El imperialismo sionista mundial Herodes planetario

“Cada tres segundos, en algún lugar de planeta, muere un niño como resultado de la pobreza, lo que totaliza unos 1.200 infantes cada hora, según reveló este miércoles el informe anual de desarrollo humano que publica la Organización de Naciones Unidas.” BBCmundo.com


Oaxaca-Palestina-New York-Venezuela-Bolivia

El humo de los carros y el ruido en las calles, las colas interminables en estos días pre-electorales, no pueden ocultar la guerra que vivimos, ni el doloroso rostro de la impotencia de los pobres frente al consumismo satánico de los que más tienen El poder que surge de la conciencia revolucionaria que inflama al corazón guerrero, y el silencio delante de la batalla decisiva dentro de 4 semanas nos pone más alertas, más firmes, más combativos en la hora definitoria de los pueblos alzados. El sigiloso sabotaje de los servicios públicos (electricidad, telefonía, gas, comunicaciones, etc) que todavía controlan las empresas del diablo en el país rebelan que estamos durmiendo con el enemigo. Tomar medidas preventivas no solo es necesario, sino que forma parte de las acciones imprescindibles dentro de la guerra asimétrica. No sólo en el discurso tenemos que ser coherentes, sino más bien en la praxis. Todos los días somos testigos de lo que ocurre contra el pueblo que se levanta contra la dictadura mundial. Notemos en Oaxaca cómo la oligarquía mexicana, hermana de la nuestra, arremete contra los más débiles, mirémos en ese espejo las maniobras que defienden al imperialismo gringo y europeo. Es la misma inteligencia siniestra que ataca en Gaza a mujeres indefensas que se inmolan defendiendo la iglesia de Dios en un muro humano. Son los mismos que en New York atacaron desenfrenadamente a Venezuela para que no entre al Consejo de Seguridad de las Naciones, porque el pueblo venezolano llevó la voz de los excluidos, de los que no tienen voz ni voto, y dignamente defendió la soberanía y la libertad de la mayoría frente a la hegemonía imperialista y subversiva de los menos en el mundo. Oaxaca, Palestina, New York, Venezuela y Bolivia son frentes de guerra permanente en este momento en que escribimos donde se batalla por la libertad de los pueblos soberanos frente a la dictadura de la oligarquía mundial herida de muerte por el socialismo del siglo XXI. Desde Bolivia nos viene el grito de revolución popular en honor al Che Guevara, porque germinó la semilla del Che, ya existe un Bloque Regional de Poder Popular destinado a unificar el grito revolucionario de los pueblos sudamericanos alzados contra el poder de la burguesía decadente. Argentina, Bolivia, Brasil, Cuba, Paraguay, Uruguay y Venezuela son las siete estrellas que refulgentes guían al pueblo a la tierra prometida de Bolívar y San Martín, tierra de la libertad de los oprimidos. El imperialismo mundial recorre las costas del mundo para ver cómo desencadena una hecatombe nuclear antes de ver cómo el pueblo alzado desde Oaxaca hasta la Antártida grita ¡Revolución! Mientras en los desiertos de medio oriente la dictadura sionista proclama la operación “nubes de otoño” en Caracas las filas subversivas del terrorismo fascista ocultan un plan desestabilizador destinado a deslegitimizar la notoria victoria popular con Chávez en Miraflores este Diciembre que viene. Desde 1945 y hasta el 1955 Juan Domingo Perón luchó contra el imperialismo norteamericano y refundó la Argentina revolucionaria que hoy pelea contra el residuo de militares golpistas que siguen desapareciendo gente y amenazando al pueblo con más sangre, pelea que continúa hasta la victoria popular. Igualmente en Brasil, es el pueblo que gana con Lula la nueva oportunidad de seguir dando poder al pueblo. Esperamos que en Ecuador el próximo 26 del corriente gane el pueblo socialista con Correa y definamos con más fuerza la nueva geopolítica sudamericana sintonizada con el clamor revolucionario popular. Compañeros estamos en guerra, aunque en las calles el humo, el ruido de los carros, las alteradas compras, el tráfico y las colas, los gritos de siempre, aparenten un estado “normal” más mediático que realista. Los nervios de América del Sur están alertando desde México hasta Bolivia que la columna vertebral del continente latinoamericano cruje de dolor de parto: ¡Nace la revolución popular continental! Y los dueños del mundo ejecutan planes desesperados de ataque masivo, mediático, militar, cultural, ambiental, psicológico, económico, religioso y político en todas las esferas del poder mundial porque saben que el piso se les mueve, tiembla la tierra, es el rumor, el grito de la voz popular mundial reclamando el poder que hace 6oo años le fue arrebatado. Gritemos juntos con el clamor de 500 millones de sudamericanos alzados: ¡Viva la Patria Grande! ¡Viva la revolución de los pueblos! ¡Viva San Martín y Bolívar! ¡Viva Perón! ¡Viva Chávez!


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2383 veces.



Mario Forti

Astrólogo, filósofo, músico, tatankisi, escritor, poeta, critico, ddhh, tarotista, taoista, lector, meditación, yoga, sanación, terapias shamánicas integradoras

 mforti9@gmail.com      @mforti9

Visite el perfil de Mario Forti para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /tiburon/a26878.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO