¿Chávez o China?

“El peor enemigo de la revolución es el burgués que muchos revolucionarios llevan adentro”.

MAO TZE TUNG.

“Estamos entrando a una fase definitiva del poder constituyente y la revolución. Hemos tocado una veta de oro: El poder del pueblo, que se está desatando a través de la organización popular”. HUGO CHAVEZ.


El despliegue furioso del esfuerzo para contener la ola de los pueblos sudamericanos alineados en la mira de conquistar sus derechos humanos, económicos, sociales y culturales; y contagiando a otros pueblos del mundo con su grito revolucionario tiene a Uribe Vélez frenando la paz en Colombia y en el continente. Las FARC apuntan y disparan a la oligarquía latinoamericana cipaya del imperio. Juntas la cúpula de la iglesia (Vaticano) y la oligarquía sudamericana con el paramilitarismo, financiados por Bush hostigan a todas las manifestaciones populares destinadas a lograr la liberación de los oprimidos en este continente. Para unos es una guerra ideológica y hasta religiosa en el fondo, para otros se trata simplemente de una cuestión de supervivencia en un planeta de 6 000 millones donde la mayoría no tiene agua para beber, come mal, no tiene vivienda ni tierra para sembrar, y padece enfermedades (epidemias y pandemias) que provienen de la Edad Media y se creían largamente superadas. De un lado están los pocos que no desean cambios en su modo de vida, del otro la mayoría que no tiene ya nada que perder. Nosotros creemos es OTRO MUNDO ES POSIBLE.

FIN DEL NARCOVIRREYNATO.

El gobierno colombiano representa a esta narcooligarquía católica neoconservadora continental enfrentando con odio a la ola popular que va reuniendo a los integrantes de una gran familia, del equipo latino desde el Caribe hasta la Antártida. Sólo habría que añadir a este frente hegemónico imperialista organizado en las clases dominantes en este hemisferio el característico signo sionista. En la parte anglosajona del hemisferio es obvio que el cristianismo es protestante pero no deja de ser sionista. Aquí el catolicismo y el protestantismo no tienen muros porque caminan de la mano del sionismo internacional.

ESTRATEGIA COMUNICACIONAL PARA LA GUERRA.

Toda la red de medios privados y reunidos bajo el poder tiránico de las multinacionales observa la crisis de las FARC como si se tratara del mismo asunto que con los musulmanes (chiitas y sunitas) en oriente medio. Confunden a propósito asuntos religiosos con asuntos políticos. Muestran a los ejércitos irregulares latinoamericanos como a los terroristas árabes. Inventan términos geopolíticos como el “islamofascismo” para reunir a un Irán y a una Venezuela antiimperialistas. No caben diferencias para la visión del ojo opresor. En el pueblo domesticado han impreso la idea de que los EEUU están bajo la protección divina (“under God”) propagando un fundamentalismo evangélico sionista. Quieren crear un nuevo, Hitler, Sadam Hussein, Noriega, con Chávez.

FINANCIANDO EL TERRORISMO.

El Plan Patriot (80 mil millones de $ contrarrevolucionarios) significa este deseo de contención revolucionaria continental. Los pueblos largamente oprimidos (800 millones de personas en América Latina) buscan su liberación y encuentran en este plan (P.P.) a su peor enemigo hemisférico. Desde esta base militar imperialista controlan y quieren seguir controlando todo. Por su puesto que el Plan Puebla Panamá (P.P.P.), el Plan Balboa, y todos los TLC articulados al ejército de ONGs y fortalecidos por la industria militar y mediática reeducando las mentes de las mayorías contribuyen a la debilitación del proceso revolucionario. Debilidad que vemos cuando fomentan la división y la consiguen a través del poder que los medios masivos de comunicación tienen sobre el alma humana difundiendo los antivalores de una sociedad asesina, individualista, egoísta, indiferente, aburrida y mediocre. Es la manipulación por el miedo y el sometimiento por la mentira globalizada. De ahí que la globalización ha sido la ideología del capitalismo del siglo XXI impulsada por Norteamérica (300 millones de personas), el país más endeudado del mundo (12 billones de $ por año) y el más contaminante y depredador.


LOS DE ARRIBA Y LOS DE ABAJO.

Cuando los pueblos se rebelan y gritan por sus derechos los llaman terroristas. Cuando las elites mundiales subversivas inventan guerras para controlar el petróleo, el agua, el gas, los alimentos, la mano de obra barata, lo llaman progreso. Cuando los pueblos reunidos bajo el mismo destino encuentran su lugar y su momento y toman el poder todos los medios masivos de comunicación informan el caos, la barbarie, el terror. Cuando las elites deciden en Davos terminar de hundir al Africa (casi 1000 millones de personas), someter la América Latina con bombas, debilitar la China (1300 millones de personas), oprimir y humillar más y más a aquellos que se levantan con banderas revolucionarias, en Caracas los más pobres se reúnen para crear mecanismos inteligentes de supervivencia no sólo de los pueblos sudamericanos del ALBA sino del resto del mundo sometido a la dictadura global del imperio.

NUEVA GEOPOLITICA IMPERIAL.

Uribe, Zapatero, Felipe González, el rey, Solanas y Aznar son los empleados del imperialismo para construir un muro sobre Sudamérica que viene con la segunda independencia. ¿Cuántos países excomunistas se unen a la comunidad bajo la tutela de los españoles, italianos e ingleses? La Unión Europea no hace más que seguir las instrucciones del Pentágono. Estados Unidos con Bush hijo a la cabeza logró dividir a Europa y someterla a los dictados de una potencia extranjera (EEUU) que rinde cuentas al imperio de las multinacionales. A su vez le robó a Putin, presidente ruso, puntos geopolíticos estratégicos en Asia Central musulmana (Afganistán, Kirguizistan, la Base de Bishkek, Uzbekistán, Tayikistán y Turkmenistán ) sin olvidar el control directo que ahora EEUU tiene sobre Azerbaiyán y Georgia, ex/repúblicas soviéticas. Con los primeros se acercan al gigante China y con los segundos vigilan a Rusia meridional y obtienen petróleo del Mar Caspio. Todo esto lo lograron con el golpe del 11/9, un cambio geopolítico de dimensiones extremadamente grandes.

Pastrana, Samper, Uribe no son sino la voz de las narcoelites que se niegan a darle espacio al poder popular sudamericano apoyados por el régimen neoliberal gringo. Para estas familias de ricos colombianos nada significan más de 4 millones de desplazados y 60 años de guerra civil. Respaldan sus delitos con las fuerzas armadas y sus organismos paramilitares que refuerzan a la industria del narcotráfico, primera multinacional sudamericana de la droga. En Colombia el narcotráfico se opone al cambio social y a esta industria la protege a su vez el consumo de más de treinta millones de gringos enfermos por la cocaína. Que a su vez se une al mercado de las armas. Resalta entonces que las drogas y las armas son los productos que más se consumen en el mundo capitalista. Y de ahí que los negocios más fructíferos sean para los ricos los más oscuros, es decir, los que más sacrificios humanos representan. Se venden muchas armas en un mundo donde más de tres mil millones de personas ganan menos de un dólar al día y muere un niño cada 4 segundos.

OBJETIVO ESPECIFICO: DESTRUIR LOS ESTADOS NACIONALES.

Desde 1830 Colombia ha sido el reducto del imperialismo gringo que fue escindiéndola (como lo hizo con Yugoslavia) por el Caribe panameño y penetrando sus selvas con la idea de conquista y hegemonía que hoy tiene el narcoimperio sobre el hemisferio. Los venezolanos que se prestaron a la entrega de territorio nos dejan ver hoy el trabajo de las oligarquías colombovenezolanas al servicio del imperio cuando el mapa de Sudamérica muestra las cicatrices del saqueo continental. La reducción del territorio nacional, la zona en reclamación, unifican conflictos con Inglaterra y con Colombia. El esfuerzo de los patriotas en el siglo XIX debilitado y neutralizado por la oligarquía colombovenezolana puso a todo el norte sudamericano y parte del Caribe durante muchas décadas, sino siglo de opresión y castigo. Sólo hace 19 años que el pueblo grita y se rebela y llega al poder y rodea a Colombia con gobiernos socialistas. Sólo el manto negro del apoyo gringo sostiene a la clase hegemónica del vecino país. Gracias a ello el continente entero se desploma hacia la guerra porque es necesario que los gobiernos regionales pierdan poder y soberanía, para entregarle todos los recursos indispensables para la vida en la tierra.

Perú y Colombia se encuentran eclipsados por Ecuador que lucha por su libertad. Los otros dos representan al imperialismo gringo y someten a sus pueblos a la peor de las miserias. Chile no se queda atrás con su falso pregonar de programas sociales. Calladamente traiciona al continente. Todavía los Mapuches no pueden decir que ha acabado la guerra contra el invasor, estando Bachelet en La Moneda. Perú y Colombia se encuentran eclipsados por Ecuador y tiemblan ante Bolivia que se vuelve cada vez más revolucionaria y siempre a punto de explosión.

TODO EL PODER PARA LAS TRANSNACIONALES.

Las oligarquías latinoamericanas se ven obligadas a la guerra contra los pueblos que se manifiestan cada vez más concientes y autónomos. El apoyo de los gringos prolonga el fatal desenlace. Mientras tanto el imperio pretende dormir a las multitudes con los juegos electrónicos, vigilancia satelital, enfermedades bioquímicas y guerra climática, y todo el horroroso frente de guerra global en el que nos toca vivir. El sistema tecnológico militar permite al imperio vigilar a todo el mundo electrónicamente. Además de ello, el imperio, no escatima esfuerzos en manipular la salud, educación, vivienda, empleo, seguridades, con tal de mantener a las multitudes alejadas de la unidad y de la organización popular. Para ello tienen a los EEUU desplegando guerras por doquier conquistando y debilitando a los gobiernos en cuyos territorios abundan los recursos para sobrevivir. Apoyados por una Europa dividida y sometida a la hegemonía imperial irrumpen en Latinoamérica para quitarle el maíz y sembrar el caos.

Más de mil millones de personas no tienen agua para beber en este momento en el mundo. Y caminamos hacia los dos mil quinientos millones de seres humanos sin este derecho a la vida que implica el agua en los próximos diez años. Mientras mil millones de ricos siguen consumiendo lo mismo de siempre e impidiendo que 800 millones de personas coman bien. Africa tiene mil millones de personas bajo el yugo imperial, sin alimentos ni agua, plagada de enfermedades y de violencia y sin tierra para cultivos. India llega a los mil millones y tampoco tiene donde sembrar alimentos. China con mil tres cientos millones que quieren consumir igual que los ricos occidentales y ¿quién les impedirá esta fiebre consumista?. Recordemos que son 300 los millones de gringos que no desean bajo ninguna circunstancia dejar de consumir lo que consumen, aún teniendo la deuda externa más grande del mundo, sin ahorros, con todo el oro del planeta e imprimiendo dólares, papeles, que cada día valen menos.

Colombia tiene la misma cantidad de habitantes que los treinta millones de adictos a la cocaína que reside en los EEUU donde todos los días los alumnos a la escuela llevan su mano derecha al corazón y sienten estar bajo la protección de Dios. Más de setecientas bases militares gringas rodean al globo terráqueo convirtiendo al país imperialista en el latifundista más grande del mundo. En verdad es preocupante que sólo tengamos parámetros de lucha política o religiosa, económica o demográfica, climática o social, pero que no podamos ni siquiera acercarnos a una realidad que puede ser de índole de pura supervivencia y nada más.

CHINA EL VERDADERO ENEMIGO.

Según los cálculos del Pentágono llegaremos al año 2017 para enfrentar a la China porque no habrá un american dream of life amarillo. Y todo, pero todo, absolutamente todo lo que ocurre hoy está directamente en relación con este tiempo que el imperio tiene para ganar la guerra es decir sobrevivir. Mientras tanto nos preparamos para una guerra contra Irán, y las consecuencias catastróficas que este hecho bélico ofrecerá a una humanidad cada día más confusa, ciega, sordo, muda y oprimida. Para mantener las cosas así 9 de cada 10 dirigentes campesinos en el mundo mueren en Colombia. Ya dijimos que más del 10% de su población está desplazada, refugiada, exiliada y sometida a una dictadura de 60 años. Uribe y Bush tienen este año una obsesión con Chávez, pretenden ahogarlo con acusaciones de todo tipo involucrándolo con las drogas, las FARC, el islamismo rebelde, Cuba, China, y todo lo que sea posible para aislarlo y destruirlo. Chávez es la voz de los pueblos oprimidos que se levanta con dignidad contra la hegemonía de los más ricos y poderosos del planeta. Ellos lo saben y por eso atacan desde los medios privados. Les duele tener esta disidencia que enfrentan desde la caída de Batista en Cuba y ahora contra el poder popular revolucionario en Venezuela socialista. La guerra es de IV generación y tienen tanto a Exxon Mobil como a Globovisión, a los paramilitares como a los empresarios que acaparan los alimentos, tienen a la derecha endógena, a los estudiantes fascistas, la iglesia corrupta y a los traidores de siempre luchando por volver a Miraflores, y entregar a Venezuela a los saqueadores gringos. Nosotros tenemos simplemente 4 palabras lapidarias para enterrar a estos muertos ricos en dinero sucio: ¡NO VOLVERÁN! ¡NO PASARAN!

Mforti9@cantv.net


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2105 veces.



Mario Forti

Astrólogo, filósofo, músico, tatankisi, escritor, poeta, critico, ddhh, tarotista, taoista, lector, meditación, yoga, sanación, terapias shamánicas integradoras

 mforti9@gmail.com      @mforti9

Visite el perfil de Mario Forti para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /tiburon/a51233.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO