Todos a la marcha mañana jueves. Parque Carabobo

Un clamor recorre América Latina. ¡¡Nacionalización de las empresas privatizadas… Fuera las Multinacionales!!


Estamos entrando en una nueva fase en el proceso revolucionario que vive el país, una fase que ya no admite promesas, ni buenos deseos expresados en bonitos y románticos discursos.

Ya no se trata de discusiones teóricas y políticas sobre la conveniencia o no del socialismo o de demostrar la superioridad de este sistema con respecto al capitalismo. El pueblo y los trabajadores hace bastante tiempo saben que aún no están plenamente satisfechas sus exigencias y reivindicaciones; que se sigue acumulando una cuantiosa deuda social, más allá de los extraordinarios logros sociales y democráticos, como las Misiones, obtenidos con su movilización. Por eso se ha hecho popular entre los activistas y luchadores la frase “profundizar la revolución”, que no es otra cosa que la plena satisfacción de sus derechos, que aún siguen siendo vulnerados por patronos y burócratas gubernamentales.

De lo que se trata ahora es de sentar las bases fundacionales para la construcción de esa nueva patria socialista, tarea en la cual los trabajadores, como clase social consciente y motor fundamental de la revolución, debe plantear sus propuestas de forma autónoma e independiente del Estado, del gobierno y de los patronos.

Creemos, como la mayoría de los activistas obreros, campesinos populares, como piensa la mayoría de los jóvenes que han luchado contra la oligarquía y el imperialismo durante los últimos años, que ya es hora de dar pasos firmes y ciertos en la construcción de una sociedad sin desigualdades, sin explotados ni explotadores, una sociedad donde los trabajadores y el pueblo sean efectivamente poder. Donde las transnacionales petroleras, de las telecomunicaciones, de los medios de comunicación, financieras, y otras, no continúen obteniendo jugosas ganancias y beneficios mientras la inmensa mayoría de la población no termina de “verle el queso a la tostada”; mientras continúa aumentando la inflación y se sigue pagando la deuda externa.

¿Qué es el socialismo?

El socialismo es, más allá de cualquier otra precisión, ruptura con el imperialismo y propiedad colectiva de los medios de producción. Y esto es una verdad irrefutable y científica, tanto en el siglo XX, en el XXI, o en cualquier otro. Ya es hora de hacer realidad las palabras y comenzar a construir el poder obrero, campesino y popular, a través de la nacionalización sin indemnización y bajo control obrero de los sectores estratégicos de la economía.

Por eso hacemos nuestro el planteamiento de la Corriente Clasista, Unitaria, Revolucionaria y Autónoma (C-CURA) en el seno de la UNT, que encabezan Orlando Chirino y Stalin Pérez Borges, de que además de CANTV, las empresas eléctricas y las asociaciones estratégicas petroleras, también se nacionalice Sidor, Sanitarios Maracay, empresa actualmente bajo control de sus trabajadores, así como todas las empresas en conflicto, en la perspectiva de la expropiación de toda a burguesía y las transnacionales aún presentes en el país, y que siguen obteniendo jugosas ganancias, mientras incumplen con los más elementales derechos de sus trabajadores.

Pero no se trata de una simple compra o de indemnizarlas, como está planteando el gobierno, es necesario que todas estas empresas se nacionalicen sin indemnización y que sean puestas a producir bajo control y gestión directa de sus trabajadores. ¿Cómo les vamos a pagar a los capitalistas nacionales y transnacionales, por empresas que fueron compradas a “precio de gallina” en la época del puntofijismo, y de las cuales han obtenido durante todos estos años inmensos beneficios? ¿Les vamos a pagar por tener la propiedad de lo que en justicia nos pertenece?

El país no necesita transnacionales

El país no necesita multinacionales. Tampoco hay porqué comprarles y mucho menos indemnizarles nada. Ellos han ganado miles de millardos de dólares durante más de 100 años de usurpación de nuestros recursos. ¡¡Que se vayan ya!!, es el clamor de los trabajadores y del pueblo venezolano... No los necesitamos, los recursos naturales son nuestros y nosotros mismos debemos explotarlos racionalmente y distribuir entre todos los venezolanos los beneficios.

No es posible que no haya conciencia de que las ganancias de las multinacionales se utilizan para hacer la contrarrevolución, para atentar contra el Gobierno y para masacrar a pueblos hermanos, como sucede en Irak, Afganistán, Haití, Somalia, Palestina o ahogar con el bloqueo a nuestros hermanos cubanos. Cerrar los ojos ante esta realidad es hacerle un mal inmenso a la revolución.

No compartimos las apreciaciones del Presidente Chávez y el Ministro de Energía y Petróleo Rafael Ramírez, quienes hablan de nacionalización, pero al mismo tiempo dicen que existirán empresas mixtas. No compartimos el proyecto de las empresas mixtas, eso significa supervivencia del capitalismo. Aunque las empresas sean del Estado en un 90% y el 10% restante de las multinacionales, ellas no dejarán de ser empresas capitalistas al servicio de la explotación de la fuerza de trabajo y del robo de nuestro recurso natural más importante. Tener este concepto claro es clave para la lucha por el socialismo, ya que el socialismo es incompatible con las multinacionales, con la explotación capitalista, con la agresión a los pueblos y con la degradación del medio ambiente.

Así como en Venezuela nos movilizaremos por la nacionalización sin indemnización de toda la industria eléctrica, CANTV, Sidor, Sanitarios Maracay, así mismo debemos expresar nuestro apoyo a las comunidades y pueblos latinoamericanos que se levantan exigiendo la salida de las multinacionales explotadoras y “chupasangres” que actúan en nuestros países, robándose nuestros más valiosos recursos.

Comité Nacional Impulsor del
Partido Revolución y Socialismo
www.revolucionysocialismo.org
Febrero 8 de 2007


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3901 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter




Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Trabajadores Aporreando


Revise artículos similares en la sección:
Ideología y Socialismo del Siglo XXI