¡Fuera Bush! ¡Viva Chávez!

La arrogante visita de la cara visible de la dictadura mundial a América Latina presagia un mes de Marzo ardiente y lleno de impredecibles cambios políticos y sociales. Para mas de 513 millones de personas ( censo del 2000) la sola presencia de Bush es detestable y en muchos espacios populares intolerable. La muestra de desprecio se hará notar sin escarmiento. Washington no puede prever la cantidad de rechazo que se acumula en nuestros corazones contra el sistema capitalista y su figura política como la sombra de un eclipse total sobre el continente, augurando malestar, división, intrigas, controversias, conflictos y propiciando toda forma de desintegración de los pueblos sudamericanos. Para nosotros es la oportunidad de verificar la naturaleza de nuestro compromiso con la idea de integración y unidad latinoamericana. Es el momento político no sólo de resistir la mala influencia demoníaca que desprende su incursión por suelo bolivariano, sino también el de manifestar la conciencia revolucionaria socialista y bolivariana de poder popular contra la hegemonía tiránica del régimen más destructivo que conoce la historia de la humanidad. Que su paso no quede impune. Que por todas las calles de América Latina se lean los graffitis contra el diablo gringo, imagen de la gran mentira, de los antivalores, imagen de la muerte globalizada. Que no haya lugar en toda Sudamérica donde falte el grito contra la injusticia que personifica Bush y su gobierno asesino. Que la explosión del poder popular en toda América latina le de muestras a Satánas que no le tenemos miedo, que preferimos mil veces morir a permitir que siga matando niños y mujeres indefensas por todo el globo sin que nadie le oponga resistencia. Su intención es crear enemistad entre los pueblos hermanos. Su estrategia es el bozal de arepas a los lacayos del régimen. Su táctica consiste en dividir para reinar. Que nadie se quede quieto mientras Belcebú recorre las calles por donde sólo se olerá el azufre del miedo, la enfermedad, la miseria y el hambre son sus consortes infaltables. Que nadie se equivoque, Bush trae la influencia de la guerra y la discordia a los pueblos unificados por un solo grito de resistencia bolivariana y socialista. Cacerolas y ajo por todas las esquinas del sur del continente para exorcizar nuestra tierra del influjo nefasto de quien representa a la destrucción del planeta y de la vida humana. Que la espada de Bolívar corte la cabeza del gran hipócrita como el héroe cortó a la famosa hydra, aunque vuelva a reproducirse mil veces, porque mil mas la espada del Libertador la cortará donde quiera que el imperialismo se manifieste. Que la traición a Sucre, Monteagudo, Moreno, Bolívar, el Che no queden sin el grito de guerra a muerte contra el imperialismo. Que los millones de familiares de muertos, desaparecidos, presos, heridos y víctimas de las dictaduras y falsas democracias de más de medio siglo no queden en el silencio que tortura más que la memoria. ¡Todos a manifestar el rechazo a la visita del emisario del mal y la muerte! ¡FUERA BUSH! ¡Viva Chávez! ¡Viva la Patria Grande!

mforti9@cantv.net



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2128 veces.



Mario Forti

Astrólogo, filósofo, músico, tatankisi, escritor, poeta, critico, ddhh, tarotista, taoista, lector, meditación, yoga, sanación, terapias shamánicas integradoras

 mforti9@gmail.com      @mforti9

Visite el perfil de Mario Forti para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /tiburon/a31625.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO