Según la Directora de la OMS

Las patentes obstaculizan la invención

De acuerdo a declaraciones difundidas por Telesur/EFE este martes catorce, La directora general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Margaret Chan, dijo en la la sede la OMPI (Organización Mundial de la Propiedad Intelectual) algo que los defensores a ultranzas del sistema de propiedad intelectual en nuestro país ocultan: Que las patentes farmacéuticas producen pobreza.

No lo dijo directamente, pero expresó, en el marco de una conferencia de la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI), que “los gastos vinculados a la salud empujan cada año a unas 100 millones de personas a cruzar la línea de la pobreza”.

También dijo la directora general de la OMS que “la pobreza obstaculiza la invención de productos para tratar una serie de enfermedades dejadas de lado porque afectan, justamente, a los más pobres entre los pobres”.

La gratuidad de los servicios de salud se vería obstaculizada si no se pudiera producir en el país los medicamentos necesarios para la medicina curativa y la preventiva; y de esa manera, los esfuerzos del Estado venezolano serían mayores que los resultados, si obedeciéramos al sistema de propiedad intelectual dominante en el mundo. Al contrario de lo que quieren hacernos creer los lacayos obedientes del imperialismo. lo que se hace en otros países no es siempre bueno, aunque se den casos. Lo que es bueno para unos países pudiera ser nocivo para otros, sobre todo en las relaciones internacionales impuestas por el capitalismo, acentuadas en la fase terminal en que se encuentra actualmente.

Con respecto a los valores capitalistas, la Directora de la OMS coincide con los socialistas cuando se pregunta: “cómo es posible que la industria farmacéutica, cuyo objetivo es obtener beneficios económicos, invierta en la investigación y desarrollo de patologías que afectan sobre todo a grupos de población sin poder adquisitivo”. Lo cual crea “un problema crítico. Los sistemas y reglas, tales como los de propiedad intelectual y de protección de patentes que tienen sentido en muchos sectores generan algunas preguntas cuando se aplican a la salud humana". “En consecuencia, subrayó, "las fuerzas del mercado y los incentivos, como la protección de patentes, no pueden resolver por sí mismos las necesidades sanitarias de los países en desarrollo".

Tal vez los voceros de las corporaciones dirían que la Dra. Margaret Chan “no sabe nada de propiedad intelectual” y que el sistema actual de patentes es el mejor del mundo, que favorece la invención, etc. Etc. Etc. Que el fin de la historia es el mundo en manos de las empresas transnacionales.

Y la gente, que se reviente, y el gobierno que no le guste se arriesga a ser tumbado, como ocurrió en Honduras y en tantos otros países, incluida Venezuela.

Corresponde a nuestro gobierno bolivariano, con la participación protagónica del pueblo, encontrar el camino para favorecer la producción de tecnología en nuestro país, y no solamente en el ramo farmacéutico, procurando mantenerse fiel a los tratados que se suscribieron, en tanto éstos no perjudiquen a nuestro pueblo, recordando que los únicos tratados internacionales de cumplimiento obligatorio son los de Derechos Humanos y que, de la misma manera que se denunció la Comunidad Andina de Naciones, puede denunciarse otros tratados, en el entendido de que éstos deben suscribirse y mantenerse sólo cuando son beneficiosos para nuestra Patria.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1750 veces.



Andrea Coa


Visite el perfil de Andrea Coa para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: