Opinión i Política Internacional

La planificada invasión a Venezuela por los saqueadores i ladrones de petróleo i otras riquezas

II

 Si desde los tiempos que trataron de adueñarse de Cuba −toda una larga historia, llena de trampas, artimañas, agresiones, atrocidades, traiciones e inmoralidades− se hicieron propietarios de Puerto Rico, se adueñaron del ismo i desprendieron de Colombia a Panamá, para ser dueño supremo del canal el ya maldito Imperio, i subyugaron con empresas diversas a todos los pequeños países de Centroamérica i el Caribe, hubiesen sabido de la riqueza petrolera de Venezuela que se manifestó discretamente a fines del siglo XIX en el Táchira i un poco más tarde en el Lago de Maracaibo, i hubiesen encontrado a un presidente como Cipriano Castro firme en el poder, a Venezuela la habrían convertido en un Estado, en otra estrella de la bandera de las barras sangrientas, de ese monstruo que engendraron las 13 colonias iniciales, matando indios, comprando tierras a Francia i despojando a México de la mitad de su territorio i cuanta fechoría internacional se les acurre. ¡Pobre México, tan lejos de Dios i tan cerca de los Estados Unidos!

 Sin embargo, a Castro lo eliminaron rápidamente aprovechando su enfermedad, (de lo contrario lo habrían asesinado impunemente) la búsqueda de salud en el exterior i la traición de su compadre, el fiero Juan Vicente Gómez, quien no les entregó hasta el trasero, por ser heterosexual i machacaba esposas i concubinas. Este degenerado bigotudo de Michelena, que nos aplastó durante 27 años, para entrar con esos años de retraso en el siglo XX,  fue el inicio del casi regalar el petróleo i estar los gringos en cotos cerrados para no contaminarse de pueblo, en las poblaciones petroleras del Zulia i en la propia Maracaibo; el mismo estado que los vendepatria de nuevo cuño, quisieran hacer un país arrancado a la patria Venezuela, para poner sus “capacidades”  al servicio del emperador de turno en el norte, como sumisos lacayos, i vivir felices de las migajas que caigan de la mesa, para comer cual sabandijas.

 La caída de Gómez i todo lo que vino después, es conocido hasta llegar el 1958, cuando otro dictador llamado Marcos Pérez Jiménez, al menos tuvo más visión de futuro e hizo obras materiales que luego exhibiría la IV república como suyas, aunque el ex comunista Bethancourt i primer autócrata de la Dictadura de Partidos de la mal llamada IV república, continuó la política petrolera de Gómez i por arte de magia multiplicó los ranchos en los cerros (Pérez Jiménez declaró que había conseguido 64.000 ranchos i que cuando abandonó el país, apenas eran unos 8.000 por la política habitacional que había emprendido). Pero no sigamos narrando esto, porque ya sabemos el desastre administrativo que fueron los llamados gobiernos “democráticos” i cómo se implantó en la mente de la gran mayoría de venezolanos, la corrupción i la degeneración moral de los dirigentes adecos i copeyanos. Entonces sí que había una agricultura de puerto, i los llamados empresarios, eran apenas importadores privilegiados, acaparadores i especuladores garantizados. El petróleo estaba siempre alrededor de los 4 ó 5 dólares, i las entradas al país en 1% como impuesto. Se regalaba la exportación i la faja del Orinoco era faja bituminosa i las reservas eran escuálidas.. De eso saben mejor los expertos, como mi amigo Prieto Oberto.

 El caso es que, perdida por el Imperio la hegemonía o el dominio que tenía sobre el petróleo venezolano, en manos casi exclusivas de trasnacionales norteamericanas i británicas, i realmente superada aquella falsedad de la nacionalización que hizo Carlos Andrés Pérez de obra casi funesta en nuestro suelo, la llegada sorprendente del Comandante Hugo Chávez a la presidencia de la República por una brumadora mayoría de votos frente al Frijolito Salas Römer, la situación cambió absolutamente. Empezaron por observar que en la tragedia de Vargas, el abre boca del mandato de Chávez, éste se negó categóricamente a la presencia de marines en La Guaira i sitios adyacentes, para prestar ayuda. Dirigió los hechos personalmente el presidente i enfrentó la catástrofe hasta con maestría en las soluciones, bastante distinto a la actuación del vaquero Bush, en la tragedia de Nueva Orleans, cuando el ciclón Katrina, del cual todavía quedan damnificados, por ser negros o latinos. Allí, en Vargas, vislumbraron que las cosas serían mui distintas a lo de antes, i empezó la más formidable i mantenida conspiración i la compra de voluntades venezolanas, para buscar traidores i traidoras a sueldo. El resto o la continuación, ya lo sabemos i he mencionado algunas particularidades; pero lo cierto es que las ONG, la Embajada en Caracas i la CIA, no han tenido desde entonces un minuto de descanso para hacer los más terribles esfuerzos por una sola cosa tumbar o eliminar a Chávez, porque como declara todos los días la rubia Secretaria de Estado, recordando tal vez a la Lewinsky, el presidente venezolano es un peligro i un factor de desestabilización en la región. Mientras tanto, la grave crisis del capitalismo que parece ser más grave que de de 1929 que le tocó superarla a Rooselvet, ha descubierto las terrible fallas de ese país, la pobreza, la desocupación, los problemas de millones de obreros mal pagados, la crisis de la salud de los pendejos i principalmente e déficit fiscal que, sin embargo, no hace bajar los presupuestos para la guerra; i la deuda externa que padece la primera potencia del mundo, ha estimulado la rapiña, las mentiras mediáticas i la búsqueda necesaria de guerra, como el mejor de todos los negocios. Para ello se abonan los terrenos o lo que podrían ser los campos de batalla, las acusaciones algo olvidadas de comunismo, de narcotráfico o de terrorismo así algunos países como el nuestro, sean distinguidos como los mejores logros, combatiendo narcotráfico, caza de hampones internacionales i finalmente el terrorismo. Cínica acusación mediática también para los pendejos, porque el país más terrorista del mundo i de la historia, es el Imperio Maldito del Norte, que incluso da protección a los peores agentes del terror i del asesinato en el presente que vivimos. Recomiendo leer el libro de Jean- Guy Allard i nuestra bella Eva Golinger, La agresión permanente, para que, mientras el imperio está en crisis, cómo crecen los gastos de espionaje i cómo extienden una especie de sida social por toda Latinoamérica. Dicen preocuparse por las democracias i la calidad de vida, mientras ellos fomentan toda la miseria posible, a nombre de la libertad, se limpian los traseros con el Derecho Internacional, apoyan golpes de Estado i en la actualidad muestra el Principal Escenario de la guerra sucia i criminal es en Libia. Después están pensando si escogen a Irán o Venezuela, aunque Irán es peligroso porque tienen casi 80 millones de habitantes, saben de energía nuclear i los países de Europa recuerdan con pánico el incidente de Chernobyl i cómo corren las nubes contaminadas de energía nuclear. Mas, al Imperio se le agota la energía no renovable i hasta gastan cereales para alimentar a los automóviles, barcos o aviones. Las garrapatas financieras i energéticas no los dejan dormir, i por eso la mirada hacia el sur. Para dominar a Venezuela, hai que militarizar a Colombia i ya está hecho; hai que rodear al enemigo con bases militares, i ya está hecho; hai que desprestigiar al gobierno i a su presidente, i ya está adelantadísima la faena; hai que desclasificar documentos para atemorizar, i ya eso marcha bien; hai que preparar atentados, i ya están programados, hai que acercar a la “flotita de paz” i ya esta puesta en Costa Rica, hai que comprar conciencias venezolanas, i ya tenemos muchísimas, entre ellas las 65 sillas calentadas por fondillos traidores en la AN. José V. Rangel declarado que la orden de atacar a Venezuela desde Colombia, estaba aprobada por el crápula Uribe Vélez. Solamente falta establecer un bloqueo como a Cuba, o intentar un magnicidio, aunque con Fidel no hemos podido. Tenemos hasta bellas madrinas de conspiración cuando están maquilladas, porque al natural son las brujas de Salem ¡Pero cómo saben calumniar i mentir! Da gusto. ¿Qué nos falta entonces? La decisión del Premio Nobel de la Paz.

 Los escuálidos creerán que les avisaremos previamente para que alcen vuelo o se escondan, dicen en el Pentágono, pero eso no está programado. Todos son los mismos seres inferiores de siempre. Así deben pensar.

 En cambio de nuestra parte, no solamente tenemos que estar preparados para combatir, sino preparados a morir por la patria i las generaciones futuras. Como mi amigo Germán pueblo i ejército deben ser una sola fuerza, pero somos notoriamente menos en número i armamentos, por lo que, cuando notemos que la oligarquía manda a viajar a sus familiares, es porque le dio el tufo de la guerra. Deberíamos entonces, cerrar todos los aeropuertos i puertos, decomisar vehículos i avionetas, concentrar al pueblo en las urbanizaciones i casas de la oligarquía; retenerlos a todos i a ciertos gaznápiros como los que han rebuznado en la AN, ponerlos al frente de las líneas de combate con los pies limitados para correr. Nuestra Fuerza Armada irá al combate, pero el pueblo joven, mujeres i niños, como en refugios antiaéreos en las vías del Metro.  Mientras tanto, ni una gota de petróleo para el cancerbero. Recordemos aquella narración de un magnífico dibujante i caricaturista que expuso la “hazaña” de una escuálida que salió a recibir la invasión de marines, con una banderita blanca gritando ¡viva Bush i muera Chávez! i los infantes le respondieron con una ráfaga de ametralladora, porque ni sabían de banderitas blancas ni entendían el español. Así les pasaría a muchos, i aunque esperamos que esto no suceda nunca, que el Imperio corra la misma suerte de la Unión Soviética staliniana, i se divida en muchos países independientes o China les cobre la deuda pendiente que tienen, o Rusia les diga que otra vez son potencia i no quieren misiles apuntando sus fronteras, los del norte, por brutos i cínicos que sean, entenderán, como tienen que acabar de entender que están matando la Madre Tierra, única nave espacial i sin botes salvavidas. ¿Reflexionarán o invadirán? Amanecerá i veremos, amigo Sancho.

robertojjm@hotmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3915 veces.



Roberto Jiménez Maggiolo


Visite el perfil de Roberto Jiménez Maggiolo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas


Revise artículos similares en la sección:
Energía y Petróleo para el Pueblo


Revise artículos similares en la sección:
Actualidad



US mp N GA Y ab = '0' /tiburon/a119360.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO