De héroes y villanos

Barak Obama y Samantha Power reflejan el cambio polar de la política exterior del imperio. Si antes era bajo la influencia neoconservadora (halcones) una continuación de las políticas de Bush republicano, de intervenciones armadas por el globo, hoy ha mutado a la de retirarse o pasar desapercibido del escenario criminal o caótico, y crear un vacío de poder globalizado. El objetivo de este escenario bélico es cambiar la práctica de imponerse rudamente y preferir la sugestión de ser llamado a intervenir. El giro de las sugerencias de Power representante de Usa en la ONU, no es otro que preparar al mundo para ver en EEUU el país elegido para asumir una responsabilidad moral y justa de proteger a las naciones en sí mismas y de la era del genocidio en que vivimos. Obama y Power representan el nuevo paradigma políticos que vivimos paradigma político que usa el imperio para imponerse en el globo tal cual héroes contra villanos hollywoodense. La ex profesora en Harvard, ganadora del premio Pulitzer con un libro donde teoriza sobre la responsabilidad de proteger que supuestamente tiene el imperio en la era del genocidio, integra el Consejo de Seguridad Nacional cuya función sería la de aconsejar y asesorar a Obama en materia de política exterior y militar. Después de pasar por el Comité de Prevención de Atrocidades, es la cara del imperio en la ONU. Es ella la arquitecta de la guerra, masacre y asesinatos de libios, y principalmente a su presidente con la intención de poner fin a las violaciones de derechos humanos. Su presentación fue la masacre como guerra necesaria.

¿Qué buscan Obama/Power con esta estrategia política? El imperio reclama el derecho a poder intervenir militarmente donde sea porque se siente llamado a ser responsable de proteger casi como legado divino o de un derecho divino. Revelándonos el carácter mesiánico del imperialismo gringo. El cambio de estrategia les funciona y aquellos países que creen en si mismos y luchan resistiendo la hegemonía imperial que no tomen en cuenta este giro estratégico les va a ir muy mal. El método es simple: no hacen otra cosa que preparar el ataque abierto y se acompaña con la acción encubierta para destruir al país desde adentro. Cualquier observador tenaz puede observar el mecanismo de disolución de las formas y modelos políticos ideados por los pueblos en sus instituciones por la sistemática y exhaustiva penetración hegemónica del imperio. Todas las formas de acaparamiento, especulación, y saboteo de los alimentos de primera necesidad y de los productos básicos para la vida diaria, el ataque desenfrenado económico para producir más inflación con el mercado paralelo de divisas entre otros modos de terrorismo financiero, los cortes energéticos y las dificultades para acceder a los servicios públicos agua, gas, luz, telefonía, etc. Los inacabados golpes de la corrupción en áreas estructurales de las instituciones que deberían servir a un colectivo en vez de ello lo atacan, agreden su estabilidad mental, física, emocional, psicológica y espiritual. Esto simboliza la destrucción por dentro, al igual que Odiseo en la Guerra de Troya usó las maderas de su flota naval para construir inmenso caballo de madera gigantesco y capaz de albergar en su interior a guerreros que terminarían por destruir la ciudad legendaria y guerrera madre de Héctor. El error troyano fue dejarse hechizar por el ego y aceptar un castigo mortal por trofeo. De todas maneras se sabía que en verdad los hombres sólo reflejaban una batalla divina y era Atenea quien había elegido a Odiseo para vencer al desafiante Poseidón.

Afganistan, Irak, Libia, Venezuela y Siria casi simultáneamente o al mismo tiempo en dos o más frentes. Esta ideología ha creado una zona o eje del mal geoestratégicamente ha construido una saga en donde el imperio es el héroe y los rebeldes y terroristas villanos, sólo que estos villanos tienen en común el oro negro, el amarillo, el diamante, el agua, la tierra fértil, la mano de obra barata o esclava, etc. Es decir que casualmente estos enemigos del bien de la humanidad tienen y albergan los recursos para la subsistencia del imperio. Ahora bien, esta misma tragicomedia mundializada la viven y disfrutan los niños de 5 años con su muñeco de plástico del Capitán América en este momento, y desde hace más de medio siglo el resto del mundo ha vivido bajo las influencias de esta ideología de imposición tiránica por necesidad o por deseo de una elite que se ha apoderado de los recursos de toda la humanidad.

Al capitalismo ya no les sirven los Estados Nación y hace rato que viene disolviéndolos, aniquilándolos y destruyéndolos sistemáticamente a fin de imponer la nueva geografía imperial. En la práctica son ellos mismos quienes liberan a delincuentes encarcelados por delitos criminales para usarlos como rebeldes mercenarios en los escenarios que les convenga y al mismo tiempo declararán una guerra ilimitada al terror globalizado. Diseñaron un escenario bélico de acciones letales selectivas cuyo objetivo principal es desmantelar redes específicas de extremistas violentos que amenazan al imperio. De aquí los drones legalizados para asesinar porque según el premio nobel de la paz y su representante en la ONU, el imperio libra una guerra justa y de autodefensa.

Creemos que los cipayos esclavos del imperio de todos los colores y la burguesía rentista que sólo vive de la especulación y el robo, disfrazadas de importación, compra-venta de productos pero jamás producción nacional, nunca producción interior, never estimulación a las empresas que si producen en el país; esa descastada burguesía que no tiene bandera, suelo, sangre ni memoria está ávida de colaborar contra el régimen tiránico que ostenta el presidente electo. Se ha concebido mesiánica al pretender tener la responsabilidad de proteger a la nación y al pueblo que es agredido por un régimen corrupto y violador de los derechos humanos y de la libertad. Y prepara la confrontación abierta encubriendo una guerra total contra la constitución, un gobierno y un pueblo organizado en fuerzas armadas y civiles resistiendo por dentro y por fuera el ataque desenfrenado del imperio. Ellos creen que será fácil, como quitarle el dulce a un niño, deshacerse del socialismo bolivariano de Chávez, una vez eliminado físicamente del juego político internacional. El deterioro de su sucesor como primer presidente chavista depende de quien lleve la batuta en esta guerra sin cuartel entre el imperialismo gringo y el pueblo venezolano. Las municipales del 8D van a medir no sólo una correlación de fuerzas políticas que hacen vida en el país, sino una nueva geografía ético-política que va a sacar a la luz el verdadero rostro del pueblo de Bolívar que Chávez despertó. Durante más de 15 años jamás y nunca Venezuela había llegado a ser el centro de una demostración popular capaz de hacerle frente dignamente al imperialismo más poderoso que se haya conocido. Hoy sigue con cuatro pilares fundamentales para dar por sentado electoralmente que el legado chavista ha construido un edificio sólido y firme con estas bases sintetizadas en unidad, lucha, batalla y victoria.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1443 veces.



Mario Forti

Astrólogo, filósofo, músico, tatankisi, escritor, poeta, critico, ddhh, tarotista, taoista, lector, meditación, yoga, sanación, terapias shamánicas integradoras

 mforti9@gmail.com      @mforti9

Visite el perfil de Mario Forti para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /tiburon/a175348.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO