Trabajadores venezolanos exigimos ajuste inmediato de los salarios a salario internacional

La clase obrera venezolana padece y sufre hoy la peor situación de miseria y hambre de toda su historia, ni siquiera comparable con lo sucedido durante la II Guerra Mundial, el Viernes Negro de 1983 o el golpe de Estado y el sabotaje petrolero de 2002-2003.
 
Es bien sabido que los esfuerzos del Ejecutivo Nacional han sido insuficientes, como se dice popularmente, “pan para hoy y hambre para mañana”. En efecto, las políticas oficiales salariales estrangulan duramente nuestro poder adquisitivo cada día. 
 
De continuar así, nuestras humildes familias están destinadas a un futuro incierto desalentador, próximo a parecerse a aquellos pueblos del mundo que Dios ha abandonado a su suerte, privándoles de los más elementales bienes materiales, vitales para la supervivencia humana. 
 
Señor Presidente Nicolás Maduro: Desde las bases de la clase obrera venezolana, exigimos un inmediato y digno ajuste para los salarios de los trabajadores en Venezuela. Es decir, exigimos ajustes de los salarios a salario internacional. 
 
No sólo es contradictorio sino también inaceptable y reprochable que un gobierno revolucionario, sin importar las circunstancias, imponga precios dolarizados a la economía, con lo cual aumentan los bienes y servicios de alimentos, salud, educación, vivienda, gasolina y otros, 
Podríamos reconocer que el ajuste de precios en algunos rubros era un paso necesario. Pero el propósito superior de esas medidas no debe ser el de enriquecer aún más a los grandes capitales y el de empobrecer mucho más a la clase trabajadora. A estas alturas es público y notorio que la economía de nuestro país está dolarizada y así deben estarlo los sueldos de sus trabajadores. 
Los trabajadores permanecemos marginados por unas políticas salariales que lejos de fortalecer nuestro salario, lo expolia como lo hicieron con el memorandum 2792 y el decreto 9030. 
 
Hoy todos los comedores industriales para los trabajadores permanecen cerrados; el seguro de HCM, a pesar de que sigue siendo descontado con puntualidad, solo existe para una élite; y las convenciones colectivas se las pasaron por el forro  del paltó. 
 
Los trabajadores venezolanos  protestamos el trato de esclavos modernos que estámos recibiendo y levantamos nuestra airada voz de protesta. 
 
 
gremenday@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2118 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter