Barquisimeto decolonial: una mirada desde la obra del cronista Ramóm Querales, 1937-2025

I

Autoridades civiles, militares, eclesiásticas, académicas-universitarias, directores de escuelas y liceos; medios de comunicación, cámara de comercio, organizaciones políticas y, en general, las llamadas antaño “Fuerzas vivas”, así como las comunidades populares al menos desde mediados del siglo XX tienen un aparente conflicto entre la historia-acontecimiento y la historia-conocimiento, en lo que conscientes de ello o no hacen un “uso y abuso de la historia”, en desmedro de la memoria de la ciudad y la región de Barquisimeto; sin embargo, verdad también es que no pasa de ser un falso dilema, dado que lo que se exalta o conmemora es la “colonialidad”.

¿Cómo hacer entonces un constructo novedoso y realista sobre la historia de esta ciudad? Creemos que, desde la obra del poeta, intelectual y cronista oficial de la ciudad de Barquisimeto, Ramón Querales (1937-2015) se puede tener una mirada decolonial y novedosa a este tema-problema. Además de reafirmar que se requiere una ruptura epistemológica y axiológica de parte de las autoridades civiles, militar-policial y académica, entre otras ya señaladas, a objeto de lograr un isomorfismo o coherencia política-ideológica entre la historia-acontecimiento o factual y la historia-conocimiento que se enseña y usa como referencia para las fiestas de la nación y las ciudades nuestras latinoamericanas y caribeñas. 

El propósito viene a ser que contribuir a reafirmar la seguridad de la nación en los ámbitos geográfico-territorial, cultural y educativo, o en la conformación de una nueva ciudadanía y subjetividad revolucionaria que deslastre la actitud colonial y servil que aún predomina. Porque como sostienen el historiador y filósofo caraqueño Vladimir Acosta en uno de sus libros aún no hemos salido de la colonia, pues, seguimos viviendo según los relatos, contravalores y actitudes coloniales. 

Alcaldes y gobernadores pueden contribuir en mucho en este sentido, en concreto, así como el actual Burgo Maestre mediante referendo cambió el nombre de una populosa parroquia que habían asignado el cognomento de Juan de Villegas, el conquistador español, por el Guerrera Ana Soto, una mujer de la etnia Gayón, según fuentes orales; eventualmente, también se pudiera cambiar hacia abril, mayo o junio la celebración de la fundación hispana de Barquisimeto. Ello, claro, si se toman las previsiones para la Feria Internacional de Barquisimeto que, como tono no es sino un gran negocio. Cuestión que no es nueva, porque las ferias son de una tradición medieval, donde en los burgos se exhibían las bondades de las ciudades y sus productos, asunto que continuó en la modernidad y la contemporaneidad. 

Previa a tal accionar político-administrativo tuvo lugar algunas acciones de hecho, por parte del llamado “Chavismo Salvaje”; para alarma de unos y celebración de otros, porque realizaron de manera simbólica y fáctica una ruptura de la tradición que celebra y exalta la colonia y sus personajes principales: el derribo de las estatuas de los conquistadores Cristóbal Colon, en Caracas (1)  y Juan de Villegas (2), en Barquisimeto, ¿habrá que esperar que para cambiar la celebración de Barquisimeto en los días que corresponde alguna barrabasada similar?  ¿Un gesto simbólico que remueva la conciencia de las autoridades? ¿O ya el chavismo salvaje ya no existe? ¿Ya no existe la repolitización de años atrás? 

II

En fin, volviendo al punto, de Barquisimeto han propalado una especie que ya forma parte de las representaciones e imaginarios sociales instituidos. A saber, la ficción narrativa sobre la fundación hispana de la ciudad, que el Hermano Nectario María en su ya clásica obra ubicó de manera provisional al acto de repartición de las encomiendas el 14 de septiembre de 1552 por el conquistador Juan de Villegas a los “principales”, pero otras referencias señalan que la fundación puede corresponder a los primeros días de abril o mayo (Omar Garmendia G.  / “Memoria Ajena. Barquisimeto, Cotidianidad y Crónica” / Venezuela, 2018, documento en línea, disponible en correo de Lara https://correodelara.com>). 

III

Lo anterior es un asunto que no se va dilucidar aquí, primero porque ya el cronista Querales realizó las precisiones necesarias, al menos su libro Revisión de la historia de Barquisimeto. Dice una nota de la editorial El Perro y la Rana que de don Ramón Querales (Matatere, municipio Iribarren, 1937-Barquisimeto, 2015) que su obra comprende poesía, crónica periodística e investigación social, en la que sigue el más riguroso método histórico y aún la metodología marxista o el materialismo histórico (3). 

IV

Es en la poesía donde don Ramón Querales en las décadas de 1960, 70, 80 y 90 va hilvanando una creación que si bien aborda una temática socio-política o lírica, introduce también una perspectiva ontológica o visión de la realidad que reivindica la ancestralidad, las creencias y prácticas sociales típicas de las formaciones aborígenes, por lo no descarta que Barquisimeto sea antes que colonial, decolonial. Por ejemplo, en este poema: 

 

Nombres sagrados

 

 1 Estos son los nombres de los padres Verdaderos,

creadores de nuestros antiguos padres:

Yivat, es el Viviente,

el iluminado Móvil;

3  

Yi, es la Madre de nuestros Antiguos Padres,

la Fertilizadora de las semillas.

la Rama Sagrada de quien fluye la vida

de todas las cosas creadas;

4  

Iñigak es el Amigo, el Gran Guaro mensajero,

la Luz Emplumada de Yivat

el Dador de la Simiente,

el Distribuidor, el Hermano,

el Tío Dispensador de Alimentos,

Iñigak es el Trasladador de la vida.

Él administra las formas de la sucesión,

y lleva en sus garras azules

la vida que sale de un cuerpo a otro;

6  

él fija los lazos de la recurrencia vital;

solo él puede pronunciar nuestros nombres

porque él es realmente nuestro Dueño;

8  

él nos acompaña en nuestros juramentos

y en nuestras acciones.

___________________

  1. DÍA DE LA RESISTENCIA INDÍGENA EN LA VENEZUELA DE CHÁVEZ

Arrasan en Caracas una estatua de Cristóbal Colón con 100 años de antigüedad

Una turba que se manifestaba por las calles de Caracas en conmemoración del Día de la Resistencia Indígena (Hugo Chávez abolió el Día de la Raza en 2002) destruyó este martes el monumento erigido al Almirante en el Paseo de Colón. Horas antes, el ex golpista rindió homenaje al cacique Guaicapuro, que se levantó contra los españoles a mediados del siglo XVI. Precisamente, los maleantes que causaron el destrozo exigían que el paseo fuera rebautizado con el nombre de dicho jefe indio.

LD

13/10/2004 - 01:36

(Libertad Digital) Los vándalos derribaron la estatua –creada en 1904 por Rafael de la Cova para conmemorar el cuarto centenario de la llegada del Almirante a tierras venezolanas (1498)– luego de escenificar un juicio en que declararon a Colón culpable de “genocidio”. Las fuerzas del orden no hicieron acto de presencia en momento alguno.

“Esto no es patrimonio histórico (...), es el símbolo de una conquista que fue una globalización a sangre y fuego”, profirió Vitelio Herrera, un estudiante de Filosofía que tomó parte en la destrucción del monumento y de cuyas palabras se hace eco El Universal.

Según otro rotativo capitalino (El Nacional), los vándalos pintaron en el pedestal frases como “Juicio a Colón por genocidio”, “Colón=Bush” y “La resistencia (indígena) continúa”.

Previamente, el presidente del país, el ex golpista Hugo Chávez, rindió homenaje al cacique Guaicapuro, que encabezó un levantamiento antiespañol en el siglo XVI. Desde que hace tres años un decreto presidencial suprimiera el Día de la Raza, el 12 de octubre ha pasado a ser el Día de la Resistencia Indígena, en el que se rinde homenaje a la “autoafirmación americanista”, según el propio Chávez.

El ex golpista aprovechó la jornada para exhortar a los iberoamericanos a que siguieran su ejemplo y dejasen de celebran el Día de la Raza, ya que a su entender el Descubrimiento desencadenó un “genocidio” que se prolongó por espacio de 150 años.

(2) LA DIGNIDAD ESTÁ EN LA CALLENOTICIASVU

(VIDEO) Otra estatua derrumbada por el pueblo, esta vez en Barquisimeto

enero 20, 2011vocesurgentes

Exigen reemplazar la imagen del genocida Juan de Villegas por la de Simón Rodríguez

20 – 01 – 11.- El domingo, 15 de enero, trabajadores y trabajadoras de la educación más una diversidad de colectivos sociales y políticos realizaron una actividad en honor al día del educador, salieron desde la Plaza Bolívar rumbo a la Plaza La Mora con el fin de derrumbar la estatua de Juan de Villegas, conquistador-asesino de los aborígenes gayones, jira jaras y otros pueblos qué habitaron la zona de Barquisimeto. La estatua fue puesta en la Plaza la Mora en conmemoración de dicho figura como fundador de Barquisimeto. Los colectivos, en un esfuerzo de revindicar la lucha para la soberanía y la educación liberadora por encima de la mentalidad imperialista, llevaron la propuesta de cambiar el nombre de la plaza a Simón Rodríguez en honor al gran maestro de Simón Bolivar. Vale la pena destacar que desde hace varios años estos diversos colectivos han pedido a la municipalidad de Barquisimeto el cambio de nombre a esta plaza por el de un ilustre venezolano, sin ninguna respuesta antes de tomar la decisión de derrumbar la estatua por decisión propia.

Después de realizar un juicio popular, se tumbó la estatua de Juan de Villegas, reemplazándola con una conmemoración de Simón Rodríguez. Hubo debate entre los colectivos en cuanto el destino de la estatua después de ser desmantelada. Algunos sectores insistieron en preservarla en su estado original en un museo, sin embargo, las mayoría insistieron en decapitarla como símbolo del proceso de descolonización y qué la entrega solo se puede realizarse al consejo comunal competente para que deciden a través de asamblea, el destino final de la estatua y la plaza.

La actividad se realizó sin mayor incidente ni represión.

Los policías estadales llegaron después de llevar acabo el acto de derrumbar la ex-statua con cámaras y equipos anti-motín, sin embargo no entraron a la plaza y se fueron bajo los gritos del público, después de tomar fotos y hablar con algunos observadores.

El día lunes, el gobernador, Henri Falsón, sin mayor sorpresa, declaró en contra la actividad y puso una orden de captura para los participantes en el derrumbe, señalando particularmente a Carlos Sieveres del Frente Revolucionario de Inquilinos y Ocupantes (FRIO) y Movimiento de Pobladores. Los y las participantes, por medio de declaraciones en los medios regionales han declarados firmes en su acción contra el símbolo de genocidio y hacen el llamado para la solidaridad ante cualquier agresión por parte de la gobernación frente a este acto revolucionario.

¡Que siguen cayendo todas las estatuas, trazos de imperialismo, genocidio e ideas muertas por toda nuestra pachamerika grande, desde Alaska hasta la Patagonía, para que renazcamos, brotando en liberación y soberanía!

 

(3). “Consta de más de sesenta títulos, entre ellos poemarios, ensayos, antologías, trabajos biblio-hemerográficos y de historia municipal. Es cronista oficial del municipio Iribarren y se desempeñó por varios años como investigador en el Centro de Estudios Latinoamericanos Rómulo Gallegos, la Universidad Centro Occidental Lisandro Alvarado, Fundacultura, Biblioteca Nacional y Academia Nacional de la Historia. Ha colaborado con innumerables publicaciones periódicas del estado Lara, de Caracas y de España. Ha fundado y dirigido varias revistas y periódicos”.

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1710 veces.



Luis B. Saavedra M.

Docente, Trabajador popular.

 luissaavedra2004@yahoo.es

Visite el perfil de Luis B. Saavedra M. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Regionales


Revise artículos similares en la sección:
Cultura y tradiciones