La Tableta Universitaria y “Papito” Estado

Ayer, con motivo del día del estudiante; el camarada y presidente de la República, Nicolás Maduro, anunció la entrega de tabletas a los estudiantes universitarios. Venía en un colectivo –bus- y me preparaba para asistir -un poco tarde ya- al evento que tenía pautado el candidato Guillermo Martínez en las casitas y en una cadena oí el anuncio.

Excelente me dije. Muy bueno me repetía insistentemente y mentalmente correaba: “Así, así, así es que se gobierna”. Si pudiéramos darle a cada venezolano y venezolana, todo y cada cosa que necesita para poder vivir como cada uno desea vivir, con sus necesidades básicas y no básicas satisfechas, por supuesto que estaríamos dando una gran lección, pero tal vez no la mejor lección.

Si existiese la posibilidad de garantizarle a cada persona en una sociedad, cualquier cosas que esa sociedad produzca, sin lugar a dudas que estaríamos –tal vez- en el sistema perfecto, pero seguro estoy, que esta perfección riñe con una propuesta socialista.

No me es fácil darme una respuesta al sentimiento que después se me fue formando al ir colocándole atención al anuncio. Pensé en los textos de Paul Baran y Paul Sweezy que leí una explicación a esta inquietud y por eso no me era fácil una explicación a la dudas.

Hay en esta decisión una razón "cultural" y pregunté: ¿Qué tipo de relación guarda este anuncio del gobierno con ese lema que nos dejara Karl Marx, que entiendo es una síntesis de su modelo y cuyo contenido dice así: “cada uno según su capacidad y cada uno según sus necesidades”?

En el trayecto hacia la actividad política que me movía, oía e iba viendo cosas que no es necesario detallar pero que son situaciones problemáticas y cuya atención aún están pendientes y aunque hay esfuerzos para resolverla, andan a medio camino. Si no existiera una escuela primaria en condiciones de recibir una manito o un cariño, esta decisión de darle tabletas sería del carajo; pero con todo el esfuerzo que se ha hecho; existen escuelitas que necesitan más de una mano de apoyo. No terminar esto y dar la tableta a los universitarios no es un cambio revolucionario, respeto a la IV, que siempre privilegio a la educación universitaria.

Aún con el esfuerzo que se ha hecho, hay niños que no han tenido la oportunidad de ser niños y andan por las calles bajo el demonio de las drogas. Pienso que antes que la tableta para los universitarios, hay que erradicar este mal primero. Es una necesidad más urgente y aunque podrán decirme que la tableta es una inversión menor que la de resolver el problema de los niños en la calle; la situación de estos niños es una cosa horrible que aún llevamos sobre los hombros.

El “Estado Socialista” no puede ser un poder para ir creando e inventando caprichos y soluciones, si previamente no ha resuelto primeros las más graves. Démosle tabletas a los universitarios, pero cubramos esta necesidad; si previamente hemos resuelto el grave déficit que arrastramos de la IV y la educación universitaria, llamada en la IV, educación superior, no creo que sea esta –la tableta- una necesidad primaria. Es más, creo que en este momento; el Estado ha realizado un gran esfuerzo en la educación universitaria y si la renta petrolera fuera infinita, sería interesante avanzar y darle todo a un estudiante universitario, pero ya él, frente a los niños que aún quedan en la calle y otras situaciones no resueltas, es un privilegiado. Hay situaciones primarias que debemos erradicar ya y no es bueno seguir trasmitiendo esa idea de un “papito Estado”, dispuesto a resolver todos los caprichos.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3073 veces.



Claudio Dominguez


Visite el perfil de Claudio Dominguez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /tecno/a177383.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO