? Y siguen los puntos: ¿No hay suficiente medicina en Colombia para curar cualquier afección de próstata? ¿Por qué recorrer tantos kilómetros peligrosos para ir a parar a un módulo de Barrio Adentro del estado Barinas? ¿Por qué dirigentes de un Partido Comunista de Venezuela, se aboca a desbordar informaciones imprecisas y armar agitación hasta niveles extremos por un ciudadano de nacionalidad colombiana que por voluntad propia ha decidido meterle los pies a la candela con la Guerrilla Narcotraficante y Secuestradora colombiana? ¿Será que estos dirigentes del Partido Comunista de Venezuela, andan en movimientos raros, buscando la utopía de creer que van a tumbar a Hugo Chávez que ha sido puesto al frente por más de siete millones de Venezolanos (incluyéndome), contra apenas unos 400 mil del PCV? ¿La presencia de guerrilleros en Venezuela será únicamente responsabilidad de esos guerrilleros o se encuentran apoyados logísticamente por personeros de la política Venezolana además de empresarios o poderosos?

Queridos lectores, mi deseo no es demonizar la Guerrilla porque demonia ya es, mi deseo no es banalizar el Narco Estado, Secuestrador, sicario y que prolifera falsos positivos Colombiano, porque esa aberración política definitivamente tiene que cambiar a un sistema que brinde a su pueblo lo que el pueblo justamente requiera, mi deseo es establecer que no es ético ser Luchador de Causa Social y hacerse guerrillero con una guitarra en vez de un fusil, igualito se encuentra en el estado mayor de una Guerrilla que equivocó el camino, no es ético ni justo financiar una lucha armada apoyado de contrabando de sustancias estupefacientes y psicotrópicas, recaudando fondos cobrando vacuna de secuestros y demás prácticas evidentemente terroristas, mi deseo es: el sistema Venezolano, se haga y sea Bolivariano pero de una buena vez, que las leyes que se promulguen se cumplan, que los protocolos de seguridad nacional e internacionales se lleven a cabo al pelo, que la garantía de los derechos fundamentales sea palpable y al debido proceso también! que se acaben esos infiltrados en el aparato nacional que, movidos por el maldito dólar, se vean envueltos en prácticas de caza recompensas! Y que a su vez, esos que creen poder generar agitación pública política para servir a los mismos intereses del lacayismo imperial, pero a su vez con pretensiones individualistas que rayan en lo asqueroso, se bajen de esa nube y den paso al hombre nuevo y la mujer nueva!

Por cierto… Ernesto Guevara de la Serna, el Verdadero Guerrillero Heroico, no se cambió el nombre, siempre se hizo llamar por su nombre! Y el nombre de pila (óigase bien nombre de pila) Ché, iba y va acompañado de su verdadero Apellido Guevara!

Por cierto… Alí Primera, siguió con su guitarra hasta su polémica y extraña desaparición física, jamás se colocó un uniforme Guerrillero para seguir llevando su mensaje!

El que tenga ojos que vea y lea! el que tenga oídos que oiga y escuche! Conciencia Universal Progresista! Moral y Luces son nuestras primeras necesidades! El Socialismo es el Camino! Patria Socialista o Muerte! Hasta la Victoria Siempre! Chucho Almeida Guerrillero Comunicacional Ad Honorem de la República Bolivariana de Venezuela Siempre Viviremos y Venceremos!

¡Anakarina rote aunicon paparoto mantoro itoto manto!

¡SOLO NOSOTROS SOMOS GENTE, AQUÍ NO HAY COBARDES NI NADIE SE RINDE Y ESTA TIERRA ES NUESTRA!

 
Guerrillero Comunicacional Ad Honorem de la República Bolivariana de Venezuela.
Patria Socialista o Muerte!
Hasta la Victoria Siempre!
Nosotros Socialistas Siempre Venceremos!

almeidachucho@hotmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3236 veces.



Chucho Almeida


Visite el perfil de Chucho Almeida para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Chucho Almeida

Chucho Almeida

Más artículos de este autor