Ministra Tibisay Lucena págueme mis prestaciones sociales pendientes desde 2016

Muy larga ha sido mi insistencia en el asunto del pago de mis prestaciones sociales, como profesor jubilado de la Universidad de Oriente, desde que obtuve este derecho en agosto de 2016.

He dejado de lado temas de interés literario, incluso, para llamar la atención del gobierno sobre este asunto, que afecta de igual modo a miles de trabajadores y trabajadoras universitarios que no tienen mecanismos de expresión para revelar su situación de penuria y espera.

El tema no sólo revela la indiferencia gubernamental sobre la cancelación de prestaciones sociales y pasivos laborales pendientes desde 2014, sino que raya en la injusticia, en la demagogia, en la burla y el agravio.

Nuestra salud y alimentación, nuestro equilibrio emocional y demás valores psico-espirituales resultan seriamente afectados por la grave vulnerabilidad a que estamos sometidos en todo orden; dentro y fuera de nuestros hogares, con y sin nuestros familiares más cercanos, como consecuencia del impago mencionado; acentuando la pobreza extrema, el hambre, la desnutrición y el abandono integral de nuestra integridad física, por cuanto carecemos de los beneficios esenciales de HCM y fondos en las cajas de ahorro institucionales.

No ha habido ministro o ministra de educación superior que dé la cara al respecto, ni funcionario de la Opsu —como organismo rector de la política universitaria—que atienda reclamos ni peticiones puntuales. De modo relevante, el ajuste correcto de las tablas salariales, sobre cuya base deben hacerse los cálculos legales de las prestaciones sociales y los pasivos laborales en mora.

He increpado al Presidente Nicolás Maduro, varias veces, para que atienda nuestra penosa realidad, y la sordera y la indiferencia hacen mella en nuestro empeño.

Desde 2013 hemos vivido una sistemática pérdida de nuestro salario por efecto de la imposición de tablas salariales miserables, tabuladores de hambre e instructivos de injusticias. Las denominadas Convenciones Colectivas Únicas se han convertido en verdaderos adefesios.

Sólo para mostrar un botón, recordemos que un profesor titular, a dedicación exclusiva y con doctorado, ganaba al momento de la muerte del comandante Hugo Chávez un sueldo equivalente a 1.125 dólares. Sin embargo, Nicolás Maduro subsumió este salario a tan sólo 8 (¡ocho!) dólares para el bienio 2020-2021, llevándolo a finales de 2021 a 40 dólares, y desde marzo de 2022 a 200 dólares. Esto significa que ese mismo docente, de la más alta formación académica, no gana en la actualidad ni la mitad del salario mínimo promedio de América Latina. Una vergüenza continental.

Su sueldo actual es cinco veces inferior al de hace nueve años. Demás está suponer los efectos que sobre sus condiciones de vida tiene esa penosa realidad. Académicos y científicos reducidos a pordioseros, a miserables. Varios han muerto por efecto de la desnutrición.

Y todavía hay bobos vestidos de rojos rojitos que pregonan que moral y luces son nuestras primeras necesidades. QUÉ IGNORANCIA.

Si el Estado infravalora a su educación universitaria, si fomenta el gasto público en la politiquería insulsa, la logística partidista y la adulancia populista, para meternos por los ojos una revolución social que no es tal; si avala la corrupción, si no cumple los compromisos contractuales históricamente consagrados en las leyes de la República, menos puede rasgarse las vestiduras para disfrazar de revolución un gobierno de sinvergüenzas, de inútiles, de majaderos, de burócratas e insensibles.

Que se entienda de una buena vez nuestra rabia y nuestra protesta más enérgica. Nuestro rechazo a toda política de hambre y despojo. A toda chantaje sindicalero a ultranza.

No hay seriedad ni compromiso en la política laboral del Estado venezolano. No existe responsabilidad alguna para sentarse con los gremios de trabajadores, asociaciones y sindicatos legítimos para plantearse soluciones consensuadas, porque toda actitud gremial se acalla como traición a la patria, instigación al odio, o estrategias oposicionistas para derrocar al gobierno.

¡Vaya el bálsamo con que los políticos en ejercicio despluman el sentido de la ciencia y el saber universitario en Venezuela!

¡Con qué descaro hablan de la "Venezuela Potencia".

Más allá de todo argumento sobre crisis financiera, saboteo, bloqueo, caída de precios petroleros, confiscación de activos en el exterior, escases de alimentos, bachaquerismo, falta de producción nacional, dólar criminal, escases de circulante, cambios de moneda por el bolívar soberano y el bolívar digital, conversiones monetarias 2018 y 2021, creación del Petro y criptoactivios, bonos del carnet de la patria, planes terroristas, guarimbadas, golpes de estado, magnicidios, invasiones y espionajes, ataques mediáticos y cyberataques al Guri y sistema eléctrico nacional, corrupción en PDVSA, en las fuerzas armadas con las mafias del combustible, del oro y los chatarreros; y cuanta excusa cierta o falsa se anteponga a esta injusta falta de pago y de respeto a nuestras invaluables luchas reivindicativas, nada se justifica después de seis o siete años de olvido para el pago total o parcial de nuestras sagradas prestaciones sociales y los intereses de los pasivos laborales en mora, repito.

Sólo para dejar clara mi posición sobre esta materia me tomo la petulancia de referir los quince artículos publicados en aporrea.org, y otros medios periodísticos venezolanos, desde 2016 hasta 2022, para denunciar el olvido gubernamental, para reclamar derechos imprescriptibles, para proponer ideas de pagos y buscarle la solución definitiva al pago de las prestaciones sociales y pasivos laborales para los trabajadores jubilados de las universidades públicas de Venezuela, en particular para quienes nos jubilamos durante los años 2014, 2015, 2016 y 2017, toda vez que fuimos excluidos de ese mal llamado "bono de diez mil bolívares". Somos los más vulnerables y estamos en las peores condiciones materiales.

Señalo, pues, a continuación, esta larga lista de quejas publicadas desde 2016 hasta el presente, con mi firma, como apoyo moral a quienes sufren, como yo, por la injustica cometida por el gobierno de Nicolás Maduro, contra nuestro patrimonio laboral en el seno de las universidades venezolanas, no sólo por la falta de aprobación de tablas salariales justas y dignas, sino por el agravio cometido, de manera sistemática, contra nuestros beneficios vitales, tanto de quienes estamos en condiciones de jubilados y pensionados, como de los sobrevivientes.

02/05/2022. Bono de diez mil bolívares para los jubilados constituye una gran injusticia – Por José Pérez https://www.aporrea.org/economia/a312034.html

27/04/2022. Pago de prestaciones sociales ya, señor Presidente - Por José Pérez https://www.aporrea.org/trabajadores/a311915.html

12/04/2022. Los hijos de Chávez, los hijos de Maduro, los hijos de Carmona Estanga y los hijos de Guaidó – Por José Pérez https://www.aporrea.org/ideologia/a311516.html

06/12/2021. Opsu, Tibisay Lucena y Pdte Maduro paguen las prestaciones sociales a los jubilados universitarios – Por José Pérez https://www.aporrea.org/educacion/a308125.html

01/07/2020. Ministro César Trómpiz páguenos las prestaciones sociales – Por José Pérez https://www.aporrea.org/trabajadores/a292315.html

28/09/2019. Presidente Maduro, por favor pague las prestaciones sociales a los jubilados de universidades públicas – Por José Pérez https://www.aporrea.org/trabajadores/a282828.html

28/05/2019. Soy una víctima de la guerra económica – Por José Pérez https://www.aporrea.org/actualidad/a279061.html

11/1072018. OPSU, ¿cuándo pagarán prestaciones sociales de jubilados durante 2015 y 2016? – Por José Pérez https://www.aporrea.org/actualidad/a270424.html

09/09/2018. Nueva tabla salarial para las universidades es expresión de miseria y burla – Por José Pérez https://www.aporrea.org/trabajadores/a269053.html

22/08/2018. Presidente Maduro, cancele prestaciones sociales universitarias en Petros – Por José Pérez https://www.aporrea.org/educacion/a268190.html

12/05/2017. ¿Y cuándo pagarán las jubilaciones universitarias? – Por José Pérez https://www.aporrea.org/trabajadores/a245892.html

12/12/2016. Presidente Maduro aumente los sueldos a los profesores universitarios – Por José Pérez https://www.aporrea.org/educacion/a238441.html

25/02/2016. ¿Suspendidas jubilaciones en las universidades? – Por José Pérez https://www.aporrea.org/educacion/a223533.html

28/01/2016. Trabajadores universitarios no tienen que pagar ISLR. – Por José Pérez https://www.aporrea.org/educación/a221879.html

08/06/2014. La persecución, acorralamiento y maltrato contra la Universidad venezolana – Por José Pérez https://www.aporrea.org/educación/a189525.html


 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 820 veces.



José Pérez

Profesor Universitario. Investigador, poeta y narrador. Licenciado en Letras. Doctor en Filología Hispánica. Columnista de opinión y articulista de prensa desde 1983. Autor de los libros Cosmovisión del somari, Pájaro de mar por tiera, Como ojo de pez, En canto de Guanipa, Páginas de abordo, Fombona rugido de tigre, entre otros. Galardonado en 14 certámenes literarios.

 elpoetajotape@gmail.com

Visite el perfil de José Pérez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: