El coronavirus y las enseñanzas

Reflexionando sobre este virus que azota el mundo veo que no escapamos a este flagelo, pero debe haber alguna enseñanza que justifique tanta incertidumbre. Periódicamente nos invade algún virus, de esto tenemos un montón de casos, especular sobre el origen de estos nos llevaría muchas páginas pero alguna participación en estos desastres deben tener los laboratorios de guerra bacteriológica, de eso podemos tener certeza.

Cuando observamos el estado calamitoso al que hemos llegado y encima nos cae este coronavirus, no puedo más que pensar que algo positivo debe dejarnos…..en este siglo acometimos una empresa grandiosa, esta fue simplemente manifestar al establishment que abandonamos su portaaviones, ahora construiremos nuestro destino con nuestras propias herramientas, esto fue nuestro acto de insubordinación por lo cual los amos del mundo nos condenaron y utilizando a sus sátrapas nos declararon la guerra.

Así de sencillo puedo resumir las causas por las que hemos padecido tanto, les puede parecer muy simplista mi posición, pero si se escudriña podrá verse tamaña empresa que emprendimos este siglo que no es otra que la segunda y definitiva independencia, claro que tamaña obra no podía circunscribirse solamente a nuestra Patria Venezuela, teníamos que arrastrar a toda Latinoamérica, para ello contábamos con una conducción magistral….ahora no tenemos quien reúna los pergaminos para proseguir esta epopeya.

En este tiempo ya de lo que se trata es de sobrevivir, por lo tanto debemos aprender de todos lados, porque esta debacle se la debemos a generales, empresarios y políticos que nos venden al mejor postor, pero hay otro elemento que es de tan o mayor peso nefasto que nos ha arrastrado hasta aquí, miles o quizá millones de gente sencilla, pueblo mismo, que tuvo acceso a posiciones vedadas y reservadas a los chivos pesados…estos cual marabunda (según nos explicaba nuestro recordado Joselo) arrasan con todo, dejando la miseria y desconsuelo.

Aquí viene la enseñanza de este virus, para librarnos de él debemos tomar medidas colectivas donde nos protejamos mutuamente, el uso de tapabocas en los infectados, medidas preventivas de aseo y acciones para evitar la propagación del virus….es la conciencia de la interdependencia donde todos dependemos de todos, el cero egoísmo porque cada persona que cae puede significar mi pronta caída en esta epidemia. Es exactamente igual en la construcción de nuestro modelo político, El Socialismo…….es un asunto de vida o muerte, la conciencia que tarde o temprano vamos a morir, con la esperanza que sea más tarde que temprano tenemos la obligación de hacer feliz a nuestros compatriotas para que nos recuerden con el amor de haber dejado una obra que perdure en el tiempo….construir esa Patria Potencia está en nuestras manos….siempre lo ha estado.

 

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1591 veces.



Jorge Sánchez


Visite el perfil de Jorge Sánchez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas