Carta Abierta al Grupo de Trabajadores de la OIT


Nosotros, dirigentes de la Unión Nacional de Trabajadores de Venezuela (UNT), nos dirigimos a los representantes de las organizaciones sindicales de los trabajadores que tienen voz y voto en las instancias de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) y a todos nuestros hermanos y hermanas de clase que llevan la batalla sindical en defensa de los intereses de los trabajadores.

Compañeros y compañeras
En Venezuela estamos participando en el esfuerzo de la clase trabajadora, como parte constitutiva de la lucha de nuestro pueblo en defensa de su soberanía nacional, para dotarnos de una organización sindical construida desde las bases, bajo criterios de independencia de clase, autonomía ante el Estado y los partidos políticos, y de democracia sindical. En abril de 2003 trabajadores de distintos sectores y corrientes sindicales decidimos construir la UNT.
La UNT, que hoy agrupa la mayoría del movimiento sindical venezolano, ha incentivado la organización de los trabajadores – cuya tasa de sindicación ha aumentado de 11% en el año 2001 a 23% en 2004 – y ha estado presente en las dos últimas Conferencias Internacionales del Trabajo de la OIT (2003 y 2004).
Ocurre que en este mismo período, FEDECÁMARAS, la representación de los empleadores de Venezuela, y la Confederación de Trabajadores de Venezuela (CTV), han presentado quejas ante el Comité de Libertad Sindical de la OIT, acusando al gobierno de Venezuela de atentar contra la Libertad Sindical y el Derecho de Huelga. És un hecho insólito, pues en general son los sindicatos de trabajadores que presentan quejas contra los patronos por ataques a sus derechos y que buscan en la OIT, en particular en su Grupo de Trabajadores, un punto de apoyo para denunciar actividades antisindicales y de atropello al derecho de huelga.
Es insólito también que las quejas de FEDECÁMARAS y de la CTV sean prácticamente complementarias, no teniendo nada que ver con la relación conflictiva entre Capital y Trabajo.
Evidentemente, esto tiene que ver con el desarrollo de la situación política en Venezuela, dónde FEDECÁMARAS y dirigentes de la CTV participaron directamente, junto con partidos de oposición y con la simpatía de la Embajada de EEUU, en el Golpe de Estado de abril de 2002 — frustrado por la reacción del pueblo y de los trabajadores — que llegó a constituir un “gobierno” encabezado por Pedro Carmona … presidente de FEDECÁMARAS en ese momento.
Después, en diciembre de 2002 y enero de 2003, FEDECÁMARAS y los mismos dirigentes de la CTV han apoyado un “lock-out” gerencial de naturaleza política que visaba sabotear la principal fuente de recursos del país, que es la industria petrolera. En ambas ocasiones, los dirigentes de la CTV actuaron contra la voluntad de la aplastante mayoría de los trabajadores. En el paro-saboteo, los trabajadores no fueron consultados para decidir huelga alguna, y, por el contrario, se movilizaron masivamente para ocupar las plantas de la industria petrolera y hacerla funcionar!
Esos son hechos concretos, que inclusive fueron establecidos y explicados por 35 dirigentes de la UNT que se entrevistaron con la Misión de Contacto de la OIT que visitó nuestro país en octubre del 2004.
Que los patronos utilicen el lock-out no es nuevo. Muchos de ustedes seguramente conocen ejemplos de esto en sus países! Que los patronos promuevan golpes de Estado contra la democracia es menos frecuente, pero tampoco es la primera vez! ¿Pero no es burlarse acaso de los trabajadores y sus representantes querer hacernos aceptar que lock-outs y golpes de Estado puedan tener como objetivo defender la democracia y los derechos sindicales? ¿Acaso piensa esa gente que los representantes de los trabajadores no puedan comprender esta hipocresía?
Sin embargo FEDECÁMARAS, en la Conferencia Internacional del Trabajo de junio de 2004, propuso, con el apoyo de la Organización Internacional de los Empleadores (OIE) y representantes de los patronos de 22 países — entre ellos los de EE.UU, notorios por sus ataques contra los sindicatos y los derechos laborales — una Comisión de Encuesta, invocando el Articulo 26 de la Constitución de la OIT, sobre la situación de las Libertades Sindicales en Venezuela. La próxima reunión del Consejo de Administración de la OIT (del 8 al 24 de marzo 2005) tiene en su agenda la votación de este pedido. .
Es necesario notar, por ejemplo, que el gobierno de Colombia no ha sufrido ningún tipo de sanción o presión por parte de la OIT, cuando a inicios de 2004 había el registro en la propia OIT de 186 sindicalistas asesinados, cifra que rebasa los 200 en los días de hoy!
Compañeros y compañeras:
En el mismo momento en que el gobierno de Venezuela tiene el amplio respaldo popular para avanzar en la Reforma Agraria y para intervenir en empresas abandonadas por los patronos para garantizar empleos y salarios, en que ocurre un conflicto diplomático entre Venezuela y Colombia, el presidente de EE.UU, George W. Bush, y su Secretaria de Estado, Condoleezza Rice, dan declaraciones explícitas de denuncia al gobierno legítimo de Venezuela como un factor “desestabilizador” y “no productivo.” Si miramos las acciones del gobierno Bush en el último período, se puede entender que éstas no son meras palabras, sino amenazas. En cuanto a su concepción de “democracia”, podemos verla en lo que se pasa en Irak.
¿Sería posible no ver una relación entre esos hechos y las posiciones que defiende FEDECÁMARAS ante la OIT?
Independientemente del juicio que cada organización sindical pueda tener sobre el gobierno de Venezuela y su política, es un hecho que es un gobierno que fue ratificado por más de 60% de los votos en el Referendo de agosto de 2004 – derrotando la posición defendida por FEDECÁMARAS y la cúpula de la CTV de revocarlo. El resultado electoral fue reconocido por la OEA y el Centro Carter, que no pueden ser acusados de simpatía hacia el gobierno venezolano. Es un hecho, también, que los partidarios del actual gobierno obtuvieron una mayoría aplastante en las elecciones regionales de octubre del mismo año.
Desde el punto de vista de la UNT, la democracia exige que se respete la voluntad soberana de los pueblos de decidir su propio destino. Repetimos, esta exigencia es válida sea cual sea la opinión que se pueda tener sobre el gobierno venezolano. No compete al gobierno de EE.UU decidir en lugar de nuestro pueblo lo que es “positivo” o “negativo” para Venezuela.
Que los representantes de los patronos en la OIT hagan “causa común” con FEDECÁMARAS está en el orden natural de las cosas . Que gobiernos, como el de Bush en EE.UU, hagan lo mismo, también no es de sorprender. Pero de ningún modo pueden los representantes de los trabajadores apoyar este ataque a nuestra soberanía y a nuestras organizaciones sindicales independientes.
¿No es evidente que permitir que se realice la Comisión de Encuesta pedida por FEDECAMARAS, esto sí sería un atropello a la libertad sindical y a la soberanía de nuestro país? Sólo a los trabajadores venezolanos nos compete decidir que tipo de organización sindical debemos construir, en el marco de los principios de la Libertad Sindical!
Lanzamos este llamado urgente, dirigido a todas las organizaciones sindicales de los trabajadores: Hay que rechazar la propuesta de Comisión de Encuesta de FEDECÁMARAS y sus aliados, que no corresponde para nada a la verdadera situación de la libertad sindical en Venezuela, país que ha ratificado los Convenios 87 y 98 de la OIT.
De nuestra parte, como dirigentes sindicales comprometidos con las bases, no tenemos nada que ocultar. Por eso adjuntamos a esta Carta Abierta un memorando que responde a los alegatos que hacen FEDECÁMARAS y CTV en sus quejas.
Invitamos a las organizaciones sindicales de los trabajadores de todo el mundo a venir a Venezuela para constatar directamente la situación en nuestro país, dónde inclusive la CTV, a pesar de su participación en el golpe de Estado y su apoyo al lock-out petrolero, goza de libertad sindical.
Invitamos igualmente a que vengan asistir al próximo Congreso de la UNT, lo cual les permitirá conocer directamente de los trabajadores la verdad sobre la situación sindical en Venezuela.
Pedimos a las organizaciones y dirigentes sindicales que rechacen la provocación que significa la Comisión de Encuesta propuesta por Fedecámaras y que se asocien a esta Carta Abierta.

Saludos sindicales clasistas,

En defensa de la soberanía del pueblo venezolano!
En defensa de la verdadera Libertad Sindical!

Caracas, 3 de febrero de 2005

Firman los siguientes Coordinadores Nacionales de la UNT: Orlando Chirino, Marcela Máspero, Stalin Pérez Borges, Rubén Linares.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 4204 veces.



Stalin Pérez Borges/Prensa UNT


Visite el perfil de Stalin Pérez Borges para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: