Medicamentos genéricos ¿qué está pasando?

Para nadie es un secreto el monopolio que se establece para el control y distribución de medicamentos para enfermedades en el entorno de pacientes que han sido intervenidos para la realización de trasplantes, con los llamados medicamentos que controlan el rechazo y que deben ser ingeridos de por vida por los pacientes trasplantados. Es el caso de los trasplantados de riñon como uno de los más emblemáticos, se trata de Myfortic (micofenolato sódico) y Cellcept (micofenolato mofetil), de los laboratorios suizos Novartis y Roche respectivamente, aparentemente son dos laboratorios, con la excepción que el primero de los mencionados adquirió el 51% del segundo, lo que establece una sola oferta en el mercado de estos productos.

La penetración y control de estos laboratorios se pone en evidencia cuando examinamos el gremio médico fundamentalmente los nefrólogos y trasplantologos, cuyo acto médico va seguido del récipe con ambos productos, inclusive desde el año 2009 ha habido varias reuniones del gremio para evitar que en el mercado entre un producto distinto a estos. Para acceder a la semiespecialidad de trasplantalogos se realiza un (fellow) con duración de un año en dos entidades públicas: UCV y Hospital Miguel Pérez Carreño.

Existe otro medicamento de origen genérico llamado Micoflavin de origen Hindu, aprobado por el Instituto de Higiene y cuyo precio es mucho menor, estamos hablando que los dos primeros tienen un precio aproximado la cajita de Bsf 3.000,oo.

El caso que nos ocupa reúne condiciones de descrédito de este último, inspirado por estas transnacionales, no solo utilizan al gremio médico como los paladines del negocio a cambio de Congresos y otros eventos que financian a todo dar, sino bajo la pantalla de una Asociación de Pacientes trasplantados que se ha dado a la tarea de catalogar el medicamento genérico como peligroso en su uso habitual, cosa que raya en la más elemental mentira, dado que ha sido probado y aprobado por el Instituto de Higiene.

Evidentemente, que estamos ante un caso extremo de las vanidades del mercado capitalista de dominio y el manejo de una oferta monopólica que afecta las finanzas a nivel individual y a las Instituciones del Estado en la adquisición de estos productos, es la hora de derrumbar estas adversidades que chocan con el espíritu de un gobierno de orientación social y clara tendencia inclusiva, estas cosas no deberían estar pasando y solo ocurren por la infiltración de funcionarios corruptos que se venden al mejor postor.

En términos generales, podemos decir que el problema de la inflación en Venezuela es generado por monopolios y oligopolios, este es un buen ejemplo de ello, de tal manera que, la lucha debe estar dirigida hacia la eliminación progresiva de estos en cada actividad económica, ocurre en el sector alimentario tanto de productos nacionales como de importación, en el sector de artefactos eléctricos y línea blanca, en el mercado de computadoras, entre otros, lo que debe llevar a la conclusión, que el problema estructural que ello significa hay que desmantelarlo en forma definitiva y la única forma de hacerlo es con medidas profundas que trasciendan al capitalismo y no son otras que la implantación del socialismo bolivariano apoyado en la teoría que como plataforma ideológica supone la aplicación de principios que vayan dirigidos a la transformación de la sociedad capitalista en una socialista.


rafaelfebles@yahoo.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 4292 veces.



Rafael Febles Fajardo

Economista. Msc. Seguridad Social. U.C.V.. Militante revolucionario. Locutor. Articulista Correo del Orinoco. Poeta y escritor de la revolución bolivariana

 rafaelfebles@yahoo.com      @rafael_febles

Visite el perfil de Rafael Febles para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Rafael Febles

Rafael Febles

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /tecno/a100801.htmlCd0NV CAC = Y co = US