El PSUV Anzoátegui, Definitivamente Ciego y Sordo

Los pueblos, tal vez en mejores condiciones y con palabras más directas y sencillas que los científicos, encuentran o tienen formas más óptimas para realizar síntesis que logran explicar los problemas y fenómenos que le rodean. Es sabio y popular este decir: El peor ciego es el que no quiere ver y el peor sordo es ese que no desea oír. En ese decir hay síntesis de saberes.

Como ya les he comentado a través de estos artículos, la soledad de mi apartamento y la rutina con mis amigos que visitos con frecuencias en uno de esos puntos claves de boulevard 5 de julio en Barcelona, llegado un momento, esa compañía acelera un cierto estado depresivo y para escaparme de esa especie de tormento, emprendo un retiro espiritual  hacia a Caracas para verme con viejos camaradas y sentir por unos días, el calor de dos de mis nietas. Era este el último viaje que por el año 2011 emprendía a la capital y tenía previsto pasar más de cinco días para desintoxicarme de los temas de rutinas que embargan el pensar de los camaradas de Barcelona.

Una de mis fuentes de información es jubilado y además tiene su chamba como asesor de una comisión de la Asamblea nacional y sé que ayuda bastante por su experiencia política, sus conocimientos y su manera de establecer relaciones. Es el mejor sentido de la palabra, un ejemplo en el ámbito humano de esa cosita que inventó hace siglos Arquímedes. Mueve porque el camarada tiene fuerza políticamente hablando. Concertamos para vernos en la oficina que tiene en la asamblea Nacional y le pedí que me ilustrara más sobre las últimas informaciones que me había ofrecido sobre el Estado Anzoátegui.

Para el momento que nos vimos en su oficina de la Asamblea Nacional, era jueves 08 de diciembre y me llevó una bomba que explotó en plena cara porque me suponía que mis recomendaciones habían sido más o menos entendidas y compartidas por el PSUV Anzoátegui, no porque venían de un adulto mayor en pleno goce de  todas facultades físicas, intelectuales y las otras, sino porque era una oportunidad para que esta cosa que llamamos PSUV Anzoátegui asumiera la función de un partido revolucionario y dirigiera el proceso. El camarada muy pausadamente, con lo cual me ofreció otra razón para comprender su desapego con el oriente, me dijo hasta hoy jueves 08 de diciembre las diferentes autoridades del Poder estadal y municipal del estado Anzoátegui están en deuda con la entrega ante el Consejo Federal de Gobierno del denominado plan de inversiones, cuya presentación es necesario para que el Fondo de Compensación pueda hacer los respectivos apartados correspondiente al ejercicio 2012.

El Camarada me agarra a preguntas ¿El PSUV Anzoátegui entiende la importancia de esto que llaman plan de inversiones? ¿Sabes qué es? ¿Sabe que debe contener? ¿Entiende que el 2012 es un año electoral y que por una mala costumbre, todo hay que dejarlo para estas fechas?

Sin darme tiempo a un respiro, el camarada me suelta otra que ya la había considerado en un artículo anterior pero suponía que por una acción de presión del PSUV Anzoátegui, las cosas estaban encaminadas. Pausadamente y con un papelito en la mano; el camada me recalcó que el Estado Anzoátegui tiene un bajo nivel de ejecución de los recursos del FCI y aún tiene pendiente por ejecutar recursos el FIDES y LAEE que vienen desde hace más de cuatro años. Oriental desapegado de estas tierras, seguidamente me preguntó, ¿no hay problemas por allá?

No tuve respuesta y de tenerla, no resolvería nada con ofrecérsela. Yo me preguntaba: ¿Leyeron los camaradas del “grupo” de los 15 los artículos que le escribí especialmente para ellos? ¿Se preocuparon? ¿Organizaron una reunión de análisis? ¿Exigieron celeridad en estas cosas? No tengo respuesta y ni tenían la obligación de leer estas vainas que escribo, pero evidentemente, si no quieren ver; los 15 son una perfectos ciegos y si no quieren oír son unos perfectos sordos.

Un equipo en representación de un partido revolucionario, hubiese puesto empeño y movido cielo y tierra para conducir cosas y problemas. La responsabilidad es doblemente por omisión. Los primeros omiten y el equipo de los 15 que son la expresión de un partido revolucionario, hacen también un acto de omisión.

@ClaudioElcuaco

dominguezclaudio15@gmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 4778 veces.



Claudio Domínguez


Visite el perfil de Claudio Dominguez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /regionales/a135403.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO