Odio ridículo. ¿Obama se retira de Irak? ¡Presidente, un nuevo ministerio!

¡Qué tal, camarada! Como siempre emocionado con la actividad permanente de nuestro proceso de cambios, poco a poco revolucionario, y preocupado, como tú, con las cosas malas que acá suceden –regocijado en los montones de buenas que hemos adelantado, pero que los no chavistas desconocen.

Tascón, está  en el infierno pagando su crimen‏

Es posible que tu navegador no permita visualizar esta imagen.

De: José  Francisco Rodríguez (josfrod58@hotmail.com)
Enviado: sábado, 14 de agosto de 2010 12:21:56 p.m.
Para: edopasev@hotmail.com

CORRUPTOS   BANDIDOS  DELINCUENTES  

Me llegó este correo a raíz de mi artículo de la semana pasada, recordando a Tascón. A éste tipejo no le di el gusto de contestarle esta enorme estupidez, llena de odio contra todos nosotros, más a los empleados públicos. Aunque ahora se sentirá importante por salir en este espacio (ya que los escualiduchos leen estas aguerridas páginas) Tal vez es un tipejo de los de la vieja PDVSA quienes andan arrechísimos ya que todavía creen que los botaron, cuando con tres ausencias estás botado y ellos se “escaparon” del trabajo y nada menos que por un par de meses, incumpliendo con sus responsabilidades.  

Y, además, los arrechos somos nosotros porque nos hicieron quedar en ridículo ante el mundo por no cumplir con nuestras obligaciones de exportación; dañaron programas de computación que habían puesto en empresas estadounidenses, paralizaron las refinerías (menos la de Puerto La Cruz que protegimos en los portones), se taparon todas las tuberías, y había la angustia por el riesgo de explosiones con la toma de los buques.  

En total nos causaron pérdidas por más de 15.000 millones de dólares y, lo que fue peor, mucho daño a la población, en especial a los más humildes, con la falta de gas, de gasolina, de transporte, de ambulancias, de las medicinas, etc., etc. 

Dios nos agarre confesados si por cosas del destino, por designios divinos, aunque lo más seguro por la ineficiencia de algunos de nuestros funcionarios, apoyados con la canalla mediática en la guerra de cuarta generación que continuamos perdiendo, perdemos las elecciones del 26S, en especial las presidenciales. O que maten a Chávez, le pongan las manos al poder político y con su odio cada vez más profundo y su revanchismo, nos conviertan a todos, a cogotazo limpio y vejámenes, en Rodríguez-Chacines, en Tareks Saabs, etc.  

Por eso, ¡guillo!, a esforzarnos por hacer buenos gobiernos y porque ni se aproximen. 

Bien. Ahora, aun distinto, me permitan que coloque este comentario, que ojalá asimilen los opositores y, tal vez, algunos de nosotros: La escritora estadounidense Susan Sontag, se refirió al escritor portugués, José Saramago, recién fallecido: El principal trabajo de un escritor no es tener opiniones, sino decir la verdad, y rehusarse a ser cómplice de las mentiras y la desinformación”. ¿Vale, no? 

De aquí los invito a una carcajada -como las que tuvo que expresar Andrés Izarra ante tantas CNNecedades- con los que se chupan el dedo por creer en la salida de USA de Irán. ¡Ja ja ja ja..!  La risa es porque dejaron “solamente”, “apenas” 42.000 hombres para entrenar a los soldados iraquíes. Será un soldado yanqui para cada soldado iraní, ja ja…  

Ah…, pero la risita se nos pone ridícula cuando no entendemos que todos esos soldados van a engrosar los posibles frentes de gue…, perdón, de ataque contra Irán. Porque esas guerras gringas se basan en “valientes” ataques nocturnos, y por sorpresa, contra ciudades, cayendo militares y civiles (infantes –y no de marina– ancianos y ancianas y mujeres en general) muertos o mutilados, y al final, todos psicológicamente perjudicados, aterrorizados.   

Y preparados contra Corea del Norte y contra Ve ne zue la. Latente 

Voy a insistir en el desagradabilísimo tema de la huecazón. Me disculpan, pero parte de la demostración de eficiencia en la gestión simple de unos gobiernos, revolucionarios o no, estadales o locales, está en lo más visible, a favor o en contra, como es atender asuntos de la cotidianidad. En lo masivo. La vialidad es la más visible. 

Aún cuando la inseguridad es un factor de preocupación mundial, que acá en Venezuela se originó y creció con el descuido de los gobiernos de la tristísimo IV república, al no planificar y adelantar políticas para desarrollar productivamente a las provincias, haciéndolas atractivas y vivibles, por el contrario generaron la nefanda situación de emigración endógena, los huecos se han convertido en el segundo factor de molestias sociales.  

Mientras, no dejo de hacerlo, recordemos que del campo improductivo, o de la producción sin protección, explotadora del campesino, se escaparon miles de familias a las márgenes de las ciudades que presentaban ofertas de trabajo (petróleo, comercio, turismo, etc.) y atractivos de modernismo. Nada que ver con el tedio de poblaciones y sectores agrícolas en casi abandono.  

De ahí la triste marginalidad con sus consecuencias sociales y de donde surgen, por abandono familiar-social, algunos delincuentes (por supuesto, no me refiero a los comerciantes, banqueros y fedecamaristas inescrupulosos) que los afectan y vemos en las barriadas peleas a plomo entre pandillas de traficantes de drogas con muertes, lamentables, que agolpan las morgues de jóvenes cuya estadística los ubica entre 15 y 25 años. 

Entonces, esa violencia la exportan a los otros sectores de la ciudad, donde urbanizaciones se convierten en “centros comerciales” para unos cuantos ladrones que las azotan dando a entender que el hampa está desatada y, por esa paranoia, uno ve en cada chamo popular un ejemplar malhechor. Cuando son unos pocos dañados. Empandillados los más. 

Me extendí en este drama pero… volviendo a los huecos, y ahí la relación, son tantos que se está cambiando el sentido de la precaución al extremo de que en vez de pedirte que “andes mosca” con los sospechosos, las alertas se basan en: -¡Cuídate de los huecos! –Tranquila, que yo me conozco los que hay por donde circulo-. Pero movilícese usted por cualquier otro sector no frecuentado y comenzará a mentar progenitoras a gobernadores y alcaldes, revolucionarios o no. 

Y, además de los desagradables momentos ligando que no ocurran de noche cuando les quedamos en bandejita a los asaltantes que pasen o vivan por ahí, a buscar los churupos para reparar o comprar cauchos nuevos, bases de motor y todo lo demás de abajo de los vehículos. 

Existe un decreto, no sé si de CAP, que creó la Fiscalía General de Mantenimiento, una buena iniciativa para organizar el mantenimiento preventivo y correctivo de todo lo que dependa de los gobiernos. Habría que rescatarlo o que por la desesperación el Presidente Chávez tenga que crear el Ministerio del Hueco, Midehu. 

Aunque lo más efectivo es organizar a las comunidades en esas labores y “darles el poder” que la Constitución y leyes al efecto le otorgan. Coño, que difícil ha sido para nuestros gobernantes provinciales deslastrarse de la mentalidad de la IV y abandonar las ilusiones del poder y pasárselos a los que interesan: al pueblo. 

¡Al socialismo con mente revolucionaria para cuidar la Patria con la Muerte!   ¡Venceremos! 
 
 
 edopasev@hotmail.com
 


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2092 veces.



Eduardo Palacios Sevillano

Ingeniero Civil. Escritor y caricaturista. Productor radial y locutor. Miembro de la directiva de la Orquesta Sinfónica del Estado Anzoátegui. Miembro de la Junta Directiva de la Sociedad Bolivariana del Edo. Anzoátegui. Coordinador de la Red de Historia, Memoria y Patrimonio de Anzoátegui.

 edopasev@hotmail.com

Visite el perfil de Eduardo Palacios Sevillano para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Eduardo Palacios Sevillano

Eduardo Palacios Sevillano

Más artículos de este autor