La boca de Snowden

Un efecto del espionaje global de los Estados Unidos es que ahora tenderemos a creerle a Edward Snowden todo lo que diga. Un somero examen de sus mensajes en Twitter por @EJosephSnowden nos revela que cree en ovnis y que HAARP puede enloquecer o matar gente elegida aquí y allá, con precisión quirúrgica. La «prueba» de los platillos fue una broma que el primer ministro ruso Dmitri Medvédov hizo finalizada una rueda de prensa, sin saber que habían dejado un micrófono abierto (http://j.mp/1awmb8H). Para lo de HAARP, Snowden no da más «pruebas» que su palabra. HAARP es un proyecto ionosférico de los Estados Unidos, que ha sido llamado «imán de teorías conspiranoicas». Se le atribuyen terremotos, inundaciones, sequías, la locura juvenil, epidemias, ataques de ovnis y quién sabe si la desaparición del papel higiénico.

Pero Snowden tiene la credibilidad de quien viene de los infiernos. Uno tiende a aceptarle todo lo que diga porque estuvo donde nadie más de este mundo ha estado. Eso le da un poder ilimitado sobre lo que puede revelar, cierto o falso. Ha dicho, por ejemplo, que revelará quiénes asesinaron a Martin Luther King. ¿Sabrá también quiénes mataron a John Kennedy o cómo fue lo de las Torres Gemelas? Tal vez sabe también quién fue el que gritó «¡te queremos, Pedro!» el Día de Gloria de la oposición en Miraflores aquel 12 de abril de 2002.

Daniel Stulin ha llegado a sostener que la Escuela de Fráncfort y la CIA crearon a los Beatles para adormecer a la juventud. Si la CIA puede producir el disco Sgt. Peppers entonces más nos vale rendirnos. Al punto descubrimos de Stulin es un charlatán, pero después de que un gentío le creyó, incluso gente de máxima experiencia (http://www.danielestulin.com).

Pero uno no sabe, decía Cuto Lamache. Las teorías conspiranoicas suelen ser delirantes, pero a menudo las oficiales son más delirantes. Por ejemplo la versión oficial de las Torres Gemelas no menciona siquiera la caída aparatosa del Edificio 7 del World Trade Center, que todos vimos por televisión. Ahora pudiéramos saber por qué, pues Snowden acaba de revelar hoy sábado 13 de julio de 2013 que ese edificio fue derribado por orden de Sadam Hussein, que por azar tenía ya listo ese atentado al mismo tiempo que el otro de Al Qaeda. Eran dos proyectos independientes y desconocidos entre sí. Es decir, Snowden confirma que el atentado principal del World Trade Center sí fue de Al Qaeda. Es más, revela que el vicepresidente Dick Cheney ordenó tapar la demolición controlada del Edificio 7 «aunque parezca que lo hicimos nosotros», escribió Cheney. Todo para salvar la cara del FBI (http://j.mp/13YzzyT). Por eso digo: Uno no sabe

Todas son teorías increíbles, conspiranoicas o no, pero hay que creer en alguna porque el derribo de esas torres, el espionaje global y el atentado a Evo son más increíbles aún.

@rhm1947



Esta nota ha sido leída aproximadamente 6583 veces.



Roberto Hernández Montoya

Licenciado en Letras y presunto humorista. Actual presidente del CELARG y moderador del programa "Los Robertos" denominado "Comos Ustedes Pueden Ver" por sus moderadores, el cual se transmite por RNV y VTV.

 roberto.hernandez.montoya@gmail.com      @rhm1947

Visite el perfil de Roberto Hernández Montoya para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Roberto Hernández Montoya

Roberto Hernández Montoya

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /tiburon/a169877.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO