La guerra asimétrica

Ante  un  posible  ataque  directo,  por  parte  de  EEUU  a  Venezuela,  recordemos  las instrucciones  que  nos  diera  El Comandante  Supremo  de  la  Revolución  Hugo  Chávez  en  esa  oportunidad:

El presidente Chávez, en el Programa ¡Alo Presidente! Nº 261 creó un cargo nuevo, comandante general de la reserva y de la movilización nacional, designando para ese entonces, al  general de División Julio Quintero Viloria; quien  solo recibiría órdenes directas del presidente de la República. Señaló además que la población debe familiarizarse con el término de guerra asimétrica para defender a la nación en caso de un ataque. “El pueblo organizado, preparado para la defensa de su territorio, si es que hiciera falta y dispuesto para movilizarse a cualquier parte del país”. Y afirmó “al alcalde le digo, si a los gringos  se le ocurre invadirnos, debe paralizarse ese oleoducto que pasa por aquí”. Advirtió que si él fuera asesinado, Venezuela no regresaría a la Cuarta República sino a  una radicalización de la revolución que él conduce. Si algún ejército extranjero, del tamaño que sea, se atreve a meterse acá, morderá el polvo de  la  derrota. Venezuela no se mete con nadie, pero si se meten con ella responderá. Que no se les ocurra. Si se meten aquí, o tratan de derribar el gobierno no tendrán petróleo. Si se meten, los soldados cogen el monte para meterse en guerrillas”. Hizo referencia dos veces, que estuvo reunido con el alto mando militar, evaluando la capacidad de defensa nacional.

La guerra asimétrica – también llamada guerra de cuarta generación – se da entre un país  con una fuerza armada convencional y otro con una fuerza armada no convencional. Se produce por razones religiosas, expansionistas, económicas, por control sobre las materias primas, etc. esto  no es un invento nuevo sino que viene desde hace siglos. Hay muchos ejemplos antiguos y modernos; conflictos planteados entre un fuerte y un débil, ejemplo: la Guerra de Vietnam, la resistencia iraquí entre otros.

El General de División (Ej) Melvin López Hidalgo, secretario del Consejo Nacional de Seguridad y Defensa nacional  para  ese  momento   afirmó que no será una milicia paralela y no dependerá de la F.A.N. “hay que diferenciar: la reserva ya constituida, la tradicional, funciona en los componentes, sobre todo en el ejercito, donde ya tienen una estructura montada. La comandan oficiales activos, está a cargo del general de Brigada (Ej) Mario Arveláez Rengifo y seguirá bajo su mando. Ahora hay un cambio: se está formando otra reserva La Popular, o nacional, tendrá un millón de personas, sus propios profesionales que la comandarán. Tal como lo anunció  el presidente. Será una milicia de todo el país, regada por todo el territorio, se entrenará y actuará en donde viven y trabajan los reservistas, en los pozos petroleros, en la CVG, y en la petroquímica, para defenderlos  o destruirlos en caso de invasión, con un plan conjunto de entrenamiento y actuación en todo el país. Su organización será más flexible y sólo accederán al armamento para entrenar o para usarlo en acción”.

Venezuela, formaba parte del eje occidental en la guerra fría; conformó, dotó, hizo leyes militares y una F.A.N. para una guerra convencional, con lineamientos doctrinarios provenientes del ejército estadounidense. Aún esa estructura prevalece y en este momento se está revisando para cambiar la doctrina y el pensamiento.

Venezuela tiene una FAN fuerte, copiada doctrinaria, logística y organizativamente de la de E.E.U.U. como si la FAN fuera un ejército más, adherido, dependiente de los E.E.U.U. en posición adelantada en el Caribe,  dijo  López  Hidalgo.

Hoy se  adapta a una nueva realidad contemplada en nuestra constitución. Antes, la seguridad era sólo un asunto de la FAN, ahora es tarea de todos. Y más aún cuando  Venezuela es un país con grandes recursos energéticos y significa un plato apetecible para las grandes potencias, sobre todo para los E.E.U.U., que no escatima esfuerzo para intervenir, invadir a otros países para apropiarse de su riquezas y sobre todo del petróleo que es la sangre negra que necesita el vampiro imperialista para subsistir. Somos un país amante de la paz, que nunca ha salido más allá de sus fronteras para agredir a nadie y cuando lo ha hecho es para dar libertad a otras naciones.

Debemos prepararnos para una confrontación directa con los E.E.U.U., pues este ya no confía en sus lacayos criollos que lo han engañado y estafado sacándole millones de dólares que han servido para enriquecer a unos cuantos vivos a costilla del yanqui idiota.

Este plan debía estar cumpliéndose desde hace mucho tiempo, pero hubo resistencia dentro de la fuerza armada, por promociones que fueron entrenadas, ideologizadas por E.E.U.U. que no permitían que se materializara. Por suerte la gran mayoría salieron de la F.A.N., cuando el golpe del 11 de abril y el paro petrolero.

No debe incurrirse en los mismos errores cometidos durante el golpe militar y el paro petrolero, que los partidos del cambio no sabían qué hacer. El pueblo nuevamente se puso por encima de su líderes y con claridad meridiana rodeo los cuarteles cuando el golpe y se echó al hombro junto con la Fuerza Armada la industria petrolera para sacarla adelante. Cada revolucionario debe saber de antemano lo que tiene que hacer en un momento determinado.

 

Prof.

C.I. En archivo

[email protected]



Esta nota ha sido leída aproximadamente 6019 veces.



Raúl Ramirez

Abogado, profesor y escritor. Ex-guerrillero.

 rauljoseramirez@hotmail.com

Visite el perfil de Raúl Ramirez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Raúl Ramirez

Raúl Ramirez

Más artículos de este autor


Notas relacionadas


Revise artículos similares en la sección:
Oposición


Revise artículos similares en la sección:
Anticorrupción y Contraloría Social



US mp N GA Y ab = '0' /tiburon/a203168.htmlCd0NV CAC = Y co = US