Cinco años después

Cuando niño pensé que los vaqueros llevaban el revólver en el bolsillo. También creía que la gente que iba a la otra localidad era la que actuaba en la película.

Pasa cuando un hecho nuevo no permite ver sutilezas, como en el caso de las Torres Gemelas. A cinco años algunas cosas se aclaran, como mi primera sospecha: una acción típica del Imperialismo: causarse daño para causar daño. La voladura del barco Maine en el puerto de La Habana en 1898, que desató el intento de anexión de la isla. El falso ataque vietnamita del Golfo de Tonkin en 1964. De nuevo en La Habana con el barco francés La Coubre en 1960. Por eso pensé en la ultraderecha recalcitrante ultramontana y repugnante, como la llama Henry Ramos Allup.

Las evidencias de la demolición controlada sobreabundan. ¿Crees que los aviones causaron el derrumbe y que otro avión impactó el Pentágono?

Pero también tengo preguntas para la teoría del autoatentado. Maniobrar con tanta precisión dos aviones secuestrados hacia sendas torres, con alta probabilidad de fallar; seguido de una demolición controlada siempre tan minuciosa y riesgosa; un misil contra el Pentágono que cualquiera podía testimoniar y filmar, porque todo se hizo a la luz mundial. Cualquier azar podía desbaratar operación tan barroca. Demasiada gente implicada que puede hablar o errar. ¿Quién puso los explosivos de demolición sin que nadie lo viese? Cierto que un ataque a los emblemas financiero y militar era un impacto simbólico formidable para salvar la imagen de Bush, en aquel tiempo cada vez más ridiculizada. Pero una bomba en un juego de béisbol, ejemplo monstruoso, ya sé, hubiera sido simbólicamente más potente: deporte nacional, familias despedazadas por televisión, etc.

¿Qué fuerza necesitaba tanto rebuscamiento? Fuerza poderosa, de alta tecnología, íntima conocedora de una sociedad industrial avanzada y muda, pues nadie se adjudicó el crimen.

Sea como sea, ha servido para invadir Afganistán, Iraq, amenazar Irán, Siria, justificar la devastación del Líbano y Gaza, abolir el estado de derecho y amenazar cualquier país, entre ellos el tuyo. Y echarse a la humanidad encima. ¿Has visto cómo se repudia el Imperialismo y se aclama a Venezuela por las calles del mundo?



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3482 veces.



Roberto Hernández Montoya

Licenciado en Letras y presunto humorista. Actual presidente del CELARG y moderador del programa "Los Robertos" denominado "Comos Ustedes Pueden Ver" por sus moderadores, el cual se transmite por RNV y VTV.

 roberto.hernandez.montoya@gmail.com      @rhm1947

Visite el perfil de Roberto Hernández Montoya para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Roberto Hernández Montoya

Roberto Hernández Montoya

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /tiburon/a25101.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO