El demonio entre amenazas, decepciones y reculones

Barack Hussein Obama el 9 de marzo declara en su resolución ejecutiva, en decreto imperial, "Venezuela amenaza inusual", El 3-04-15 "La subsecretaria de Estado de EE.UU. para Latinoamérica, Roberta Jacobson, se confesó "decepcionada" por la reacción de los países latinoamericanos a las sanciones adoptadas por su nación contra funcionarios venezolanos, algo que consideró como una falta de defensa de la democracia". Pero cuatro días después, reculando Ben Rhodes, asesor presidencial sobre Seguridad Nacional de La Casa Blanca dijo, el 07-04-15 que "Venezuela no representa amenaza alguna pero que así reza el texto del formato utilizado para elaborar las órdenes ejecutivas que permiten al presidente Barack Obama imponer sanciones a entidades extranjeras. Luego Jacobson dice "Las palabras son importantes, y el tono con que se dicen esas palabras". Más recientemente el tono de Obama es de humildad, declara antes de partir a Panamá, a la Cumbre de las Américas 2015: "No creemos que Venezuela sea una amenaza para Estados Unidos y Estados Unidos no es una amenaza para Venezuela", subrayó Obama en una entrevista exclusiva con Efe. Al parecer Obama siente vergüenza carease con sus homólogos y ver descubierto como un demonio disfrazado de ángel.

¿Cuál es la importancia de las palabras tales como "amenaza, sanciones, decepciones, órdenes ejecutivas, decreto, falta en defensa de la democracia y ahora formato, proforma, además preocupación por el gobierno veenzolano" entre otras del léxico diplomático de los EE.UU.? ¿Habrá ponderado el máximo líder de los EE.UU., Barack Hussein Obama la retórica de sus palabras diplomáticas? A la luz de su funcionaria, la Secretaria de Estados Unidos para América latina, Roberta Jacobson indudablemente Obama no ponderó sus palabras y luego recula, pero que llevó a Obama a violar el código de la diplomacia de la Naciones Unidas, en particular, el derecho de los pueblos a la autodeterminación, la paz y la independencia nacional? Al parecer, según la misma Jacobson, "la fuente de los problemas en Venezuela", la impotencia de Obama es la debilidad de la oposición para hacer frente al chavismo, al desafío que le propone el socialismo del siglo XXI en paz.

Sin embargo pese a recular la dirección de los EE.UU., Jacobson cree que "El tono que están usando ahora los líderes (latinoamericanos) demoniza a Estados Unidos", por supuesto que se puede esperar de un vecino del Norte que declara emergencia nacional a su país, es decir que declara en estado de guerra al país frente a una amenaza exterior, Venezuela. Al respecto los países latinoamericanos y caribeños en uso de sus derechos libres y soberanos solidario con Venezuela han condenado (demonizado, de acuerdo con Jacobson) a los Estados Unidos, vale decir, las palabras diplomáticas agresivas de la declaración de Barak Obama, mas sin embargo, sus acciones concretas no son simple retórica, la de sancionar funcionarios en ejercicio de su obligaciones, en defensa de los derechos humanos y la estabilidad del país dado los acontecimientos de febrero del 2014. Pero "el tono" de Jacobson no pasa desapercibido, señalando a los países latinoamericanos y caribeños de cometer "faltas" en la defensa de la democracia, de esa que defiende los Estados Unidos y no estos países, cuando es al revés, quien comete falta por la democracia en el continente de manera encubierta o nó son los Estados Unidos, Jacobson debería estar desilusionada, además es clara la evidencia de intervenir en los asuntos internos con el disfraz de sentirse preocupados por lo que pasa en Venezuela.

Victimizando su país; la subsecretaria de Estado de EE.UU. para Latinoamérica, Roberta Jacobson, siente que su país es "demonizado" por los líderes latinoamericanos y caribeños, --soslayando el expediente de intervenciones, invasiones (Granada), anexiones territoriales (Guantanamo, Texas, Puerto Rico), de violación a los derechos humanos y la soberanía de los pueblos en el continente. Jacobson cree que los Estados Unidos no son "la fuente de los problemas en Venezuela" y en ninguna parte del Cono Sur, pues se equivoca, sus políticas llevan más de un siglo de injerencia en los asuntos internos, participación en golpes de Estado en el continente, imposición de dictaduras (Chile, Bolivia, Guatemala, Argentina), desalojos de Presidentes, (Aristide en Haiti, Zelaya en Hondura) entre otras violaciones que acusan a los Estados Unidos como el "demonio del continente", veámoslo; "Pero seguimos muy preocupados por cómo el Gobierno venezolano sigue esforzándose por intimidar a sus adversarios políticos, incluido el arresto y acusación por cargos políticos de funcionarios electos, y la erosión continua de los derechos humanos", añadió Obama como medio dirigido a "disuadir la violación de derechos humanos y la corrupción" en Venezuela". Claro, bajo el pretexto de la violación de los derechos humanos como excusa pretende inmiscuirse en los asuntos internos.

¿Esto no decepciona a la arrogancia de la señora Jacobson que su país ha sostenido una política impropia de ser "el demonio del imperio del mal" como intervencionista?, la política del Medio Oriente y en Asia lo atestiguan, así que sus palabras la señalan "Me decepcionó que no hubiera más países que defendieran que (las sanciones) no eran para dañar a los venezolanos o al Gobierno venezolano en su conjunto", ¿A quién dañaban en sino a "Venezuela" como "amenaza inusual" o a simpes funcionarios? Pero como las palabras son importantes y el tono, de acuerdo con la señora Jacobson, ella cree "que su Gobierno (EE.UU.) se alejó de cualquier tipo de injerencia en la crisis del país caribeño durante mucho tiempo", ¿Pero eso es así?, No le interesa a los estados Unidos, el rearmamentismo del Reino Unido en las Malvinas apuntando contra la Argentina, violando la solidaridad continental de la OEA en caso de agresión de un país externo. Quiere decir que los Estados Unidos no viendo la amenaza real, sostiene un doble discurso, si por un lado habla de Ben Rhodes que "la resolución ejecutiva es completamente proforma, es el texto que usamos en órdenes ejecutivas para todo el planeta", y que no es una amenaza el país, el máximo líder, la autoridad d elos estados Unidos, Barack Obama, sostiene que Venezuela es una "amenaza inusual", he allí el dilema, ser o no ser.

¿A quién creer, a un subalterno o al mismísimo Presidente del Estado? ¿De dónde viene la amenaza? ¿Porque se decepciona Jacobson? ¿Simple retorica las palabras o el tono son tangibles, el congelar los bienes que en territorio estadounidense posean presuntamente siete funcionarios venezolanos acusados de violar derechos humanos?. ¿Simple proforma el formato diplomático de la política externa de los Estados Unidos? ¿Entonces de que decepcionarse, porque arrogarse el derecho de sancionar sino hay amenazas, porque desilusionarse de la falta de apoyo latinoamericano y caribeños sino hay amenazas, no deberían desilusionarse del aislamiento internacional de los Estados Unidos? Debieran sopesar las consecuencias de sus actos diplomáticos continentales.

No hay duda, los Estados Unidos es un imperio, se confiesa la causa de su agresivo decreto, agotada su diplomacia procedió de acuerdo con la confesión de Jacobson: "Pero llegó un momento en el que ya no podíamos argumentar que había algún tipo de diálogo. (...) Era difícil ver que hubiera un proceso externo o interno para lograr las soluciones dirigiéndose en la dirección correcta, (…). Agotada las palabras, la diplomacia, pasando por encima del derecho y las normas internacionales, el líder Barack Obama procedió a declararle la guerra a Venezuela de manera abierta y sigue en la incursión en los asuntos internos, al decir Jacobson "(…) al haber además aún más detenciones y ninguna liberación importante" en el caso de los presos políticos en Venezuela por atentar contra la estabilidad institucional de Venezuela, al que los Estados Unidos les brinda apoyo a políticos para subvertir la democracia venezolana, ¿No es esto una falta a la democracia y la constitución de un estado soberano? Sin embargo; "Rhodes y Zúñiga reiteraron que el gobierno estadounidense no busca desestabilizar al país sudamericano, cuya economía se contraerá 7% este año según las proyecciones del Fondo Monetario Internacional", ¿Producto de que se contrae la economía? No cabe duda de la agresión de los EE.UU en su estrategia del "colapso perfecto" de los precios del petróleo, del fracking, y las guerras de ocupación de Libia e Irak para apoderarse del petróleo y abaratar los precios en el mercado internacional, por estas acciones el mundo condena a los EE.UU., por eso debería desilusionarse Jacobson por "la falta" de los Estados Unidos con relación a la democracia y la situación en su país en particular con los afroamericanos victimas de brutalidad policial, el cual la región se siente muy preocupada por la reiterada violación de los derechos humanos por policías en los EE.UU y militares en el mundo.

Fuente:

1.-Agencia EFE, "Jacobson manifiesta "decepción" por reacción de Latinoamérica con Venezuela", 3 abr 2015

2.- Aporrea-Panorama Digital, "EUU reconoce que Venezuela no representa amenaza para la seguridad nacional", 07/04/2015

3.-El Universal, "Obama afirmó que Venezuela no es amenaza y pide diálogo directo", 9 de abril de 2015


 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1078 veces.



Alexander Kórdan Acosta R.

Economista. Magíster en Gerencia de Servicios Administrativos. Doctor en Ciencias Estratégicas para el Desarrollo. Profesor de la Universidad Bolivariana de Venezuela (UBV). Instructor de Cooperativismo Comunitario.

 kordankovki@gmail.com

Visite el perfil de Alexander Kórdan Acosta R. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas


US mp N GA Y ab = '0' /tiburon/a205893.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO