Suicidarse es un acto terrorista, según Washington

El Pentágono y el Departamento de Estado tienen todo un formulario de frases y expresiones estándares para definir cualquier situación que pueda estremecer el equilibrio sus relaciones internacionales. Entre tales expresiones, de esta cartilla, encontramos: “irritación”, “falta de cooperación”, “preocupación”, “irresponsabilidad”, “sofoco de la democracia”, etc. Lo más criminalmente sorprendente es la reciente explicación y definición que se le ha dado al suicidio de los tres prisioneros que estaban recluidos en la base naval de Guantánamo, dos saudíes y otro yemení. Estos prisioneros, horriblemente torturados y vejados, se ahorcaron en sus celdas con jirones de ropa y sábanas. La información la ha dado el general John Craddock, jefe del Mando Sur Conjunto de las Fuerzas Armadas de Estados Unidos. El! Pentágono está indignado por este acto de terrorismo de unos presos que en absoluto cooperaban con sus verdugos.

Según el contraalmirante Harry Harris, jefe de la Fuerza de Tareas Conjunta a cargo del campo de prisioneros, "los suicidios no fueron un acto de desesperación", sino "de guerra". Matarse por no tolerar las torturas ha sido pues una especie de declaración de guerra en las propias narices de la suprema humanidad de los malditos gringos. Entonces los deberían llevar muertos al máximo tribunal estadounidense y enjuiciarlos por macabros canallas que no respetan las normas del derecho internacional.

Cuando George W. Bush, que pasaba el fin de semana en Camp David (Maryland), fue notificado a las 07.45 horas (11.45 GMT) por la secretaria de Estado, Condoleezza Rice sobre este acto de terrorismo, engulló su emparedado de lechugas y espinacas y solicitó la cartilla de la CIA para expresar: siento "una profunda preocupación por estos hechos inusitados de los enemigos de la democracia”, y en un acto digno de recogerse por la má alta comisión de los Derechos Humanos de la ONU exigió que los cadáveres de los reclusos fuesen tratados con el debido respeto y de acuerdo con las costumbres musulmanas. Eso fue enfático al afirmar que en absoluto pueden existir indicios de que tales suicidios estén relacionados con la muerte, el pasado jueves, del jefe de Al Qaeda en Irak, el terrorista jordano Abu Musab Al Zarqaui.

De algo está satisfecho EEUU con éste último hecho y es que ha disminuido en tres el número de terroristas en Guantánamo. Hay que recalcar que desde que el imperio inició su guerra global contra los terroristas en septiembre de 2001, las fuerzas militares y agencias de seguridad han capturado, interrogado, trasladado y eliminado a miles de personas en decenas de países.

En total casi 760 hombres han pasado por Guantánamo, aunque ahora hay 462. A lo largo de casi cinco años ha habido más de 40 intentos de suicidios, y los de hoy son los primeros que culminan con la muerte de los cautivos.
¿Qué tal?


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2785 veces.



José Sant Roz

Director de Ensartaos.com.ve. Profesor de matemáticas en la Universidad de Los Andes (ULA). autor de más de veinte libros sobre política e historia.

 jsantroz@gmail.com      @jsantroz

Visite el perfil de José Sant Roz para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



José Sant Roz

José Sant Roz

Más artículos de este autor


Notas relacionadas


Revise artículos similares en la sección:
Internacionales


Revise artículos similares en la sección:
Actualidad



US mp N GA Y ab = '0' /tiburon/a22591.htmlCd0NV CAC = Y co = US