Tengo un sueño

“Hoy os digo, amigos míos, que a pesar de las dificultades del momento, yo aún tengo un sueño. Es un sueño profundamente arraigado en el sueño americano. Sueño que un día esta nación se levantará y vivirá el verdadero significado de su credo: ‘Afirmamos que estas verdades son evidentes: que todos los hombres son creados iguales” Martin Luther King

Hay que verse en el siniestro espejo del premio nobel de la paz para conocer las mentiras de las que están hechas las bases del imperialismo capitalista, actual sistema opresor de las multitudes. El afronorteamericano (hay pruebas de que nació en Mombasa, Kenia) que “gobierna” el país del norte no ha hecho nada por su raza 50 años después del famoso discurso del rebelde Luther King. A los pies de la estatua del décimo sexto presidente gringo, Abraham Lincoln quien abolió la esclavitud y murió asesinado, King pronunció su famoso discurso “I have a dream” (Tengo un sueño) el 28 de agosto de 1963 en Washington. Desde entonces todo ha ido peor. Las cifras no mienten, 4 de cada 10 presos en EEUU son negros. La mitad de las muertes por homicidios es contra afrodescendientes.

En un país donde el 15% de la población es de color sólo 8% ocupan cargos de responsabilidad en Washington (44 políticos). El 30% de ellos vive bajo el umbral de la pobreza. El 16% de afroamericanos en EEUU carece de empleo (más de 3 millones de personas) y más del 17 % de los mismos no tiene cobertura sanitaria. ¿ Qué nos dicen estos números del gobierno de un afrodescendiente sobre los más de 45 millones de afronorteamericanos? Obama esta semana final de Agosto del año en curso, 50 años después que Martin Luther King pronunciara aquel famoso discurso soñando con un país donde no existiría más discriminación y exclusión racial, ha desatado la ola belicista más grande contra mil millones de musulmanes, al apuntar sus armas hacia Siria, país que se mantiene rebelde ante la dictadura imperialista. Mientras escribimos estas líneas buques y submarinos de guerra se dirigen hacia el Medio Oriente rodeando al pueblo sirio, y por su puesto las potencias aliadas al país árabe (China y Rusia) no se quedarán de brazos cruzados, lo que implica un preámbulo de guerra mundializada. Al igual que las mentiras para invadir y destrozar Irak, lo de uso de armas químicas, usan este pretexto para destruir Damasco y aplastar el gobierno sirio apoderándose de sus recursos gasíferos y petroleros, cercando a Rusia y a China.

La jugada violenta despertará a países como Egipto, Irán y Arabia Saudíta, y en el medio Israel apoyado por EEUU, la OTAN y los ingleses. Un verdadero caos puede estallar cuyas consecuencias son impredecibles y el resultado de las mismas pone en riesgo la vida de la especie humana. Si miramos en el espejo del premio nobel de la paz en menos de un año logró asesinar a nuestro líder máximo Hugo Chávez sin que nadie lo pueda señalar directamente, casi logra matar “accidentalmente” a Evo Morales en el reciente atentado volando sobre Europa. Aliado con el Reino Unido pretende desestabilizar gobiernos como el de Cristina y el de Dilma que resisten la crisis financiera mundial y no han caído en el desastre que viven los estadounidenses y europeos a punto de un “corralito” que hará explotar a millones de trabajadores en la ruina. Muchos se olvidan de que Liba era el país más desarrollado del África y su líder había transferido a sus 5 millones de habitantes un poder que jamás lo habían soñado tener.

Hoy en día, los países de la OTAN se reparten como a una torta todo el continente africano frente a las narices del resto del mundo. Y estamos en estos minutos al borde de un holocausto nuclear en el corazón del mundo islámico, pero siguen a través de la tele, los ·dibujos animados de Disney, las películas de Hoolywood, los ritmos de MTV, las noticias prefabricadas de CNN, CBS, las opiniones de los “analistas políticos” que justificarán el ataque y las muertes resultantes como “daños colaterales” ante la indispensable “invasión humanitaria”. Y al igual que Afganistán, Irak, Libia, los países árabes divididos por el imperialismo inglés primero y luego por el gringo, se enfrentarán a una guerra permanente, sólo que ahora Israel y sus aliados no escaparán de las represalias en todo el globo terrestre. Esta misma semana se desmanteló otro intento de magnicidio en nuestro suelo bolivariano. Una célula de mercenarios colombianos fue detectada a tiempo por los organismos de seguridad del Estado salvando la vida de Nicolás Maduro y evitando una guerra civil en Venezuela.

La cínica cara de la ultraderecha criolla sigue desmintiendo y burlándose del siniestro plan que ellos mismos fortalecen y financian con hilos que conducen hasta el criminal de guerra Posada Carriles e involucra al ex dueño de Globovisión entre otros. La oposición fascista se da el lujo de permanecer impune ante crímenes cometidos en abril pasado contra la vida de ciudadanos venezolanos que esperan se haga justicia. Todavía goza de la impunidad de tener en cargos de la administración pública, en ministerios, gobernaciones y alcaldías cuadros fascistas que están listos para robustecer este plan magnicida y otros que vendrán sin lugar a dudas. Mientras tanto impiden que en esos espacios claves lleguen verdaderos cuadros revolucionarios llamados a ejecutar y aplicar el plan de la Patria diseñado por el comandante eterno. Para nosotros es increíble que sigan vestidos de rojos, gritando “Chávez vive la lucha sigue” y por debajito…

Verse en el espejo del afrodescendiente norteamericano con nombre musulmán, y ver cómo trata a sus propios compatriotas de color y a más de mil millones de islámicos bastaría para dar cuenta del cinismo que impera en el mundo actual. Nosotros sabemos que es un títere y que detrás de él la elite plutocrática mueve los hilos del plan que tiene como mira reducir la población mundial a menos de la mitad para poder sobrevivir a la crisis energética y social que revoluciona al planeta. La desesperación les lleva a producir la guerra en Siria que ya tiene a Al Qaeda como brazo militar atacando con el disfraz de “rebeldes” sirios. Nada distinto hacen en nuestro suelo venezolano con la oposición cipaya y sus idiotas útiles. Mientras sigamos unidos, en permanente lucha, dinámicos en cada batalla, y coherentes con los principios éticos que nos guían, seguiremos como nuestro Hugo Chávez, conquistando victorias.

De lo contrario, el sueño de Luther King que ya es una pesadilla en su propio país de origen, se hará planetario. Y el espejo de Obama sobre más de 45 millones de norteamericanos de color se expandirá sobre el resto del mundo más allá de su credo, raza, posición social o económica. Más cerca, en nuestro propio terreno de batalla permanente, mirarnos en este espejo de Obama significa superar la crisis ético-política que vivimos a raíz de la ola de avasallante querer callar la voz crítica que nuestro proceso revolucionario tiene y tendrá siempre. Lo venimos diciendo desde el principio, hay que permitir y lograr la articulación entre gobierno y pueblo, más allá de las estructuras gubernamentales.

Luchar contra la corrupción y disolver la participación y el protagonismo es como escupir al cielo. Las agudas contradicciones que azotan al capitalismo pueden no sólo entorpecer procesos revolucionarios con tendencias socialistas, sino también destruirlos. Las medidas tomadas a tiempo asegurarían la supervivencia del plan revolucionario de garantizar al pueblo su derecho y deber a gobernarse a sí mismo, y el de los políticos a obedecerle. La unidad que proclamaba Chávez y que pedía a gritos Bolívar es la clave para sobrevivir en tiempos de guerra mundial. Damasco políticamente hablando no está muy lejos de Caracas.

La misma oligarquía vendida al gran capital opera en ambos territorios financieros, son los mismos intereses, y los métodos de generar el caos y la violencia no son diferentes, salvando las distancias. Maduro y Bashar Al Assad están en la mira del capitalismo mundial en crisis y el premio nobel de la paz tiene el dedo en el gatillo. Nosotros hemos comprendido el legado de Chávez y lo defenderemos con nuestra resistencia al capitalismo donde quiera que se encuentre.

Mforti9@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1522 veces.



Mario Forti

Astrólogo, filósofo, músico, tatankisi, escritor, poeta, critico, ddhh, tarotista, taoista, lector, meditación, yoga, sanación, terapias shamánicas integradoras

 mforti9@gmail.com      @mforti9

Visite el perfil de Mario Forti para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /tiburon/a172551.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO