EEUU....políticas vergonzosas

CHILE, TORRES GEMELAS, IRAK, HONDURAS… La lista de invasiones, golpes, atentados, intromisiones, desestabilizaciones, espionajes y cuanto las agencias de inteligencia de los Estados Unidos han inventado para quitar y poner gobiernos en donde se les antoje y les interese, no solamente es larga. Es historia triste y miserable. Se trata de un viejo oficio o maña. Se trata de lo que ellos seguramente llaman “política exterior”,  convertida a la postre  en un verdadero azote para aquellos países que por algún motivo están en la lista de sus intereses “estratégicos”.

     La escasa información que se obtiene luego de la desclasificación de documentos “secretos” de los organismos de inteligencia norteamericana nos hablan de un gobierno que durante  muchas décadas, ya sean demócratas o republicanos,  no varían en absoluto  en relación al trato a los países latinoamericanos y del resto del mundo. Unos y otros han convertido sus prácticas  desestabilizadoras y para ello, lamentablemente, han contado con el servilismo de las oligarquías criollas, que junto a un sector de la población ha sido mediatizado por intermedio de planes ideológicos previa y precisamente preparados para tales fines. 

REPÚBLICA DOMINICANA, CUBA, PANAMÁ, VENEZUELA…La  palabra vergüenza no existe en el diccionario de la relación internacional norteamericana.  De escrúpulo, ni hablar. En el caso concreto del golpe a Salvador Allende ha quedado claramente demostrado de su  injerencia  directa. Afirman los documentos desclasificados que apenas   Allende ganó las elecciones se activaron los planes para derrocarlo. Financiaron, asesoraron, entrenaron y sirvieron la mesa a los títeres locales que luego son fieles servidores. Todo ha sido un a,b,c.  o recetario. Medios de comunicación, partidos,  empresarios e intelectuales  de derecha y reaccionarios, militares títeres.

      Pudiera llamar la atención, por ejemplo, que conociéndose la participación de los gobiernos norteamericanos en golpes con saldos de miles de víctimas, ninguno de estos haya sido capaz de reconocer ante el mundo su vergonzante papel. Nadie duda del horror que  representa el ejército norteamericano cada vez que pisa suelo extranjero. Se trata de una mala plaga que lo que lleva o trae  es muerte, desolación, tristeza y miseria. Como no estamos descubriendo el agua tibia, sólo queremos insistir para no olvidar. Para prepararnos ante y frente  un gobierno colombiano que vendió su alma al diablo para convertirse en punta de lanza de la política guerrerista de los Estados Unidos en América del Sur. Ya lo ha dicho Fidel, esas siete bases en territorio  colombiano son siete puñaladas para nuestro continente.


juan_azocar@hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1973 veces.



Juan Azócar


Visite el perfil de Juan Azócar para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Juan Azócar

Juan Azócar

Más artículos de este autor


Notas relacionadas


Revise artículos similares en la sección:
Internacionales


Revise artículos similares en la sección:
Actualidad



US mp N GA Y ab = '0' /tiburon/a86374.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO