Opinión, Política i Elecciones

Apuntes sobre el Proceso Revolucionario i próximas elecciones

 Creo que en América Latina, el país más violento, donde hai más crímenes, asaltos, militarismo pervertido i corrupción, etc., que afectan la seguridad de sus habitantes –lo prueba el mayor desplazamiento de gente a países vecinos−  sin duda es Colombia, con una guerra fratricida que dura más de medio siglo, i pese a que,  rendidos ante el Imperio del Norte, tiene más ayuda económica que ninguno, aunque naturalmente, aparentando ser para combatir el narcotráfico i las guerrillas. Todo es falso: planificado para afianzar el negocio de las drogas, por parte del primer productor i el primer consumidor del mundo: los Estados Unidos de Norteamérica, sede pentagonal del Imperio más nefasto i criminal de la historia. Le sigue, México, el mutilado país, siempre tan lejos de Dios, i puestos bajo la axila (o se entiende mejor, el sobaco) imperial, o sea, tan cerca de ese monstruo agresivo que lo humilla. Las capitales de ambos países (Bogotá i México), i sus principales ciudades, superan todos los records o marcas mundiales de delincuencia: secuestros, asesinatos, masacres, fosas comunes, robos, asaltos i cuanta atrocidad se haya concebido en el planeta; están al respecto, en primera línea. Basta ver las estadísticas, para no tener más que explicar. Sin embargo, la canalla mediática nacional o internacional, atribuyen todos los males del mundo a Caracas, pese a ser la capital del país que más racionalmente toma medidas, para combatir la inseguridad,  i de paso, haber demostrado ser uno de los países del mundo, que mejor ha soportado la grave crisis del capitalismo, que ha afectado en América, primero al Maldito Imperio; i en Europa, a la atrasada socialmente, rencorosa i embustera España. Parece que van a venir algunos “asnales o <aznales> auto designados espectadores” que deberían aprovechar para aprender qué es una democracia i cómo se hacen elecciones transparentes i con verdadera tecnología científica.

 La desesperación que tiene la oposición, viendo la marea roja que se desborda en las calles de ciudades i pueblos de Venezuela i por otra parte el Poder Electoral, porque siempre se dice Consejo Nacional Electoral, como si fuese como antes un organismo escogido a dedo para cada proceso, da muestra de una organización extraordinaria, se hacen cientos de pruebas pre- electorales, se educa como en ninguna parte del mundo lo he visto hacer, i el pueblo está más que preparado para votar, agotadas todas las marramuncias i mentiras hasta estúpidas, la oposición presiona al “quinta columna” que tienen en ese Poder Electoral, constituido en inmensa mayoría por personas preparadas i honestas, i presidido por una dama que es una autoridad como pocos países se dan el lujo de tener, presionan i le ordenan al señor Vicente Díaz, el que se reúne a conversar i beber a escondidas en un bar, con Ramos Allup i sus secuaces (violando leyes i reglamento para quien es “rector”) para salir haciendo denuncias no conocidas por el organismo electoral i de paso acusar al presidente de la República, de estar violando las leyes o la Constitución. ¡Verdaderamente un descarado, mediocre i lacayo político del imperio que comanda a la oposición! En consecuencia un traidor a la patria. Un funcionario así, debería ser sancionado, o inhabilitado para seguir en su cargo de rector; solicitarle que renuncie i se vaya a hacer política de partido, i hasta pueda lograr una ayuda en dólares, ingresando al club de los vende-patria.

 Hoy escuché a mi admirado a distancia, el profesor Vladimir Acosta su acostumbrado comentario, boceto biográfico, crónica histórica, etc., que deberían siempre escuchar jóvenes i viejos, porque enseña i mucho. Sin embargo, en la excelente síntesis que hizo sobre el presidente francés Adolphe Thiers, en los tiempos de la Comuna de París, todo fue verídico i aunque el hombre tenía estudios, era escritor, tenía cualidades de intelectual, etc., fue realmente como persona i cómo político un ser abominable i así lo presentó el profesor Acosta. Sin embargo le faltó decir una de las vagabunderías más comunes en los políticos, como sucedió en Cuba en la caída de la dictadura de Fulgencio Batista. Thiers, cuando los Comuneros se adueñaron de París i se complacieron en darle felicidad i justicia al pueblo, haciendo decretos hasta medio ridículos, como derechos para asistir a la ópera, a los Jardines de Boulogne, i otros privilegios triviales, el bandido de Thiers se fugó a Versalles (a 56 kms. , de París, en aquel tiempo una gran distancia) con todo el dinero del Banco de Francia, i luego reorganizó su ejército, pactó con sus enemigos tradicionales, los alemanes  i con su ayuda aplastó a la Comuna i recuperó el poder, realizando luego verdaderas masacres de venganza que, le valieron el título del “Asesino de París”. El típico proceder de un político de la derecha o de la oligarquía. Así, en Cuba, no dejaron ni un centavo a la revolución triunfante, se establecieron en Miami i se les reconoce por el dedo índice de la mano derecha “recortado” al apoyarlo repetidas veces contra las mesas i otros sitios, con ritmo de máquina de coser, i el resto de la mano empuñada, diciendo: “este año si caerá Fidel”.

 En este tiempo de campaña electoral, han salido tantos videos de tiempos pasados, especialmente de la IV República donde vemos las atrocidades, barbaridades o corruptelas que sucedieron (aunque Benedetti nos dijo que “el olvido está lleno de memoria” i eso nos sucede a los chavistas) i que, milagrosamente parece se han borrado de la mentes de los energúmenos i viejos pseudo líderes, como Pompeyo, Teochoro Petkof (el peor de todos) Ramos Allup, Américo Martín,  Omar Barboza i cerremos la jaula, aunque hai algunos que han tenido suerte de no aparecer, posiblemente porque su protagonista fue hábil para hacerlo desaparecer. He visto entonces, un video en el cual, el candidato por el Zulia Julio Montoya, comete fechorías como tirapiedras experimentado, pero el que siempre deseo que rescaten, no he tenido suerte de verlo otra vez en la pantalla. Se trata del día 11 ó 12 de abril del 2002, cuando este señor, con aires de intelectual, con su calva bien pulida i bigotito de artista argentino o mexicano, en pose en tres cuartos i recostando su brazo en el espaldar de un mullido sillón (un escenario bien escogido) decía con ojos semicerrados de hombre pensante i voz profunda i pausada: ¡Chávez, eres un asesino, tienes las manos manchadas de sangre! Una acusación gravísima, inmoral i antiética sin prueba alguna, que luego acompañó de otros comentarios perversos. Me pregunto ¿Cómo tiene la conciencia, una persona así? Si eso fue en un “triunfo pírrico”, en una victoria indecisa de horas, i luego se escondió cobardemente, ¿Qué se puede esperar de un diputado así en la Asamblea Nacional? El dicho popular lo dice así: ¡Cochino que come escíbalos, ni que le corten la trompa!

 Se dice que todas estas mentiras, estupideces dañinas, denuncias por periodistas tarifados, beldades ante el espejo transformadas en brujas, como Marta Colomina, Nitu Pérez Osuna, Carla Angola, etc., con sus programas de opinión, en combinación con los “opinadores” de prensa, lo que están haciendo es abonar el terreno, preparar las circunstancias para cantar fraude al final, luego de la aplastante derrota que le espera el 26 del presente mes. Lo que debe hacerse es obligarles a concretar la denuncia de fraude i obtener la firma i otros documentos confirmatorios de los que se hagan absolutamente responsables. Exigirle pruebas i de no presentarlas, como ha sucedido todas las veces, abrirles un juicio i aplicarle sanciones penales. La impunidad, es el mal que ha desvirtuado a la justicia. Ya está bueno de tantas falsas acusaciones i que los delincuentes queden libres i sin compromisos. El día que delincuentes mayores, piezas mayores de cacería como citaba Gómez Grillo, vayan a la cárcel por  sus probados i comprobados delitos, el orden, la justicia i la paz, tendrán un hermosa primavera en nuestra patria.

     Un solo dato tomado de las repetidas advertencias de Fidel Castro, sobre la inminencia i los peligros de una guerra que degenere en nuclear; la tumoración benigna que se transforma en cáncer en etapa final en cuestión de días u horas. La bombas nucleares actuales, se estima que son 40.000 veces más poderosas, destructivas i exterminadoras, que las de Hiroshima i Nagasaky, dos “saltapericos” de ensayo.

 robertojjm@hotmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1891 veces.



Roberto Jiménez Maggiolo


Visite el perfil de Roberto Jiménez Maggiolo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a107286.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO