Haciendo uso de la metodología marxista: La crítica social dialéctica

Ya basta de posturas bobaliconas del gobierno bolivariano

Marx no solía hablar de sí mismo como filósofo, historiador o economista –pese a ser todo eso a la vez- sino como crítico de la sociedad y, por tanto, el método de investigación marxista es la crítica social dialéctica que en este artículo utilizamos para tratar el tema del ya basta de posturas bobaliconas del gobierno bolivariano.

Estamos cien por ciento conscientes de las grandes dificultades que están implícitas en el desenvolvimiento del proceso de transición hacia el socialismo y, por tanto, no podemos entender el por qué el gobierno bolivariano, sin justificación alguna, asume comportamientos que lo hace aún más difícil, tal y como ha ocurrido con nuestra participación en el ámbito de la Comisión y la Corte Interamericana de Derechos Humanos y con las relaciones con el gobierno presidido por el paramilitar, narcotraficante y pitiyanqui Álvaro Uribe Vélez, que se nos ocurre adjetivarlas de bobaliconas por el carácter excesivamente candoroso e ingenuo en el cual subyace una especie de poco entendimiento y capacidad.

Poco entendimiento o capacidad porque el gobierno bolivariano no ha revelado las razones que fundamentan su actuación en el caso de este par de eventos, ya que, así como entendemos y justificamos la participación en la Organización de Estados Americanos como la utilización de un mecanismo que nos permita participar en el importante debate de ideas donde, por un lado, se confronten las visiones capitalista y socialista antitéticas y, por otro lado, se contribuya a la unidad de los países hermanos que allí participan, tampoco concebimos ni evidenciamos la participación en una Comisión Interamericana de Derechos Humanos donde, no sólo participan apenas una decena de países de la OEA sino que dado el control absoluto ejercido por nuestro enemigo principal, el imperialismo yanqui, a través de su lacayo Presidente vitalicio, nos refleja el carácter excesivamente candoroso e ingenuo del gobierno bolivariano,

En el caso de la relación con el gobierno presidido por el paramilitar, narcotraficante y.pitiyanqui Álvaro Uribe Vélez, así como pensamos y fundamentamos cualquier esfuerzo que se haga en función de contribuir a la imprescindible unidad de nuestros pueblos, tampoco razonamos ni nos explicamos la aceptación de una diplomacia colombiana reiteradamente signada por el irrespeto y el engaño, ya que ambos cualidades, lejos de contribuir con el avance del proceso de unificación de los países nuestroamericanos, más bien le hacen el juego al intento de sabotear el proceso de integración y destruir nuestra marcha hacia el socialismo bolivariano que a dicho gobierno le impone el imperialismo gringo, tal y como de nuevo queda fehacientemente demostrado con la instalación de las siete nuevas bases militares a través de las cuales ceden al imperio la soberanía de nuestra hermana y querida Colombia.


nicolasurdaneta@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1823 veces.



Nicolás Urdaneta Núñez


Visite el perfil de Nicolás Urdaneta Núñez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: