Personajes de la Cultura y el Periodismo están callados...

Econoinvest: “Yo no sabia eso”

No es que con la caída de Econoinvest se descubrió las maneras fraudulentas de cómo la cultura y el arte son usados como trampolín para hacer negocios turbios y de baja ralea, creaando toda una pantalla detrás de la cual se esconden pérfidos intereses conectados con el tráfico de dineros  mal habidos y otras vagabunderías reñidas con el noble propósito de los artistas, intelectuales y periodistas aunque algunos sabían y conocían  el fondo del negocio y la dinámica del enriquecimiento ilícito de ese tipo de empresas.

Un verdadero universo de aliados, gente de la “cultura” elitesca tradicional, donde se identifican intelectuales, mercaderes del arte, “artistas”, mecenas, periodistas reconocidos, en una ensalada de  personajes públicos que defendían y aún con desparpajo defienden a una “institución” de la cual recibieron patrocinios y del otro lado, la estafa a centenares de ingenuos inversionistas. En ese caso a algunos de ellos se les reconoce la fidelidad al bandidaje que administró a este país hace más diez años.

Mucho de esos personajes deben lamentar las palabras de Joaquín Marta Sosa, defendiendo las actividades de Econoinvest ya montados en un iceberg cuya punta apenas enseña toda la estructura de un sistema en franca descomposición.

Sus palabras no pueden ser más elocuentes “Pero Econoinvest no se redujo a cultivar su jardín,.. decidió invertir…el patrocinio del programa de Nuevo Periodismo Iberoamericano, el proyecto de recuperación de las ciudades venezolanas… la invitación a intelectuales y escritores mayores de nuestro tiempo, a figuras del urbanismo, a Alcaldes con experiencias triunfantes a cuestas; también de tejer relaciones con el mundo cultural, periodístico y empresarial colombiano como un modo de aliviar tensiones …”

Otro que también aparece en esa pantalla es el reconocido “pensador” e intelectual Rafael Arraiz Lucas que con dineros “donados” por Econoinvest llevó a cabo “loables” empresas culturales como la Fundación para la Cultura Urbana, por citar algunos de los que el mismo Marta Sosa describe en un artículo del portal Prodavinci del 8 de junio de 2010.

Probablemente muchos personajes de la “cultura” y el “periodismo” venezolano deberán estar callados o por lo menos aduciendo un “yo no sabía eso” cuando la mínima condición ética los persigue como fantasmas en pena.

venezuelared@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3837 veces.



Aldemaro Barrios R.


Visite el perfil de Aldemaro Barrios para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Aldemaro Barrios

Aldemaro Barrios

Más artículos de este autor


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Actualidad


Revise artículos similares en la sección:
Anticorrupción y Contraloría Social