Ozonoterapia (una breve cronica )

En 1924 un cientifico alemán planteó la hipótesis de que una de las principales causas del cancer era una repiración celular defectuosa, en otras palabras falta de oxigeno, este hallazgo, aunque ha sido verificado y sostenido por muchos otros científicos, con el correr del tiempo fue hecho desaparecer casi totalmente del conocimiento público, tanto así que casi nadie recuerda o habla de su descubridor : el doctor Otto Heinrich Warburg, quien en 1931 recibió el premio nobel por su "descubrimiento de la naturaleza de acción de le enzima respiratoria". Warburg escribió en 1968 : "pronto recibiré mi segundo premio Nobel porque en uno o dos años habré solucionado el problema del cancer". Lamentablemente eso nunca llegó a cumplirse. Muy temprano junto a la revolución industrial y el capitalismo aparecieron las grandes corporaciones químicas y farmacéuticas que al igual que muchos en el gremio medico muy pronto se dieron cuenta que la salud era un gran negocio. Sobre todo si solo se tratan los sintomas en vez de erradicar las causas.

La historia del ozono es larga, a mediados del siglo 19 un alemán de nombre Von Siemens construyó el primer tubo de inducción para la destrucción de microorganismos con ozono. Temprano en el siglo veinte otro químico alemán Justus Von Liebig comenzó a estudiar las aplicaciones del ozono en el ser humano. Durante la primera guerra mundial el doctor alemán R.Wolff cirujano en jefe de los servicios medicos del ejército del Kaiser utilizó con exito el ozono para la limpieza y desinfección de las heridas de guerra. En la segunda guerra los científicos rusos aceleraron las investigaciones de esta nueva y efectiva medicina compartiendo el conocimiento con muchos otros países y desde entonces la utilización del ozono con fines medicinales y de purificación no ha dejado de crecer.

Al principio de la decada de los 90 se presentó un caso muy extraño con respecto a las terapias de ozono en el estado de La Florida en los Estados Unidos. Ya para esos años habia muchos científicos y médicos investigando las diferentes aplicaciones no solo en América sino tambien en Europa, sobretodo en Alemania. Un cientifico Alemán en especial, de nombre Basil Wainwright quien investigaba la posibilidad de curar el SIDA con tratamientos de ozono, se habia instalado con su equipo en una gran casa en Miami, especificamente por su cercania con la Universidad de Miami que contaba para esa epoca con los mas avanzados equipos para pruebas PCR. WainRigth habia perfeccionado un tratamiento llamado polyatomic aphaeresis. y junto a sus colegas habían logrado con ese tratamiento de ozono y dietas natutales revertir a pacientes de HIV positivos en negativos. la voz empezó a correr rapidamente, incluso se les conocía con el apodo de "the ozone cowboys" ( los vaqueros del ozono ) muy pronto llamaron la atención de Agencia Federal de Drogas y una madrugada la clinica fue violentamente allanada por un escuadron "SWAT" Y Basil Wainwrigth arrestado, segun sus propias declaraciones los agentes solo buscaban las patentes de los inventos de Wainwright y las pruebas PCR que demostraban el exito de los tratamientos. El cientifico pasó casi cuatro años en prisión esperando juicio, la fianza le era negada continuamente, despues de mucha presión ejercida por colegas que lo admiraban salió en libertad bajo fianza pero el daño estaba hecho, su reputación habia sido destruida por una gigantesca campaña mediática, lo acusaban de estafador y de farsante. La cazería de brujas contra todos los que trabajaban con Ozono y en especial contra los demas socios de Wainwrigth fué implacable, muchos huyeron de los Estados Unidos, uno de ellos fue asesinado en Mexico en circunstancias misteriosas.

Por esos Años Sue Ann Taylor una periodista de investigación que realizaba un documental sobre el tema precenció algo muy parecido en filipinas donde un grupo de medicos australianos tambien habian logrado, con tratamientos de ozono, incluyendo aphaerasis, recuperar y poner en negativo a pacientes con HIV. La periodista fue testigo de curas que ella misma describe como milagrosas.

Desafortunadamente la clinica tambien fue allanada, los medicos encarcelados, y muchos de los pacientes que no pudieron terminar la cura fallecieron tiempo despues, lo que por supuesto fue utilizado como argumento de las autoridades y la prensa para demostrar el "fraude" del ozono.

Hoy en dia, el ozono es utilizado por las élites europeas como un tratamiento rejuvenecedor, las sesiones cuestan miles de Euros. Todos conocemos sobre el uso del ozono para curar lesiones deportivas en especial en el deporte profecional. Por supuesto a nadie se le ocurre tratar de combatir el virus del HIV o cualquier otro virus con tratamientos de ozono, eso sería enfrentar a una industria farmacéutica que al igual que en los años 90, hoy sigue haciendo miles de millones de dólares con nuevas vacunas para virus como el COVID19 y con sus quimicos antivirales que, en el caso del SIDA no curan, pero mantienen al paciente asintomático y exclavizado a los fármacos de por vida.

En el 2006 me encontraba trabajando en una isla del Caribe. Por esos días estaba padeciendo algunos problemas de salud y unos amigos, vegetarianos como yo, me recomendaron un medico alemán, que al paracer era extraordinario. Tuve que hacer una cita por telefono, me preguntaron quien me recomendaba y despues de uno o dos dias una chica con voz muy dulce me llamó para darme la dirección. No fué facil encontrar el lugar, despues de varias vueltas, al final de una calle sin salida, por fin encontré el numero de la casa detras de unas matas de floreadas trinitarias colgando de un muro que impedia ver hacia dentro de la propiedad. Al entrar me encontre con un jardin salvaje pero bien cuidado, detras del portón un automovil japones bastante usado y unas bicicletas de muy buena calidad. En la sala de espera conocí a un señor que venía de la isla de Grenada para tratarse con el doctor, sufría cancer de prostata y sus médicos le habian dicho que debía operarse, a el no le gustaba mucho la idéa y decidió buscar una segunda opinión. Pintada en un mural con dibujos de flores y pájaros la pared de la sala una frase decía en ingles " la salud es un tesoro". El doctor resulto ser un personaje muy simpatico, se veía joven y en forma, aunque su cara mostraba ya los signos de la edad. Las consultas eran gratis y lo primero que dijo fué . " yo no te puedo curar, solo tu puedes curarte, si no vas a seguir el tratamiento completo y rigurosamente te ruego no me hagas perder el tiempo".

Despues de un tiempo, entablamos una buena amistad, aunque a veces estabamos en desacuerdo pues el doctor era un libertario mas bien de derecha sin embargo teniamos muchas cosas en común. MI nuevo medico resultó ser uno de los "vaqueros del ozono" del señor Wainwright quien despues de los sucesos de Maimi decidió "desaparecer" en una isla del caribe.

El tratamiento con ozono y una dieta naturista muy estricta no solo curó mi enfermedad, ademas de ponerme en un peso ideal, pocas veces en mi vida me sentí tan sano, positivo y lleno de energía. Meses despues en una de mis visitas al doctor, volvi a encontrar al señor de Grenada, le pregunté como estaba y contestó sonriente :" jamas me operé, estoy totalmente curado, esto del ozono es verdaderamente milagroso".



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1548 veces.



Gustavo Corma


Visite el perfil de Gustavo Corma para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: