PSUV y gobierno de Sucre...Qué está pasando?

En el estado Sucre podemos decir que llueve y no escampa. Nuestra entidad ha sido víctima de las promesas incumplidas. Pasto para la demagogia de cuanto candidato a la presidencia ha pasado por estas tierras y cuanto gobernador ha llegado al cargo. Como referencia del maltrato y una condena que no entendemos, los índices de pobreza y desatención nos ubican todavía a la cola de todos los estados del país. No ha bastado nuestro potencial turístico, pesquero, agrícola y humano. El sucrense ha subsistido a fuerza de coraje, abrigando siempre la esperanza en los coterráneos que llegan a ocupar altos cargos en el gobierno. Así sucedió en la cuarta república y así ocurre ahora. No damos pie con bola. Nos siguen tratando como gallina que mira sal.

En los últimos 50 años podemos presentar un muestrario de promesas incumplidas. Retahíla de atrevimientos emocionales, propios de los discursos demagógicos y de candidatos bien lejos de aquella premisa de nuestros abuelos…”mi palabra es un compromiso”. Planta de soda ash, astillero, autopista Cumaná-Puerto la Cruz, petrocasas, etc. En Cerro Colorado hay biblioteca inconclusa desde hace 25 años que es una vergüenza para los egresados y personal de la UDO que han ocupado y ocupan cargos en el gobierno. En el recuerdo quedó aquel proyecto de Ciudad Marina en los terrenos del viejo aeropuerto, que no era faraónico, presentado por el Arquitecto Meléndez.

Si algo emocionó y entusiasmó al mundo Bolivariano sucrense fue aquella propuesta que hizo el Presidente Chávez en la toma de posesión del actual gobernador de convertir a esta entidad en “el primer estado socialista de Venezuela”. ¿Qué pasó? ¿Quién no dio la talla? Sin mayores comentarios, eso quedó en el olvido. En el recuerdo. Seguramente Chávez no se imagina que dos años y medio después ese conglomerado, que aún respeta su liderazgo, está decepcionado, incrédulo pero aún esperanzado. Porque no hay ni el asomo de convertirnos en estado socialista. ¿Por qué? Por la sencilla razón que este gobierno regional se volvió un arroz con mango. Se dañó la brújula. La derecha impuso su ley, y a cada santo se le debe una vela. Son precisamente los trabadores del ejecutivo regional con sus mil necesidades los más descontentos.

A este rosario sumamos otra perla. El PSUV es un verdadero despelote. Sin liderazgo ni autoridad. Dividido en mil pedazos. ¡Muchos caciques y pocos indios! Y si quieren muestra del descontento que existe en nuestra población por la gestión gubernamental vayan a la calle, conversen con la gente. Día tras días las paredes de nuestras ciudades y pueblos reflejan un clamor que debe ser oído por quienes son Dirección Nacional del PSUV y el mismo Presidente Chávez. El sucrense está cansado de las tracalerías y tracaleros de la política. Es injusto que todos los sectores políticos de la Revolución no se sienten, ahora mismo, a debatir y buscar solución a la situación de descalabro del PSUV en Sucre y a la ineficacia gubernamental. ¡El pueblo de Sucre está bravo! ¡Bien bravo!


revolcones76@yahoo.com.ve


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3385 veces.



Juan Azócar


Visite el perfil de Juan Azócar para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Juan Azócar

Juan Azócar

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /regionales/a120748.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO