Racionamiento a granel en el Táchira

Siendo la cola del sistema eléctrico nacional junto al estado Zulia, pudiera ser entendible la cotidianidad de afectaciones en medio del modelo de guerra económica y multifactorial por la cual hemos sufrido todos; comprendo las explicaciones oficiales a pesar de la ridiculización a lo que son sometidas por la ultraderecha a cada momento en las redes y todos sus medios, no obstante, debemos autocríticamente asumir nuestras debilidades, errores y malos manejos después de 21 año de revolución.

Luego de los anuncios hechos por el Comandante Chávez sobre inversiones millonarias que conducirían a la estabilización del sistema eléctrico nacional, luego de casi una década de establecida dicha meta, todavía hoy día nuestro sistema es vulnerable; más allá de los sabotajes indiscutibles a los que es sometido con regularidad. Sus trabajadores en medio de las limitaciones y críticas despiadadas, terminan siendo héroes anónimos que garantizan ante cada eventualidad, la respuesta oportuna y eficaz para reestablecer el sistema con mucho sacrificio y esfuerzo.

La revolución bolivariana debe a su pueblo una investigación y aclaratoria contundente de los alcances de la inversión hecha por el Comandante Chávez y la administración de esos recursos por cada uno de sus responsables; si alguien se equivocó, dilapidó o se robó los reales que asuma sus consecuencias, no hablarle al pueblo con la verdad hace a veces mucho más daño a la revolución bolivariana, que los terroristas de la derecha.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 569 veces.



Luis Alberto Duarte


Visite el perfil de Luis Alberto Duarte para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: