La Pandemia del Covid-19 es asumida por el Estado, bajo el contexto de la protección y administración de desastres

El artículo 04 de la Ley de la Organización Nacional de Protección Civil y Administración de Desastres, vigente, nos señala el término ‘Desastre’: "Todo evento violento, repentino y no deseado, capaz de alterar la estructura social y económica de la comunidad, produciendo grandes daños materiales y numerosas pérdida de vidas humanas y que sobrepasa la capacidad de respuesta de los organismos de atención primaria o de emergencia para atender eficazmente sus consecuencias". Interpretando el artículo por analogía, aunque la pandemia no es violenta; sin embargo, es repentina y no deseada, capaz de trastornar la estructura económica-social de una Nación, y producir la muerte de muchas personas, en tiempo casi simultáneo. Aunado a ello, se extralimita la capacidad de apoyo gubernamental. El Estado se activará para garantizar la asistencia poblacional. Desde mi óptica, de ahí la importancia del tratamiento a seguir, para fortalecer la estructura organizacional de organismos comprometidos.

Por consiguiente, el Poder Público Nacional, a través de sus diferentes niveles: Estatal, estadal y municipal; se activará dentro del área de sus competencias para coordinar todos los esfuerzos en común, públicos y privados, con el fin de garantizarle a la población, todas las medidas de prevención: Charlas, divulgación por todos los medios audiovisuales y escritos, programas informativos, formales e informales. En el caso de la pandemia, se activará la red pública sanitaria con todos los recursos disponibles; tanto humanos como materiales y logísticos, para hacer frente a este hecho sobrevenido. No está demás decir, que se tomarán en cuenta todos los lineamientos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), en correspondencia con la Organización Panamericana de Salud (OPS). En este sentido, el Estado, desarrollará todas sus políticas en coordinación con sus fuerzas vivas. En el caso venezolano, se ponen en práctica las estrategias y acciones necesarias, con la pretensión de dar respuesta al evento de la pandemia.

Por esta razón, se han tomado todas las precauciones, para la creación de hospitales centinelas, dotados de áreas de hospitalización para pacientes con patología sintomática respiratoria; los cuales funcionan con un número determinado de médicos, enfermeras, personal de servicios básicos, y un número importante de milicianos que colaboran, fehacientemente, con el personal asistencial; y aportando medidas de seguridad a las instalaciones. Todos en cambote como hormiguitas, haciendo sigilosamente su trabajo, con la finalidad de dar cumplimiento a las directrices del Estado para minimizar los riesgos y dirimir las muertes por este peligroso virus que está causando estragos en la población. La labor de cada uno de los participantes es muy valiosa y necesaria, dentro del escenario de las patologías moderadas o graves, utilizando elementos muy útiles de por medio, como equipos de infusión, monitores multiparámetros y ventiladores mecánicos, tras haberse decretado el estado de emergencia Nacional por el coronavirus.

Ya Bajando la santa maría, el Estado venezolano planificará y establecerá políticas para la adopción de medidas sanitarias; y de distanciamiento social en caso de presentarse futuras oleadas de la propagación del Covid-19, garantizando de esta manera la salud de hombres y mujeres que hacen vida en la sociedad venezolana. La población, en general, contribuirá como entes corresponsables antes las medidas implementadas por las autoridades de salud pública. Los Comandos Unificados Médicos Asistenciales, deberán coordinar todas las actividades que tengan que ver con la administración de la pandemia. El manejo de todas estas estrategias, deberán estar supervisadas; al mismo tiempo, mantener actualizada e informada a la población acerca del estado mórbido de la pandemia, con el sano propósito de minimizar los estados de angustias emocionales; y disminuir las dudas e incógnitas que se presenten. Por todo esto, la pandemia del Covid-19, es asumida por el Estado, bajo el contexto de la protección y administración de desastres.

¡Muchas gracias! Escribe, que alguien lee. El que lee, algo le queda.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 691 veces.



José García

abogado. Coronel Retirado.

 jjosegarcia5@gmail.com

Visite el perfil de José García para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas