De-coherente

Mientras la mente se ocupa no me preocupa, la realidad, que es lo que hay ya no puede sorprenderme, siendo que estoy, dejo que el ser actúe, persuadido de que lo que hay son sentidos, de quien cree y crea ilusiones.

En Occidente son pocos los que han oído el nombre de al-Hassan Ibn al-Haytham, nació en Irak el 965 a.n.e., sería el primer científico del mundo, como otro gran físico que merece estar en los anales de la historia como Galileo Galilei o Newton, por su talla científica. Galilei, Pisa, 15 de febrero de 1564 formuló las primeras leyes sobre el movimiento. Experimentos sobre lo que es la física, son los procedimientos realizados para apoyar, refutar o validar una hipótesis; pues proporcionan idea de causa efecto al demostrarse su resultado, toda vez que un factor particular es manipulado. La mecánica es una rama de la física para el estudio de los fenómenos relacionados con el equilibrio y movimiento de los estados en que se encuentran los cuerpos, en una dinámica o causa del origen de tales movimientos. La mecánica se desarrolla en la antigua Grecia, cuando las experiencias y trabajos se agrupaban con referencia al comportamiento de sólidos, líquidos o el aire. Luego continuarán los experimentos en Europa como los de Galileo Galilei en la Universidad de Pisa, a los 17 años sorprende al mundo en 1581. O el isocronismo del péndulo, pequeñas oscilaciones delineadas, un gran paso que da por sentadas las bases de lo que será mucho después, el inicio de la física clásica; movimiento pendular y leyes del movimiento acelerado.

En tiempos de la mecánica cuántica, término como la decoherencia explican el estado cuántico entrelazado, dando lugar a un estado físico clásico (no entrelazado). Los procesos de entrelazamiento cuántico explicarían la fotosíntesis, o la forma en que los pájaros se orientan en vuelo siguiendo el campo magnético terrestre. Otras investigaciones confirman que también intervienen en los procesos biológicos. Con la mecánica cuántica se explicaría la energía total del cuerpo negro, como resultado de tomar valores discretos más que continuos, fenómenos de cuantización e intervalos posibles, más pequeños entre valores discretos o quanta, del singular quantum, palabra latina para «cantidad», de ahí el nombre de mecánica cuántica. Ejemplos de mecánica cuántica, rama de la física que estudia la materia a escalas muy pequeñas; nivel molecular, atómico y aún menor. Gracias a su descubrimiento se ha podido desarrollar la electrónica en ordenadores móviles, láseres y nuevos materiales (vitrocerámicas).

Cuántico es el adjetivo utilizado en el campo de la física, concepto referido al vinculo de ciertos saltos de energía al emitir o absorber radiación, es lo que se conoce por cuantos. Su paternidad en física cuántica se debe a Max Planck. Entre grandes logros del intelecto humano basados en comprender los fenómenos naturales; la física clásica es uno de los límites de la cuántica. Ésta explica el átomo, el enlace químico, las moléculas, la interacción de la luz con las partículas, la materia y una larga lista. Se hace referencia al campo cuántico y la conciencia, en un universo donde el observador consciente, influye en la energía, forma de materia potencial desde su mente y/o su conciencia; en sí mismas son energía, de manera que las ondas en sus probabilidades energéticas vibrarían manifestándose como materia física.

Para los humanos la cuántica partiría de principios básicos en tal mecánica cuántica, proporcionándole los fundamentos entre fenómenos atómicos, desde el núcleo a las partículas más elementales, lo que quiere decir desde un enfoque relativista. Su impacto es notorio, en teoría de la informática, criptografía, química, y un sinfín de aplicaciones en muchos otros campos relacionados. Hasta ahora los números cuánticos son cuatro (4). El número cuántico principal (n), número cuántico secundario o azimutal (l), número cuántico magnético (m) y número cuántico de spin (s). El propósito de la medición cuántica es reconstruir el estado ψ S 〉en que se encontraba el sistema S antes de la interacción; para ello son necesarias muchas detecciones ψ, para que la frecuencia de detección de cada autovalor pi del puntero P, brinde el valor |ci|2 correspondiente.

¿Existe una conciencia cuántica o es desde la consciencia que se estima exista?

"En la física moderna, la cuestión de la consciencia surgió en relación con la observación de los fenómenos atómicos. La teoría cuántica ha evidenciado que estos fenómenos sólo pueden entenderse como lazos de una cadena de procesos, cuyo final es la consciencia del observador humano".

Se sabe sí que las reacciones químicas en su mayoría se producen en medio acuoso, es decir, en los organismos tal ocurre en soluciones acuosas, esto es, sustancias disueltas en el agua; simples o complejas, aquellas requieren solo un paso para que los reactantes se transformen en productos. Definiendo reacción química, son los enlaces entre átomos que se rompen y forman nuevos enlaces; en el proceso intervienen dos tipos de sustancias: las que se tienen inicialmente los reactivos, y las que se obtienen luego de la reacción química, llamadas productos. Cuatro (4) tipos de reacciones químicas: Reacciones de síntesis o adición, donde 2 sustancias combinadas dan como resultado una sustancia diferente. Reacciones de descomposición; Reacciones de desplazamiento o sustitución; Reacciones de doble sustitución. Una reacción química se representa por una ecuación, en la que se utiliza el lenguaje simbólico para los elementos o fórmulas de los compuestos, con los cuales se representan los reactivos y los productos que intervienen en la reacción.

Así podríamos continuar a lo largo y ancho del mundo de las ciencias y las explicaciones entre los paradigmas como circuitos entrelazados por teorías y muchas prácticas en la realidad desde lo empírico, o cruzando hacia umbrales en los cuales no existen saturaciones ni más información sobre experiencias. Se trataría de la pura existencia en el aquí y ahora de todo lo que hay, puesto frente a nosotros, pero además hilvanando todas las demás posibilidades legítimas desde el inconsciente y más allá, cuando al ego le sucede la sombra y se devela que las ilusiones y las pesadillas juegan en el mismo escenario donde la vida da muestras de planteamientos más profundos, más imaginativos, de mayor complejidad que agrupan lo místico, mito, magia y religión; y cuanto trata de envolver la cuántica, sorpresa y duda a la vez, más allá de la razón, de los planteamientos desde el otro lado del espejo frente a un presente de espaldas al futuro.

No falta mucho más en el recorrido de este gran trayecto que nos ha traído entre las eras a la nueva recomposición entre las posibilidades de la séptima extinción, sobre la que prevenidos se aprestan los nuevos conmilitones que siguen el mismo juego bajo esquemas de estructuras obsolescentes. Las posibilidades sobre lo futurizo se han develado ante las conciencias que han despertado y dándose cuenta se plantan frente a la mentira, la manipulación y el engaño de los controladores a quienes se les ha otorgado el permiso para intervenir en los asuntos de los terrícolas. Tienes fe, tú creas lo que creas, o eres parte de los que atrapados en la matrix le siguen adeudando empeñados en no dejar pasar lo viejo y darle curso a lo nuevo. Son sus actos, no sus palabras lo que los delata. Elucubraciones urdidas en el proceso de toda una frugal travesía por los senderos, cargando a cuestas calenturas y sosegadas meditaciones junto a las reflexiones críticas desde los claroscuros justo antes de que las primeras luces despejen las tinieblas y se aclaren las formas y visiones propuestas en consecuencia desde lo que hay, lo que es, y lo que está.

Constancia, persistencia, voluntad, es esa utopía al alcance de los sueños y metas por delante de la mirada que se pierde en el infinito horizonte que sabe a plena conciencia que todo es ilusión. Volveremos a la matriz.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 822 veces.



Franco Orlando


Visite el perfil de Franco Orlando para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Franco Orlando

Franco Orlando

Más artículos de este autor