El dedo de María Corina Machado

Hitler fue anticomunista

y Mussolini también,

Anticomunista es Franco

y hasta Kennedy lo es…

Anticomunista yo jamás seré

Anticomunista yo jamás seré.

 

Carlos Puebla

Aunque María Corina estudió en la Academia Mérici de las hermanas ursulinas (las alumnas las llaman “sisters”), es posible que en su juventud supiera de la existencia de la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS) , la famosa Unión Soviética, y como adulta contemporánea seguramente se enteró de la disolución de la Unión Soviética en 1991 y con ella del socialismo burocrático o estalinismo. Fueron los días felices; Reagan en la Casa Blanca (y seguramente Sister Jackie en el Mérici) saludaron la victoria definitiva de la burguesía y el fin del comunismo y de la Historia.

 Pero como no hay Dios sin Diablo porque siempre es útil un enemigo a quien culpar de todo, Estados Unidos anunció entonces que las nuevas amenazas globales eran el narcotráfico y el terrorismo (no la pobreza, la ignorancia, la opresión o el hambre que los provocaban). El anticomunismo, bandera de bellacos y coartada de asesinos, pasó de moda y fue a parar con cachivaches y murciélagos al galpón de los malos recuerdos del pensamiento occidental.

 MARICORI DIGEPOLA Vs. JUANA LA CUBANA

 ¿Por qué entonces María Corina Machado llama comunistas a los bolivarianos?  Porque en Venezuela se tildaba de “comunista” al revolucionario, al rebelde, a quien pedía justicia o luchaba por ella. Llamar a alguien comunista (aun sin serlo) era señalarlo, marcarlo para la prisión, la tortura y la muerte.

 Aunque María Corina no lo recuerde, lo sabe. Las fortunas y privilegios de oligarcas y burgueses, y las de su propia familia, sólo fueron posibles, se hicieron y mantuvieron gracias a los servicios criminales de anticomunistas armados, policías, militares o paramilitares, que obedecían las órdenes de presidentes anticomunistas, ya fuera Juan Vicente Gómez, Rómulo Betancourt o Rafael Caldera.

 MARCADOS PARA LA MATANZA

 “Ustedes los comunistas” dijo María Asesina, y con su blanco dedito de niña del Mérici señaló a los diputados chavistas de la Asamblea, a los ministros del gabinete, al gobierno y al pueblo de la Revolución. Nos marcó a todos para la muerte, tal como ese mismo dedo, desde otras manos blancas, marcó a 10.000 “marxistas” chilenos, a 30.000 “zurdos” argentinos, a 600.000 comunistas indonesios, a dos millones de “rojos” españoles… Sister Jackie puede estar orgullosa: una niña del Mérici llama a la cruzada nacional, una ex alumna emula el santo rigor del legado papal Arnaldo-Amaury de Citeaux cuando, en la toma de la ciudad cátara de Beziers, ordenó: "Neca eos omnes. Deus suos agnoscet", Mátenlos a todos, Dios reconocerá a los suyos”. Si a ver vamos, un cátaro o un comunista son, para una católica, como un judío o un gitano para un nazi.

 Compatriotas y camaradas, estamos avisados. Vienen por nosotros.


rotheeduardo@hotmail.com





Esta nota ha sido leída aproximadamente 5897 veces.



Eduardo Rothe


Visite el perfil de Eduardo Rothe para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Eduardo Rothe

Eduardo Rothe

Más artículos de este autor


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Actualidad


Revise artículos similares en la sección:
Oposición