Figura de Guaidó fue montada en un laboratorio. ¿Un hombre Alfa o Épsilon?

Desde hace meses, creo que un año o un poco más, canales de televisión que salen por las cableras, venían difundiendo - uso el pasado pese no sé si aún continúan en eso - un mensaje, muy bien elaborado, propaganda política extraña y sin duda con fines muy precisos y por demás sugerentes.

Se trata de una "cuña" donde se mezclan elementos o imágenes de las usuales protestas de la oposición con las del chavismo. Los pocos individuos o personas que aparecen en primer plano en las filmaciones representan una mezcla equilibrada, por los rasgos físicos y la misma vestimenta, de la disparidad nacional. En esa propaganda, un pequeño grupo recorre una barriada popular encabezada por un joven cuya figura evoca a Hugo Chávez u otro cualquier venezolano de origen humilde, pese aparece en cierta modo bien vestido, aunque no lleva corbata ni paltó o chaqueta, como decimos en Cumana, "va en mangas de camisa" y se muestra por demás amable con las personas.

Ahora no recuerdo en detalle el discurso verbal y los subtítulos que contiene la filmación, pero si alude un acto de protesta y un llamado a la toma del poder, "a un cambio", sin dar muestras específicas de violencia pero si abundan imágenes que eso sugieren. Contiene pues una denuncia contra lo existente y es un acto de rebeldía, dicho en la mejor manera de entender el significado de esa palabra. Pero al decir esto, es bueno recordar que comenzó a exhibirse mucho antes de las últimas elecciones, incluyendo la de la ANC y la segunda elección de Maduro; es decir, nació en los tiempos que la oposición estuvo manejando la posibilidad de participar en la actividad electoral. Pero es bueno enfatizar como el candidato que la "cuña" exhibe, nada tiene que ver con las figuras políticas que pudieran haber desempeñado el rol de candidato presidencial opositor y de la derecha venezolana antes. La imagen, por la figura del individuo, el espacio donde se desarrollan los hechos y algunos elementos del mensaje verbal, alude a una especie de rebelión y cambio profundo. En la filmación aparecen banderas venezolanas, no sé ahora con cuántas estrellas y unos cuantos de los participantes llevando gorras también con el tricolor venezolano.

La primera vez que la vi la asocié, justamente por algunos elementos del lenguaje, con una agrupación religiosa. Quien finge de líder, sin dificultad, en mi eso se produjo, transmite la imagen de uno de esos pastores religiosos que con frecuencia también aparecen en los medios, con influencia en sectores humildes. Debo aclarar que el sujeto que actúa como líder, no es este Guaidó, pero si uno con las características físicas suyas, lo que ya mucho sugiere.

Después de haber visto aquel video por dos o tres veces, comenté el asunto con varios amigos sin lograr despertar en ellos ningún interés. Todos me dieron demostraciones de no haberlo visto y en apariencia no logré mi propósito. Acontecimientos recientes me ponen a tono con el origen de esa cuña, que no contradicen la imagen que me formé. En esos planes, bien urdidos y en veces hasta para mediano y largo plazo, quienes en ellos participan, no los urden, como las figuras que aparecen dando la cara, generalmente están al margen de sus fines últimos..

Llegamos a las elecciones de la ANC y hasta a la de Maduro para su segundo período y la filmación o video siguió saliendo por los mismos medios. La figura de Javier Bertucci, candidato opositor, procedente de agrupaciones religiosas, pues según tengo entendido es pastor evangélico, no está en ningún modo asociada con la de aquel "candidato o líder" de marras. Además, después de las elecciones presidenciales, el video continuó exhibiéndose. Como es obvio, se trataba de una "cuña" financiada por alguien o algo y para algo concreto, pues aparecía o aparece en distintos canales y muy frecuentemente, como si intentara vender algo, la imaginé originada en los laboratorios de alguna empresa o grupos de empresas privadas que militan en el bando opositor u ONG ligadas a las políticas de EEUU y dentro del plan de influir en la política venezolana. Nunca leí algo que hiciese alusión a ella, por lo cual concluí que no se le había dado ninguna importancia, se le banalizaba y hasta que yo estaba como injustificadamente interesado en ella y lo que pudiera significar. Pero seguí empeñado en creerla inserta en un plan político más allá de partido alguno. Pues como parece haber quedado claro, en ella no se asocia el gesto, la finalidad, imágenes, a ninguna agrupación política venezolana en particular, por lo menos de las que uno conoce.

Formo parte de los millones de venezolanos mayores de edad que nunca habían escuchado el nombre de Juan Guaidó antes de su auto proclamación. No conozco haya dicho o escrito primero que ese acto algo insignificante o no. He leído por allí y hasta visto imágenes de su participación en las guarimbas del año 2014, que lejos de enaltecerlo le descalifican o devalúan, pero después de haberse auto proclamado presidente de Venezuela, sin que ningún organismo, ni la AN misma, hayan formalizado ese acto. Es decir, algo demasiado extraño, supe de su existencia, como millones de venezolanos, un día después de aquel inusual acontecimiento. Como que llegó "a la presidencia de Venezuela", sin que antes nada supiésemos de sus andares. Pareciera haber salido de las tinieblas "del alma popular", por lo que alguna gente ingenua hasta le mira como un enviado. Y de eso hay mucho, sólo que no viene de donde inocentemente ella cree.

Pero de todo eso me alarmó y hasta despertó mucha atención, el hecho que la imagen donde Guaidó aparece proclamándose, la que se asemejó también a la de Pedro Carmona, cuando este se auto juramentó mirando una página en blanco, en franca burla y desprecio por la multitud que aprobó la Constitución vigente en un referendo, es bastante parecida a la que se exhibe en el video del cual vengo hablando. Se trata de una tarima muy discreta, un micrófono, unas pocas personas, sobre todo jóvenes, alrededor suyo, ataviadas con gorras con el tricolor nacional, unas pocas banderas y un joven con rasgos parecidos en cierto modo a Chávez, moreno, en apariencia humilde como el barinés adoptando la pose habitual de quien hace un juramento. Es decir, un muchacho quien por su aspecto, en apariencia, nada lo liga con las clases que dirigen el intento de regresar a Miraflores. Es una figura como surrealista. Guaidó, la figura propuesta por Donald Trump y sus asesores, es tomada de la que emana del recuerdo de Chávez, por lo menos por sus rasgos físicos y lo que eso pudiera generar en el pensamiento popular. Pero también es como la misma del video.

Es frecuente escuchar y eso es sensato, que los manejadores de los planes de EEUU, desde la aparición en escena del comandante Chávez, sobre todo a partir de su elección como presidente, han estado centrados en provocar un cambio abrupto en Venezuela. Que sus "socios" ganen las elecciones no les ha parecido satisfactorio. Por eso estos evaden ir a esas confrontaciones pese las circunstancias les favorezcan y se pegan de cualquier excusa para justificarse como acusar al CNE de fraudulento pese la seguridad del sistema electoral. Se trata de derrumbar totalmente el sistema jurídico venezolano para cambiar todo lo que creen necesario; lo relacionado con educación y salud gratuitas, las convenciones de trabajo, servicios públicos, manejo del negocio petrolero, privatizaciones, etc., sin negar por nuestra parte la parte de responsabilidad que el actual gobierno tiene que todo eso haya desmejorado y puesto en peligro y, por último, derrotar al movimiento popular y volverlo por lo menos al mismo estado en que se hallaba cuando Chávez hizo su aparición en la escena política. Todo esto intentan hacer ahora en Ecuador y Brasil. Tienen presente el escenario de Argentina, donde Macri, habiendo puesto en práctica las habituales fórmulas del FMI, en este momento cuenta con un descomunal rechazo de la opinión y diariamente se producen en aquel país grandes manifestaciones contra su gobierno.

La autoproclamación de Guaidó, la seguidilla de respaldo de países hasta ajenos al área, como Japón, nunca antes interesado en nuestros asuntos y hasta la llamada Ley de transición recién aprobada por la AN, en abierta contraposición con la Constitución vigente, coinciden con eso que hemos dicho.

Volviendo entonces a la imagen surrealista de Guaidó, autoproclamándose y aquella que pocos días antes, desde hace algún tiempo, había visto en aquel tan mencionado video, pude entender el significado de éste. Los laboratorios políticos y de propaganda de EEUU venían elaborando un plan para cuando se diesen las circunstancias de ahora, desgastada toda posibilidad de provocar un golpe de Estado o rebelión popular anticipada y hallasen un candidato, que no podía ser Ramos Allup ni ninguna otra figura ligada al pasado o sugiriese a las clases dominantes, sino un joven que más bien de alguna manera aludiese a Chávez y el origen popular. Entonces Guaidó no es ni siquiera candidato, menos presidente sino el tipo que escogieron para interpretar el rol de líder "popular", en aquel guión ya ensayado en otras partes. Es como uno de aquellos personajes o seres a reproducir en serie y manipulables de "Un mundo Feliz" de Aldous Huxley.

Ahora menos entiendo como ese video, que no sé si siguen exhibiendo en los canales de televisión, pasó desapercibido para todo el mundo. ¿Guaidó es un Alfa, destinado a dirigir o un Épsilon, para lo infame y cumplir órdenes? La respuesta parece muy sencilla.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1216 veces.



Eligio Damas

Militante de la izquierda de toda la vida. Nunca ha sido candidato a nada y menos ser llevado a tribunal alguno. Libre para opinar, sin tapaojos ni ataduras. Maestro de escuela de los de abajo.

 damas.eligio@gmail.com

Visite el perfil de Eligio Damas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas


Revise artículos similares en la sección:
Oposición



US mp N GA Y ab = '0' /tiburon/a275938.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO