Como lo veo lo escribo N° 193

¿Tengo algunas dudas y usted? ¿Qué pasa con el Esequibo?

Uno se desanima a veces, ante el antiparabolismo de la gente, pareciera que prevalece entre los venezolanos una individualidad torpe e ignorante y no es para que algunos se ofendan, las demostraciones de los líderes opositores son un ejemplo, ponen la cagada por donde pasan y una buena parte del pueblo vota por ellos, pero ojala fueran los únicos, del otro lado pasa lo mismo y al final la que se jode es Venezuela; que quizás no quede arruinada materialmente, pero si vacía de valores y virtudes.
 
Cada día que pasa, y veo como muchos de nuestros dirigentes mienten cínicamente o dicen medias verdades, y  de como muy pocos intelectuales se enfrentan a esta situación en vez de orientar al pueblo; tengo que escribirlo con desasosiego y dedicarle a todos ellos una estrofa de Trino Mora, “no hay que ser venezolano de la boca para afuera, ni cantar Alma Llanera para engañarnos mejor”!
 
Si realmente sentimos que tenemos Patria, hagamos todo lo posible por hacerlo realidad, no permitamos que la incompetencia y la falta de talento, siga en puestos de decisión y mando, que el pueblo postule a sus candidatos para diputados y que el pueblo después de evaluarlos con conciencia, le haga propaganda para que voten por ellos y de fallarles los elegidos, que el pueblo que voto por ellos tenga la facultad de destituirlo de inmediato. ¡Basta de cúpula y del dedo seleccionador, y mucho menos dejarlos colearse con el llamado entubado¡.
 
Actualmente estoy poniendo en duda, que muchos de los que gobiernan quieran realmente a la Patria, porque si así fuera, ya hubieran renunciado a sus cargos, sobre todo los que no han dado pie con bola y solo han sido cambiados o puestos a dedo para otros cargos de elección popular y ahora se dan el tupe de criticar las gestiones de otros, vergüenza les debería dar y a los que están a su lado y callan por una solidaridad mal entendida, debo decirles que además de cómplices en el deterioro de la patria, serán unos de los factores  causantes de la nueva perdida de la Revolución Bolivariana.
 
Si quieren alimentar un debate constructivo sobre la salida a la crisis que nos carcome desde que perdimos nuestra identidad, nutrámosla con proposiciones como las que hacen los integrantes de AIPO, al presidente Maduro, aunque dudo que se dé por enterado, todavía recuerdo que no atendió la solicitud del Cacique Sabino Romero Izarra, siendo este un digno representante indígena según la Constitución Bolivariana, con más jerarquía que cualquier mandatario de otro país, claro muchos de los que se dicen venezolanos no tienen conciencia de esto y llegan hasta despreciarlos, esto debemos pararlo y darles el lugar que se merecen por ser los pobladores originarios de Venezuela.
 
Es que el cinismo y las ansias de poder van de la mano; me explico, hay compatriotas que han denigrado del socialismo, que han traicionado el proceso y hoy en día se pasean con un estandarte revolucionario donde se presentan. Sus discursos llenos de virtudes conmueven a los que no los conocen, son los que aplican que el venezolano tiene memoria corta y que me hacen pensar en lo falso del grito de ¡no volverán!, que por un lado nos reafirma la falta de conciencia y por el otro lo pendejos que somos al permitir que ocupen cargos de decisión y mando.
 
He aquí un ejemplo de lo que digo:
 
26 Ene. 2015 – “La presencia en el país de los expresidente de Colombia, Andrés Pastrana, y de Chile, Sebastián Piñera, para visitar dirigentes opositores, Leopoldo López y Daniel Ceballos, privados de libertad en el centro de reclusión de Ramo Verde, es un "hecho insólito", aseguró William Ojeda, diputado a la Asamblea Nacional por el Gran Polo Patriótico, durante su acostumbrada rueda de prensa del domingo.”
 
Y el cinismo resalta cuando expresa más adelante:
 
“Ni un solo líder de la derecha ha "tomado nota" de que los agentes especuladores están en sus propias filas. Que los que generan el caos y las distorsiones son elementos de la burguesía parasitaria, acostumbrada siempre a esquilmar al pueblo con sus negocios y sus obscenas ganancias. Por eso es que ningún líder de la derecha se ha puesto al frente con soluciones, con propuestas. Hacerlo sería atacar a sus propios pares, a sus socios de negocios. Ninguno de estos líderes ha dicho que por el bien del país, trabajará junto al gobierno, el sector productivo o el pueblo para solventar la situación actual. No pueden hacerlo, no pueden pegarle a su propia familia, sería contra natura. Sangre de su sangre, sapos del mismo pozo. Montados todos en la conspiración y en la conjura de la guerra económica.”
 
Me pareciera que hablara  de el mismo y de otros que han recorrido ese camino que por cierto me trae a la memoria, a un actual Gobernador del que quieren exculpar haciendo creer, que el comportamiento contra  su compadre fue una estrategia, como tengo mis dudas, les dejo el enlace donde puede verse y oírse de viva voz sus declaraciones en ese tiempo, ante un medio internacional para que ustedes mismos juzguen, y se respondan si somos ingenuos o pendejos.
 
Cuando el compatriota Yuri Valecillo, escribió un artículo titulado: “Ustedes defiendan a Diosdado yo a Numa Rojas”, se me presentó la duda sobre cuán socialistas son los que ocupan actualmente cargos de poder, decisión y mando. ¿Puede ser socialista o bolivariano aquel que permite o se hace la vista gorda ante la injusticia, la falta de respeto o la indiferencia ante un ser en peligro?. Estas faltas son imperdonables en quienes tienen el poder para evitarlas. A continuación les copio los párrafos que tienen que llamarnos a reflexión.
 
“…Del otro lado está un hombre humilde que lleva más de un año preso, un revolucionario de viejo cuño de nombre Numa Rojas, si un humilde que ya se demostró en tribunales su inocencia ya aun así y a pesar de todo sigue preso, pero es humilde, no tiene poder, no aparece en las pantallas de la Red Nacional de Medios Públicos o sea del gobierno y al igual que Sabino Romero y la tragedia de su pueblo al igual que su heroica lucha por su pueblo es censurada con mayúsculas.”
 
“…Asumir la lucha por la libertad de Numa Rojas es un acto de justicia, claro no hay mucho que repartir en el  momento en que Numa Rojas encuentre la libertad, solo el deber cumplido a favor de uno de los nuestros, de un hombre cuya sola culpa es ser inocente.”
 
La elección del Defensor del Pueblo, acrecentó mis dudas sobre el acatamiento de la Constitución Bolivariana, por parte de quienes tienen la obligación de hacerla respetar,  yo  di a conocer en Aporrea mi opinión  sobre la interpretación del artículo 279, pero al parecer, el pueblo al que siempre me refiero estaba ausente y solo se escuchó la opinión-decisión del Presidente de la Asamblea Nacional, que de un momento a otro, cambio su primera versión y señalo lo siguiente “En el supuesto caso de que la Asamblea no logre el consenso de dos terceras partes y se designen los representantes de estos poderes, la decisión pasaría a manos del TSJ.”  
 
Veamos si las declaraciones del compatriota Freddy Gutiérrez, aclara la duda de muchos sobre la decisión; que en una entrevista de Vladimir Villegas, reafirma lo que escribí sobre la inconstitucionalidad aplicada a la elección del Poder Moral sobre todo a lo que se refiere a la Defensoría del Pueblo, que sigo insistiendo en que su representante debería ser elegido por el pueblo, aquí les dejo el párrafo que devela, como el poder mal entendido viola los preceptos morales, sembrando un precedente que debilita la credibilidad de la instituciones involucradas en tal desafuero.
 
Freddy Gutiérrez argumenta sobre "Un quebrantamiento de la Constitución de la República"
Yo diría que despedimos el año 2014 con una situación que refleja ante el Mundo una situación de facto, no una situación de Derecho. Cuando discutimos nosotros desde la Asamblea Constituyente que era necesario crear un Poder Ciudadano, aquí Hugo lo llamaba Poder Moral y nosotros preferimos que se llamara Poder Ciudadano y así se estableció; dijimos que la Defensoría del Pueblo, la Contraloría General de la República y la Fiscalía General de la República  eran organismos tan importantes como lo podía ser la Presidencia de la República y, justamente sobre ese fundamento dijimos que esos tres representantes del alto Estado debían ser electos mediante dos formas: 1.- Mediante votación calificada, es decir, las dos terceras partes de la Asamblea Nacional o 2.- mediante elección popular, ahí no queda ninguna duda, la Constitución establece esas dos posibilidades, no hay una tercera posibilidad. Si no llegaron a un acuerdo para establecer una mayoría calificada, han debido abdicar su condición electora tanto el Poder Parlamentario como el Consejo Moral Republicano en favor del Poder Electoral, llamando a elecciones y, entonces, hubiese sido el pueblo, el facultado para escrutar las credenciales de mérito de las personas que se presentaran en unas elecciones populares.
 
Y aunque me quedan muchas dudas de lo que si no tengo dudas, es de la incompetencia para contrarrestar a los enemigos; de la ineficiencia en los cargos que ocupan  los que administran actualmente a Venezuela; y en que los venezolanos saldremos adelante, cuando elijamos con conciencia a los que dirigirán  las instituciones de la Patria, porque al igual que lo dice  el compatriota Roland Denis en uno de los párrafos de su escrito publicado en Aporrea el 16/02/2015, el cual les recomiendo lean detenidamente:
 
…“No soñamos e hicimos la revolución bolivariana para desplazar a unos y poner a otros, la hicimos por “refundar la república”, construir realmente una nueva vida que no solo sea de justicia sino de nuevas relaciones humanas que nos inserten en un terreno de liberación frente a las enormes trabas históricas que el colonialismo, la dependencia, el subdesarrollo, el rentismo petrolero, han significado en todos los ámbitos de la vida. Y por eso mismo había que tomar el poder y se hizo. Se trataba y se trata de crear un “gobierno popular” -no le pongamos más adjetivos- desde el cual se empodere lo que ya era y se multiplicó maravillosamente, un pueblo en lucha, en rebelión, en negación del amo de siempre. Eso estuvo casi por lograrse, pero “la inocencia no mata al pueblo pero tampoco lo salva”, dice el cantante.”
 
Hay cosas de verdad que dan arrechera, porque nos ven la cara de pendejos, en estos días un Alcalde, antes encargado de las empresas básicas del estado, que le quedó grande, le hace una crítica al compatriota Giordani, y llega a preguntarle lo siguiente:
 
“No atinamos a saber por qué dice que hoy somos el ¡hazme reír!, debería aclararlo porque si no, esto quedará como una ofensa a la Patria que usted todavía dice defender.”
 
Yo quiero dar mi parecer a este decir: somos el ¡hazme reír¡ porque con todos los recursos monetarios y humanos con que cuenta Venezuela, dejamos que los enemigos mantengan al pueblo en una crisis de abastecimiento y de zozobra ante la delincuencia. No es posible que a un venezolano se le dé un cargo de decisión y mando en las empresas básicas del estado y por lo menos tenga el valor de reconocer, que no es el hombre adecuado para sacarlas adelante. No hay duda que los ideólogos de la revolución, no fueron tales y como los del pasado prefirieron mantener en la ignorancia política al pueblo; las realidades siguientes lo confirman:
 
1.- Dese un paseo por su sector y observe cuantos negocios grandes o pequeños se encuentran en manos de venezolanos y tendrá que aceptar que el pueblo como en la colonia sigue sirviendo a sus explotadores con la cabeza baja y adulándolos en nuestra propia patria. Ojo, la solución no es la expropiación ni la xenofobia, es la preparación de los venezolanos para asumir el rol que le corresponde ante la Patria y de los funcionarios hacer cumplir las leyes, la Constitución y todos aquellos preceptos que favorecen a los ciudadanos originarios, como por ejemplo la obligación de que en cualquier negocio el 75% de los empleados debe ser venezolano.  
 
2.- Vea como sale una marcha de la juventud apoyando al gobierno o a la oposición y en ninguno de los grupos se ve una pancarta o una alocución por la falta de maestros y profesores en materias vitales para su preparación, el pueblo aplaude la gran matricula y la deserción cero, pero los administradores de la educación callan y no toman medidas para evitar el tremendo daño que se le esta haciendo a un estudiante que deja de recibir el conocimiento, al que le pasan la materia sin cursarla o sin alcanzar los méritos para ello, esto no debe permitirse.
 
3.- Cada día, a cada hora y en cada momento se habla de soberanía, de defensa ante el imperialismo, pero usted puede observar, como se le pide a Guyana que no siga dejando a las transnacionales yanquis continuar con sus planes de explotación en un territorio nuestro y que vuelva a las discusiones de los buenos oficios en manos de la ONU. Si quiere saber un poco más de la desidia pasada y actual sobre esta reclamación entre al siguiente enlace:
 
Debo hacer salvedad de dos presidentes, que sí tuvieron cojones ante esta falta de respeto, algo que al parecer hoy en día es de la boca para afuera y pone en duda si los que nos dirigen quieren realmente a la patria; uno es el presidente Antonio Guzmán Blanco, que exigió al gobierno británico el 26 de enero de 1887, el retiro de los invasores desde las bocas del Orinoco hasta el rio Pomerún, y al no ser aceptado rompió relaciones diplomáticas y envió fuerzas militares para mantener nuestra soberanía; y el otro Marcos Pérez Jiménez, que sabía, que para devolver la gloria al país, tenía que seguir el legado de Guzmán Blanco: recuperar lo que Inglaterra ocupo y desde el año 56, se apertrecho para invadir a Guyana; ya en 1957, le enviaba  comunicados a Inglaterra de que cediera pacíficamente la Guayana Inglesa bajo estatus especial o de lo contrario se enfrentaría a Venezuela en una guerra abierta por el control de Guayana. La invasión estaba planificada para 1958. Lamentablemente esta iniciativa fue sepultada, después de su derrocamiento, y aquí me entra otra duda, con quien estaban los que abandonaron los proyectos de desarrollo, cuando en ese momento Venezuela se perfilaba como una potencia mundial y contaba con uno de los ejércitos más poderosos de América Latina.
 
Los siguientes gobiernos se olvidarían de la guayana esequiba, el gobierno de Raúl Leoni a través de los acuerdos de ginebra - suiza; se la dejo a Guyana, pero reclamada por Venezuela. En 1969, se realiza una rebelión en la provincia de Rupununi y estos pidieron ayuda a Venezuela para intervenir en Guyana y anexar la provincia. El Presidente Caldera negó su ayuda y 3 días después, el ejército de Guyana aplastaría la rebelión.
 
El Comandante Chávez retomo con fuerza la reclamación y en 1999, logra darle un alto a Guyana en su ofrecimiento de bloques petroleros en la fachada atlántica venezolana, a la trasnacional CGX y Exxon. En mayo de 2000, hace desistir a Guyana, de la concesión que entregó a la empresa estadounidense Beal Aerospace Technologies INC para la instalación en la zona en reclamación de una plataforma para el lanzamiento de cohetes espaciales. Pero todo cambió desde el 2004, y en una visita a Georgetown, dijo: "El asunto del Esequibo será eliminado del marco de las relaciones sociales, políticas y económicas de los dos países".
 
Recientemente el gobierno de Nicolás Maduro, rechazaría una intervención de Venezuela a Guyana alegando "Venezuela bajo la revolución del comandante supremo Hugo Chávez, no atacaremos a una nación hermana, todo se podrá resolver bajo diálogos de la naciones unidas". 
 
Y ya ustedes, pueblo al que siempre me refiero, tienen suficiente material para emprender la vuelta a la patria, a la cual hemos abandonado algunos de forma física y otros espiritualmente; en manos de quienes por mucho amor que le tengan, no tienen la capacidad y el respeto para recuperarla.
 
"Aquel que no está orgulloso de su origen no valdrá nunca nada porque empieza por depreciarse a sí mismo". Pedro Albizu Campos, compatriota puertorriqueño.
 


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3450 veces.



Luis Díaz


Visite el perfil de Luis Díaz para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas


Revise artículos similares en la sección:
Ideología y Socialismo del Siglo XXI


Revise artículos similares en la sección:
Anticorrupción y Contraloría Social