¿Quién amenaza a quién?

Por lo visto la historia Bíblica, pudiese estar a punto de repetirse, ahora la República Bolivariana de Venezuela, está prefigurada nada mas y nada menes que por el propio Presidente de los Estado Unidos, como el David que con una honda lanza piedras derribará al Gigante Goliat; ciertamente se le fueron los tapones a Míster Barack Obama, con ese decreto ejecutivo de su gobierno donde declara a Venezuela como amenaza para los intereses de esa Confederación de Estados del Norte de América.

Eso es como si el Boxeador Clasu Clay (Mohamed Alí) en sus tiempos de campeón peso completo hubiese dicho que Betulio Gonzales, Peso Pluma venezolano, era un enemigo Peligroso para él. –"Cosas veréis compañero Sancho, diría el Quijote". De ahí esta reflexión:-

Que yo recuerde hasta hoy el Consejo Nacional Electoral (CNE) de mi amada Patria Venezuela, en ningún instante me ha convocado a participar y votar en las elecciones de los Estados Unidos de Norte América, es decir, que yo sepa, no tengo nacionalidad estadounidense, ni mi bandera es esa de 50 estrellas; la Constitución Angloamericana de los Yanqui nada tiene que ver conmigo. Más concreto aún, no recuerdo haber votado en ningún instante por Presidentes Gringos alguno, ni por Senadores Demócratas o Republicanos de esa nación ubicada geográficamente en el norte del Continente Americano. Y como complemento, el Libertador de mi Patria, no fue George Washington que yo recuerde.

Es decir, si mi memoria y conocimiento de Historia y Geografía, no están equivocados: mi Patria Venezuela se halla en América del Sur frente al mar Caribe y Océano Atlántico, limita con Brasil, Colombia, Guyana, Trinidad y Tobago, Curazao y Bonaire y Republicas de las Antillas y muy al norte con los Estados Unidos, por la existencia territorial de nuestra Isla Las Aves. Mi bandera es el tricolor que trajo el Mariscal de Campo Francisco de Mirando con sus octava estrellas decretada por mi Libertador, quien es nada menos que el padre de la Patria Simón Bolívar; y la Constitución de mi país, de mi República Bolivariana la discutimos y la aprobamos millones de Venezolanos el 15 de Diciembre de 1999. (Esto por si no lo sabían)

Nosotros los Venezolanos, no somos, ni queremos ser parte de ese país belicista que desde que se instaló allá en el norte de América, lo que ha hecho es, guerras, invasiones, saqueos, usurpaciones, destruir pueblos enteros, en tanto que anglosajones y colonos de aquellos territorios vírgenes, exterminaron de la forma mas horrenda a los pueblos aborígenes que eran dueños legítimos de ese hábitat.

Muy al contrario, el Pueblo Bolivarianos cuando ha hecho la guerra, ha sido sólo para buscar y lograr la libertad de nuestra Patria y otras naciones, a las fue el ejército de Bolívar, para echar al invasor y dar libertad a aquellos pueblos que estaban bajo el yugo imperial de aquel entonces; es decir, no le quitamos ni un centímetro de territorio a nadie, por el contrario, fuimos despojados de Trinidad y Tobago por el Imperio Ingles, así como Curazao y Bonaire por Francia y aún tenemos en disputa legitima el espacio territorial de la Guayana Esequiba, que en tanto que territorio Venezolano es parte del Estado Bolívar.

Como se puede entender, el régimen que preside el afro estadounidense Barack Obama, allá en el norte, no tiene jurisdicción territorial, política ni jurídica que sea aplicable a La Patria Libre que despertó el Líder Hugo Chávez y nos lego el Libertador Simón Bolívar. Esta coyuntura que busca humillar el honor del pueblo Venezolano, indica con claridad meridiana que la única amenaza que yace como espada de Democles ha sido y sigue siendo el Gobierno Corporativo de los Estados Unidos de Norteamérica, que cuan imperio violenta el derecho que tenemos los pueblos del planeta a ser libres e independientes.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1136 veces.



Macario Sandoval

Equipo PSUV-Táchira.

 macariosandoval@hotmail.com

Visite el perfil de Macario Sandoval para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Macario Sandoval

Macario Sandoval

Más artículos de este autor